El Libro del Zohar – Capítulo, “¿Quién es tu compañero?”

El Libro del ZoharCapítulo, “¿Quién es tu compañero?” (Abreviado)

61.  Rabí Shimón dijo: “Cuánto esfuerzo debe hacer el hombre en la Torá de día y de noche, pues el Creador es severo con aquellos que se acercan a Él.  Y con cada palabra que el hombre alcanza con su esfuerzo en la Torá, construye un firmamento.”

62.  Cuando la Torá se renueva por la boca de alguien (la Luz de Jojmá se revela en el Masaj de Peh de Rosh), esta renovación (nueva corrección) asciende y aparece ante el Creador (en el Mundo del Infinito).  Y el Creador (la Luz general de Jojmá) acepta esta sabiduría (la recién revelada Luz de Jojmá), la besa (se une a ella), y la adorna con setenta adornos (Sefirot del cuerpo del alma).  Y la sabiduría renovada (la Luz de Jojmá) asciende y se establece en la cabeza de los justos que reviven los mundos y luego vuela y se remonta a través de 70,000 mundos hasta que asciende a Atik, la Sefira Keter.  Y todo lo que existe en Atik es Sabiduría Excelsa, oculta.

63. Y esta sabiduría oculta, que se renueva aquí en este mundo, asciende y se une con Partzuf Atik, entra a 18 mundos, en donde, “Ningún ojo ha visto al Creador además de ti.”  Las almas surgen de ahí y aparecen ante Atik, completo y perfecto,  Entretanto Atik los adorna con 370,000 adornos y la sabiduría se transforma en un firmamento.

64.  Y así, la corrección del hombre en este mundo crea firmamentos, los Cielos nuevos, que aparecen ante Partzuf Atik: estos son “firmamentos renovados”, ocultos por la Sabiduría Excelsa.  Y todas las otras partes de la Torá que no son renovadas mediante la Sabiduría Excelsa aparecen ante el Creador, ascienden y se convierten en “las tierras de vida”,  (Artzot HaJaim).  Después descienden y adornan la tierra: y de todas las renovadas, cobra vida una nueva tierra.

65.  Está escrito, “Cuando la nueva tierra y los nuevos Cielos, que yo hago.”  Está escrito “Yo hago”, en tiempo presente, pues se hacen al revelar los secretos de la Torá.  Y está escrito sobre esto,  “Y yo lo pondré en tu boca y en la sombra de las vestiduras de tus manos,  para que pueda yo tomar los cielos (renovados por la Torá) y colocar los cimientos de la tierra.”

66.  ¿Cuál es el significado de, “en la sombra de las vestiduras de tus manos”?  Cuando la Torá le fue entregada a Moisés, miles de ángeles aparecieron como para herirlo levemente con las flamas de sus bocas. Pero, el Creador lo protegió.  Entonces ahora, cuando la renovación en la Torá asciende y aparece ante el Creador, Él la protege,  y  resguarda a quien la realizó, para impedir que los ángeles lo encuentren y lo envidien, hasta que un nuevo Cielo y tierra se hagan de la renovación en la Torá.  Por lo tanto, se dice, “Tomar los Cielos y colocar los cimientos de la tierra de la sombra de las vestiduras de sus manos.”

67.  El Creador dijo a estas puertas y a las palabras de la Torá, renovadas por Él: “¿Con quien están ustedes? Ustedes son mis compañeras.  Igual como hice los Cielos y la tierra con Mis palabras, como está escrito,  ‘Con la palabra del Creador se hicieron los Cielos,’ así ustedes crean nuevos Cielos y tierra con su (corrección) trabajo en la Torá.”

68.  Sin embargo, si la renovación de la Torá, por alguien que no sabe  lo que está diciendo, crea un firmamento, por tanto, alguien que no aspira a revelar los secretos de la Torá, todo lo que renueva asciende y el lado inverso del hombre (la parte masculina de la fuerza impura)  y la lengua falsa (de Nukva de la fuerza impura, llamada Tehom Raba, gran abismo), y el hombre inverso brinca 500 Parsaot (medidas de distancia) para recibir esta renovación de la Torá, la toma y hace un firmamento falso con ella, llamado Tohu (abismo).

69.  El hombre inverso entonces vuela a través del firmamento vacío, atravesando 6,000 Parsaot, se detiene y una mujer impura surge, que soporta este firmamento vacío, ella lo deja y mata a cientos de miles, pues ella recibe el poder de volar y atravesar todo el mundo en un instante.

70.  De ello está escrito, “No faciliten la trasgresión infructuosa.”  La Trasgresión se relaciona con la parte masculina.  La Nukva impura (la fuerza femenina) atrae a la parte masculina a la infructuosidad.  Y después, como resultado, se comete una trasgresión, pues la parte masculina atrae a las almas hacia esta Nukva, que se fortalece y mata a la gente.  Y de esta manera ella mata a muchos.  ¿Y, quien provocó todo esto?  Son aquellos que estudian la Torá, pero no alcanzan  “Orah y Morah“, la Luz y el otorgamiento.

71.  Rabí Shimon dijo a sus amigos,  “Les ruego que no pronuncien ningún discernimiento de la Torá, para que ellos no escuchen del Gran Árbol de la Verdad.  No ayuden a la impura Nukva a matar gente.  Ellos abrieron y dijeron silenciosamente, “¡Sálvanos, oh, Misericordioso!”

72.  Vengan y vean, el Creador creó todo el mundo con la Torá.  Y Él miró dentro de la Torá cuatro veces antes que Él creara al mundo.  Esto debe enseñar a la gente a no equivocarse.

73.  Frente a estas cuatro veces, el Creador vio, contó, preparó e investigó lo que Él había creado.  Aún antes que Él lo hubiera creado.  Por lo tanto está escrito,  “En el principio el Creador Et (artículo)”,  cuatro palabras, correspondientes a los cuatro anteriores.  Y después, está escrito: “Cielos”,  frente a todas las cuatro palabras, pues el Creador miró dentro de la Torá, antes que Él empezara a manifestar su pensamiento en la realidad.

Material Relacionado:

Historia de la Cabalá (2:47min)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: