El Libro del Zohar – Capítulo “El Primer Mandamiento”

El Libro del Zohar – Capítulo “El Primer Mandamiento” (Abreviado)

189. BERESHEET BARAH ELOKIM (En EL principio el Creador creó) es el primer mandamiento, la raíz y el fundamento de la creación, llamado “temor del Creador” o RESHEET (principio), como está escrito, “El temor del Creador es el principio de la sabiduría”. También está escrito, “Temor del Creador es el principio del conocimiento”, pues este temor es llamado “el principio”. Y es la puerta (el primer atributo) que conduce a la fe (el atributo de otorgamiento). Y este Precepto (ley del universo) es el fundamento de todo el mundo (todas las demás leyes provienen de él.

190. Hay tres tipos de temor, dos de los cuales no tienen una base, pero uno sí la tiene. Si el hombre teme que sus hijos mueran, o le tiene temor a la enfermedad o a los sufrimientos corporales, o temor por su bienestar material, este tipo de temor (aunque sea constante) no es la base o la raíz, pues sólo consecuencias deseables constituyen la causa del miedo. Este es llamado “el temor al castigo en este mundo”. Pero existe otra clase de temor, el temor al castigo en el mundo por venir, el infierno. Estas dos clases de temor, el temor al castigo en este mundo y en el mundo por venir, no constituyen el temor.

191. El verdadero temor es el temor al Creador, pues Él es Majestuoso y Todopoderoso, Él es la Fuente de todo y todo lo demás no es nada en comparación con Él. El hombre debe concentrar toda su atención en alcanzar esta clase de temor.

192. Rabí Shimon empezó a llorar, clamando, “¡Ay de mi si revelo y ay de mi si no revelo! Si revelo los medios para alcanzar el temor, los pecadores sabrán cómo trabajar para el Creador para su propio beneficio (sin salir de su egoísmo y en consecuencia no se van a corregir). Si no digo cómo alcanzar el temor al Creador, no llegará hasta mis amigos (quienes desean salir de su egoísmo). En donde hay verdadero temor (lo que le permite a uno actuar por encima de su propio egoísmo, y no para su propio beneficio), opuesto a él y por consiguiente abajo, se encuentra un temor malvado, que golpea y juzga. Es el flagelo que azota a los pecadores (castigándolos por sus pecados; es por eso que tiene temor de revelarlo, pues los pecadores pueden aprender a evitar el castigo y el castigo constituye su corrección).

193. Pero en aquel que teme al castigo del látigo, el verdadero temor del Creador no puede descender sobre él. En su lugar, el temor malvado se apodera en la forma de temor por castigo del látigo.

194. Por lo tanto, el lugar que es llamado “temor al Creador” se conoce por el principio del conocimiento. Es por eso que este Mandamiento se incluye aquí. Y es el fundamento y la fuente de todos los otros Mandamientos de la Torá. Y quien observe el Mandamiento de temor al Creador, observa todos los demás. Pero aquel que no observe el Mandamiento del temor al Creador, no observa los otros Mandamientos de la Torá, pues este Mandamiento constituye el fundamento de todos los demás.

195. Por consiguiente, está escrito, “EN EL PRINCIPIO” (que significa temor) EL CREADOR CREO LOS CIELOS Y LATIERRA. Pues quien transgrede el TEMOR, transgrede todos los Mandamientos de la Torá (leyes del Mundo Superior, que están basados en el otorgamiento). Y su castigo es el látigo malvado – el miedo maligno que golpea. Más adelante en la Torá, las palabras, “Y LA TIERRA ERA INFORME Y CAOTICA Y OSCURIDAD ESTABA SOBRE LA FAZ DEL ABISMO Y EL ESPIRITU DEL CREADOR” se refiere a los cuatro castigos de los malvados.

196. SIN FORMA se refiere al estrangulamiento. CAOTICO se refiere a lapidación, las piedras que caen en el gran abismo para castigar de los pecadores. OSCURIDAD significa arder. EL ESPIRITU DEL CREADOR se refiere a decapitar.

197. El espiritu del Creador significa decapitar, pues el viento ardiente (Ruach Se’ara) es una espada flamígera, castigo para todo aquel que no observe la Torá y los Mandamientos que se mencionan después del Mandamiento del temor, llamado “fundamento”, pues incluye todos los Mandamientos. Es porque después de la palabra BERESHEET (PRINCIPIO), que significa temor y más adelante se escribe SIN FORMA, CAOS, OSCURIDAD Y ESPIRITU, las cuatro formas de penas de muerte.

Material relacionado:

Como podemos sobreponernos al miedo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta