El Libro del Zohar- Capítulo, “El conductor de asnos” Parte I

El Libro del Zohar– Capítulo, “El conductor de asnos” Parte I74.

74. Rabí Elazar, el hijo de Rabí Shimon, iba de camino para visitar a su suegro, Rabí Yosi, el hijo de Lakunya, y Rabí Aba lo acompañaba. Un hombre venía detrás de ellos conduciendo unos asnos. Rabí Aba dijo, “Abramos las puertas de la Torá, porque es hora de corregir nuestro camino.” En arameo, el lenguaje es que está escrito el Zohar, “conductor” quiere decir alguien que espolea. “Es porque la función del conductor de asnos se resume a forzar a los burros a moverse espoleándolos con la orilla de un palo (Hamor, asno, viene de la palabra Homer, materia, egoísmo).

75. Rabí Elazar habló, “El Creador creó el mundo en seis días. Y cada día revela Sus obras y le da fortaleza a ese día. ¿Cuándo reveló Él Sus obras y les dio fortaleza? En el cuarto día de la creación, pues los primeros tres días estaban ocultos totalmente y no se revelaban. Llegó el cuarto día y Él reveló las obras y fuerzas de todos los días.

76. Hay fuego, agua y aire, los primeros tres días de la creación. Aunque ellos sean los cimientos iniciales Excelsos de todos lo que seguirá, sus acciones no son reveladas hasta que la tierra, es decir Maljut, los revele. Sólo entonces el trabajo de cada uno de los cimientos Excelsos se revela. Por lo tanto, el poder de los tres días es revelado en el cuarto día.

77. Sin embargo, el tercer día puede describirse mejor como el que revela la creación de los tres primeros días, como está escrito de ello, “DEJAD QUE LA TIERRA PRODUZCA HIERBA. Es decir, la revelación de las obras de la tierra (Maljut) ya se había efectuado en el tercer día. Sin embargo, aunque está escrito en el tercer día, Tiferet, fue de hecho el cuarto día, Maljut. Pero Maljut se une al tercer día, pues Tiferet y Maljut son inseparables. Y entonces el cuarto día reveló sus obras, para elucidar el trabajo de todos y cada uno, pues el cuarto día es el “cuarto soporte” del Trono Excelso (la Sefira Bina) cuyos cuatro soportes son Jesed, Gevura, Tiferet y Maljut. Maljut revela el poder espiritual de los tres días.

78. Todas las acciones de todas las Sefirot, tanto en los tres primeros días de creación, HGT, y en los últimos tres NHY, son dependientes del día de Shabat, Maljut, GAR de todo el grado entero de ZA y su perfección. Por lo tanto está escrito, Y EL CREADOR DESCANSO EN EL SEPTIMO DIA, SHABAT.” Se refiere al cuarto soporte del trono, ya que el séptimo y el cuarto día son ambos Maljut. Sólo el cuarto día es Maljut que incluye la Sefira Tiferet de ZA, desde el pecho hasta arriba, mientras que el séptimo día es Maljut de ZA entero, y se funden unidos cara a cara en un Zivug.

79. ¿Sin embargo, si Shabat es Maljut, entonces por qué la Tora dice, “Mis Shabats tienes que observar,” que implica dos? Está escrito de las dos partes de Shabbat: la noche (Maljut) y el día (ZA) que brilla en Maljut. Por tanto, no hay división entre ellas pues se funden cara a cara en un Zivug y por lo tanto se llaman dos Shabats.

80. Siguiendo detrás de ellos con los asnos, el conductor de asnos dijo, “¿Por qué se dice ‘Debes temer a la santidad’?” Ellos replicaron, “Esto se refiere a la santidad de Shabat.” El conductor de asnos preguntó, “¿Y, qué es la santidad de Shabat?” Ellos replicaron, “Es la santidad que desciende de Arriba, desde AVI.” El les dijo a ellos, “Si eso es así, ¿entonces el Shabat está sin santidad, pues la santidad descienda sobre ella desde Arriba, desde AVI.” Rabí Aba le contestó, “Es cierto.” Y se dice, “Y, llaman al Shabat un deleite, un día sagrado dedicado al Creador.” Shabbat y un día sagrado se mencionan separadamente. El conductor de asnos preguntó, “Si eso es así, ¿entonces que significa para el Creador un día sagrado?” El replicó, “Es cuando la santidad desciende desde Arriba, desde ZA, y llena Shabat, Maljut.” El conductor de asnos objetó, “Pero, si la santidad desciende desde Arriba, entonces Shabbat mismo no es un día sagrado. Y, sin embargo, está escrito, ‘Santificarás el Shabat,’ es decir, el Shabat mismo.” Rabí Elazar le dijo a Rabí Aba, “Deja a este hombre solo, pues hay mucha sabiduría en él, de la cual no sabemos.” Entonces le dijo al conductor de burros, “Habla, y te escucharemos.”

81. El conductor de asnos abrió (la Luz Superior) y dijo, “Está escrito: Shabatot, esto es, generalmente hay dos. Y esto hace alusión al borde de Shabat que es 2,000 Amah (codos) en cada dirección desde la ciudad. Por eso es que la palabra “Et” se agregó antes de la palabra Shabatot, que designa la forma plural, tanto de Shabat Superior y de Shabat inferior que se unen en uno.”

82. Una Shabat quedó, sin mencionar antes, y se sintió avergonzada. Ella le dijo a Él, “Creador del Universo, desde el día en que fui creada, se me llama Shabat, pero no hay un día sin noche.” El Creador le replicó, “Hija mía, eres Shabat, y Yo te he dado ese nombre. Pero ahora te estoy rodeando y adornándote con el adorno más elevado,” Es la fusión de Yo (Maljut, las noches de Shabat) con el Creador Mismo (ZA) en un único todo.

83. Puesto que el círculo y el cuadrado son Shabatot, ambos están incluídos en la instrucción, “Mi Shabatot observarás.” Sin embargo, el Shabat Superior no se incluye en la instrucción, “Observar”, sino más bien en “Recuerda”. Pues el Rey Excelso, Bina, es tan perfecto como la memoria. Por eso es que Bina se llama “Rey”, cuya perfección se encuentra en la paz y la memoria. Por lo tanto, no hay contradicción Arriba.

84. Hay dos clases de paz abajo, una es Yaakov (Tiferet), y la otra es Yosef (Yesod). Por lo tanto, PAZ está escrita dos veces en el saludo, “PAZ, PAZ, PAZ al que está lejos y al que está cerca.” “El que está lejos” se refiere a Yaakov,y “al que está cerca” se refiere a Yosef. Por tanto, como está escrito, “Desde lejos yo veo al Creador.”

85. “Desde lejos” es el Punto Excelso, que está en su palacio, de lo que se dice, “Debes cuidarte.” “Temerás Mi santidad” se refiere al punto que está en el centro, que debe temerse más que a nada, pues su castigo es la muerte, como está escrito, “Todos los que transgredan ahí perecerán. ¿Quiénes son estos transgresores? Son aquellos que han entrado al espacio del círculo y el cuadrado y han cometido un pecado. Por lo tanto, está escrito, “¡Temerás!” Este punto se llama “Yo”, y existe una prohibición para su revelación llamada HaVaYaH. “Yo” y HaVaYah es un único todo. Rabí Elazar y Rabí Aba desmontaron de sus burros y lo besaron. Ellos le dijeron, “Tan grande es tu sabiduría y sin embargo conduces asnos tras nosotros. ¿Quién eres tú, entonces?” El les replicó, “No me pregunten quién soy yo, vamos a estudiar la Torá. Cada uno de nosotros hablará de su sabiduría para iluminar nuestro camino.”

86. El le dijo, “¿Quién te designó para caminar aquí y ser un conductor de burros?” El replicó, “La letra Yod Jaf se trabó en una guerra con dos letras, y SameJ, para que yo viniera a unirme. La letra jaf no quería dejar su lugar porque tiene que soportar a aquellos que caen, pues sin una pantalla, ellos no pueden sobrevivir.

87. La letra Yod vino hasta mi, solo, me besó lloró conmigo. Me dijo, “Hijo mío, ¿qué puedo hacer por ti? Yo desaparezco de muchas buenas obras y de letras secretas, excelsas y básicas. Pero, yo regresaré a ti y te ayudaré. Y te daré dos letras que son más elevadas que aquellas que han desaparecido, las letras Yod y Shin. Serán para ti un tesoro que siempre estará pleno. Así pues, hijo mío, ve a conducir los asnos.” Y es por eso que estoy aquí en este papel.

88. Rabí Elazar y Rabí Aba se regocijaron, lloraron y dijeron: “Siéntate en el burro y nosotros lo conduciremos.” Él les replicó, “¿No les he dicho que es el mandato del Rey que yo actúe como lo hago, hasta que otro conductor de burros aparezca?” (alude a Mashiaj, quien, como se ha dicho aparecerá pobre y montado en un burro). Ellos le dijeron, “¡Ni siquiera nos has dicho tu nombre! ¿En dónde vives?” Él les dijo, “El lugar en donde moro es maravilloso y muy preciado para mí. Es una torre que se remonta en el aire, grande y única. Sólo dos viven en esta torre, El Creador y Yo. Ese es el lugar en donde moro. Y estoy exiliado de ahí para conducir a los burros.” Rabí Elazar y Rabí Aba lo miraron, y sus palabras no les quedaban claras, pues sabían más dulce que el maná y la miel. Ellos le dijeron, “¿Tal vez quieras decirnos el nombre de tu padre, para que podamos besar la tierra que pisan sus pies?” El respondió, “¿Para qué?” No es mi costumbre alardear de la Torá.

89. Pero, el lugar donde moraba mi padre es el Gran Mar. Y él era un gran pez que continuamente rondaba el Gran Mar de un extremo al otro. Y él era poderoso y envejeció hasta que se tragó a todos los otros peces en ese mar. Y luego los soltó y ellos estaban prosperando y llenos con todo lo mejor del mundo. Y tenía el poder de nadar a través de todo el océano en un instante. Y El lo jaló afuera y lo acarreó con una flecha, como un guerrero, y lo llevó al lugar del que les he contado, a la torre que se remonta en los aires, pero él regresó a su lugar y desapareció en el mar.

90. Rabí Elazar contempló sus palabras y replicó, “¡Tu eres el hijo de la Sagrada Fuente, tu eres el hijo de Rabí Hamnuna-Saba, tu eres el hijo de la Fuente de la Torá, y conduces burros detrás de nosotros!” Ellos lloraron y lo besaron y continuaron su viaje. Entonces él dijo, “Si le complace a nuestro maestro, déjenlo revelarnos su nombre.”

(Estén pendientes de la continuación de este capítulo en su Parte II pronto)

Material relacionado:

Importancia de la cabalá y el Zohar

El misterio del libro del Zohar- duración 00:02:46

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta