El Libro del Zohar – Capítulo, “Entre todos los sabios de las naciones del mundo, no hay ninguno como Tu.”

El Libro del Zohar Capítulo“Entre todos los sabios de las naciones del mundo, no hay ninguno como Tu.” (Abreviado)

161.  Rabí Elazar dijo, “Está escrito,  ‘¿Quién no tendría temor del Rey de las naciones del mundo?’  ¿Qué tipo de alabanza es esta?”  Rabí Shimon replicó,  “Esto ha sido dicho, pero uno no debe entender el verso, ‘Pues entre todos los sabios de las naciones del mundo, y en todos los reinos, no hay ninguno como Tu’ en su sencilla y literal interpretación.  Esto es porque naturalmente hace surgir las intenciones malvadas de los pecadores.  Por lo tanto, su insensatez debe aclararse.

Un filósofo vino hasta mi y dijo,  “Tu dices que tu Creador gobierna a todos los Cielos, y que todos los huéspedes de los cielos no pueden alcanzarlo a Él, ni conocer Su morada.  Sin embargo, esto no agrega nada a Su Magnificencia, como está escrito, ‘entre todos los sabios de las naciones del mundo, y en todos sus reinos, no hay ninguno como Tu.’  ¿Qué clase de comparación es esta cuando el Creador es comparado con el hombre, que no es nada?'”

162. Además, tú afirmas, que tu Torá dice que, “No ha existido un profeta en Israel como Moisés.”  ¡No hay ninguno en Israel, pero sí hay uno entre las naciones del mundo!  Así que yo afirmo lo mismo: no hay ninguno como Tú entre todos los sabios de las naciones del mundo, pero entre los sabios de Israel hay uno como Tú.  Sin embargo, si existiera alguno como Él entre los sabios de Israel, entonces Él no podría ser el Gobernante Supremo.

163.  Rabí Shimon le dijo,  “Tu objetas correctamente que hay algunos entre los sabios de Israel que sean similares al Creador.  Pues el Creador trae a los muertos de vuelta a la vida, sin embargo, Eliyahu y Elisha llegaron y trajeron a los muertos de regreso a la vida.  El Creador hace que la lluvia caiga, sin embargo Eliyahu llegó y abolió las lluvias.  El Creador creó los Cielos y la tierra y sin embargo los Cielos y la tierra revivieron por Abraham.

164.  “El Creador gobierna el sol, sin embargo, Yehoshua llegó y lo detuvo.  El Creador hace Su decreto, pero Moisés de inmediato hace un decreto propio y se cumple.  El Creador desea castigar y los justos de Israel anulan Su veredicto.  Es más, Él nos manda seguir de cerca Sus caminos y ser como Él en todo.”  El filósofo fue y se convirtió en Israel y vivió en el pueblo de Shachalayim y lo llamaban Yosi HaKatan (el pequeño Yosi).  Él estudió la Torá en gran medida y estuvo entre los sabios y los justos de ese pueblo.

165.  Y ahora ha llegado la hora de mirar de cerca este verso (para comprender la esencia dentro de él).  Está escrito que todas las naciones del mundo no son nada ante el Creador.  ¿Empero, como lo exalta esto a Él?  Por lo tanto, esta escrito,  “¿Quién ve al Rey de las naciones del mundo?”  Sin embargo, ¿no es el Rey de las naciones del mundo también el Rey de Israel?  El Creador desea elevar a Israel (el atributo de amor y otorgamiento hacia los demás, la semejanza con Él Mismo); por eso es que El es llamada por donde quiera “el Rey de Israel” (conforme a la intención del hombre hacia el Creador: Israel = Isra-El = derecho al Creador).  Las otras naciones del mundo (las intenciones egoístas) dicen (sobre el hombre) que tienen a otro Rey en los Cielos (las metas egoístas), pues les parece a ellos que Él los gobierna sólo a ellos y no a nosotros (ellos afirman que el gobierno sobre el atributo de recepción y el atributo de otorgamiento, en vista que son opuestos, no descienden de una única Fuerza Superior).

166.  Está escrito, “¿Quién no tendría temor al Rey de las naciones del mundo?” Esto es, su Rey Excelso está ahí para amenazarlos y perseguirlos y hacer con ellos lo que a Él le plazca (así estrictamente el Creador se manifiesta en deseos egoístas). Por lo tanto, Él debe ser temido.  Y todos le temen a Él, Arriba y abajo.  Pues está escrito que de entre todos los sabios de las naciones del mundo(los ángeles que gobiernan sobre estas naciones) y en sus Reinos (Arriba) no hay ninguno como Tu.  Existen cuatro Reinos Arriba que gobiernan sobre todas las naciones del mundo (el egoísmo universal, para llevarlo a la corrección) según la voluntad del Creador.  Y no hay uno solo que puede realizar la acción más pequeña sin Su instrucción personal (pues la meta final determina cada acción).  Los sabios de las naciones del mundo son las fuerzas que los regulan desde Arriba y toda la sabiduría de las naciones del mundo viene de estos gobernantes.  “En todos sus reinos” quiere decir que el Creador gobierna sobre ellos.

167.  Sin embargo, entre todos los sabios de las naciones del mundo y en todos sus reinos, ¡quién de entre ellos puede hacerlo, sino Tu, quién lo hará mejor que Tu!  Pues Tu eres Supremo entre todos tanto en atributos como en obras.  Por lo tanto está escrito,  “No hay nadie más como Tu.”

168.  Rabí Shimon (gozoso por la revelación que todo tiene su origen en el Creador) dijo a sus amigos,  “Esta boda (unificación de las almas con el Creador) debe ser una boda para todos ustedes y ustedes deben traer un regalo (su propia parte en el Maljut común) a la Novia.”  Él le dijo a Rabí Elazar, su hijo, “Presenta a la Novia (Maljut) un regalo, pues al día siguiente Zeir Anpin verá al entrar el dosel nupcial (la Pantalla común con  Or Hozer) al sonido de estas canciones y alabanzas de los hijos del dosel nupcial  (las almas que salen del exilio hacia la adhesión), que están de pié ante el Creador.”

Material Relacionado:

La importancia de la Cabalá y el Zohar

La ciencia de la Cabalá (24:25min)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta