Como leer la Torá

Esta es una orientación para leer los resúmenes de los capítulos de la Torá publicados en este blog:

La Torá establece las bases de la teoría y la práctica para alcanzar la vida espiritual. Ni Adán ni Abraham recibieron el método completo para alcanzar al Creador; sólo Moisés. Todos los otros textos son comentarios, esto es, la descripción de otras formas para alcanzar al Creador o descripciones de haber parcialmente llegado hasta EL.

La Torá, viene de las palabras Ohr, Luz, y Ora’a, instrucciones. Está escrito en el Lenguaje de Ramas, que llama a las fuerzas espirituales por los objetos que producen en nuestro mundo. Así que aún cuando pensemos que está describiendo nuestro mundo, en realidad está describiendo fuerzas espirituales, puesto que en el mundo espiritual hay solamente fuerzas sin materia.

¿Por qué necesitamos estás descripciones del Mundo Superior?

  1. Para que al leerlas, invoquemos la influencia de la Luz de Corrección (Ohr Makif).
  2. Para que una vez que nos hayamos corregido mediante la Luz, nos llenemos de Ella en la medida de la corrección.

Si no fuera por éste método, permaneceríamos en el nivel animado de la existencia para siempre. No podríamos alcanzar en nivel de la eternidad, la perfección y la equivalencia con el Creador.

El Lenguaje de Ramas (que describe a la Fuerza Superior con la ayuda de sus resultados o ramas) tiene cuatro modificaciones, en otras palabras, hay cuatro Lenguajes de las Ramas:

  1. El lenguaje de Tanaj – Narración histórica, como la que se usa en el resumen del capítulo de la Torá que se publican en este blog;
  2. El lenguaje de Halaja – leyes;
  3. El lenguaje de Hagadot – leyendas;
  4. El lenguaje de la Cabalá – este lenguaje es el más cercano a las raíces espirituales y el más preciso de todos. Para más información, vea el artículo de Baal HaSulam, “La Esencia de la Sabiduría de la Cabalá”.

Mi sugerencia: Conforme lea la Torá, empiece imaginando que está hablando de egoísmo, el deseo que necesita corregirse, para que en lugar de ser utilizado para uno mismo, sirva para beneficiar al prójimo (o al Creador, que es lo mismo); esta corrección ocurre gradualmente, en partes. Todo se divide entre la fuerza de otorgamiento (el Creador) y la fuerza de recepción (la creación). La parte de la creación que está corregida o que atraviesa la corrección se llama Israel (Isra-El – directo al Creador). También tiene partes que se llaman gente, gobernantes, esclavos (de los deseos), supervisores (de la corrección), Levitas, Cohens, y así sucesivamente. Verifique por sí mismo qué tanto puede usted discernir sobre las acciones de las fuerzas que gobiernan nuestro mundo detrás de las escenas “teatrales” que lee.


Material relacionado:

El siginificado secreto de la biblia

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta