entradas en '' categoría

Cuando se trata de la crisis global, no podemos permitirnos las dilaciones

Recibí una pregunta:¿Por qué hace usted una relación entre la crisis financiera y la “revolución global cabalista?”   ¿No es ir un poco lejos?

Mi respuesta: Existe un estado en que los objetos están en solitario y existe un estado en que se unen en un sistema.  Aquí es cuando se revelan leyes nuevas y especiales, las leyes de la globalización, comunicación, interacción e interdependencia.

Los individuos en solitario en el reino animal son egoístas pero tan pronto se unen,  surge una ley que permite a su sistema sobrevivir.  Esta ley los obliga a sacrificarse por el bien del sistema, por su sociedad.  Desde luego, en el reino animal, esto ocurre inconscientemente, está inherente en los animales por naturaleza y la siguen ciegamente.  En el nivel humano difiere por la consciencia misma del hombre.  El hombre debe aplicar las mismas leyes consciente y voluntariamente.

Por consiguiente, en tanto no estuvimos unidos, no era necesario tomar en cuenta al sistema, ni seguir la ley de la Naturaleza de “otorgamiento y amor por nuestro prójimo”.  Sin embargo, tan pronto como surgió una interconexión estrecha en la Antigua Babilonia, la primera civilización global (global en lo relativo a esa época, en un área reducida), entonces se reveló de inmediato la crisis, nuestro desequilibrio con la ley natural de las comunidades humanas, “ama a tu prójimo como a ti mismo.”

En Babilonia, nos la arreglamos para resolver el problema anulando el sistema de civilización.  Nos separamos los unos de los otros y nos esparcimos por todo el planeta.  Sin embargo,  hoy en día estamos conectados y no hay lugar a donde podamos huir.  Podemos intentarlo, pero al hacerlo tan sólo volveremos de regreso al pasado.  No podemos ni imaginar todas las comodidades que perderíamos porque no existe un solo país en el mundo que sea auto suficiente.   Sería como regresar a la época feudal.  Nuestro desarrollo, su forma y paso están predeterminados por la naturaleza y su ley integral.  Por lo tanto, si vamos en contra de ella, percibiremos nuestra oposición a ella en la forma de terribles sufrimientos.

Por eso es que la Cabalá dice que la única opción es reconocer la ley natural de la comunidad humana que es “ama a tu prójimo como a ti mismo”.  Desde luego, este tipo de relación podrá adoptarse sólo cuando cada individuo se corregirá de “para mi propio beneficio”  a  “para beneficio de los demás”.  Puede ser sencillo si:

1.  La sociedad y los medios de comunicación la apoyan y la alientan y desprecian a todos aquellos que no la aplican (sin mediar castigos, sin embargo);

2.  Las personas estudien Cabalá   (para las masas, un conocimiento superficial de la Cabalá sería suficiente) y por lo tanto atraigan nuestro estado futuro que de hecho ya existe.

Yo creo que “aplazarlo sería como la muerte”, en el sentido literal de la palabra.

Material Relacionado:

¿Cómo logramos atravesar de un lado del río al otro a un lobo, a una oveja y una col?

Análisis de la crisis

Guerra eterna en el cielo y en la tierra

Inteligencia en acción

La Libertad (00:03:11)

Al cambiar nuestra intención, cambiamos toda nuestra realidad

Recibí una pregunta: ¿Qué puede hacer cada persona para cambiar la situación en el mundo?

Mi respuesta: Ninguna acción física, política, científica o social puede cambiar nuestro mundo.  Así es que si el mundo no puede cambiarse tal vez podamos cambiar al hombre.  ¿Qué nos puede dar esto?

Los físicos están descubriendo que los resultados de los experimentos científicos dependen de la presencia del hombre, aún cuando ellos no conozcan aún el grado de esta influencia ni su naturaleza.  La Cabalá estudia como es que la consciencia y las intenciones afectan la realidad y cómo podemos controlar esta influencia con el fin de cambiar la realidad.

Existe una realidad inicial, constante y absoluta, el Mundo del Infinito. Además, existe una realidad que creamos con nuestras intenciones.  En nuestro mundo, nunca antes habíamos cambiado nuestras intenciones egoístas.  No sabíamos que al cambiar nuestra intención de “para mi propio beneficio” a “para beneficio de los demás”, verdaderamente podemos cambiar toda la realidad.

No sabíamos que podemos afectar la realidad al grado que podemos volvernos similares al atributo del Creador que es “otorgamiento y amor”.  La Cabalá nos enseña a lograrlo.

Al final de nuestro desarrollo espiritual, estaremos convencidos que la única cosa que tenemos que cambiar somos nosotros mismos (en lugar del mundo).  Al hacerlo, no tan sólo cambiamos nuestro mundo, sino toda la realidad cambiará de corporal a espiritual,  de la vida en el cuerpo a la vida en el alma.

Material Relacionado:

La condición para entrar al Mundo Superior es la Garantía Mutua

Intención y acción

El remedio a la crisis global

¿Qué es rezar? (00:03:53)

La guerra no es la solución

Unas relaciones interesantes pueden empezar a formarse entre naciones

Reportaje noticioso (tomado de MIGnews): El primer ministro de Gran Bretaña, Gordon Brown, ha declarado la guerra (por ahora  diplomática y económica) a Islandia porque los bancos en bancarrota de Islandia se niegan a regresar billones de dólares a sus clientes británicos.

Ya que un déficit actual de la nación, de cuarenta billones de dólares provenientes de ahorradores británicos permanecen congelados en bancos de Islandia.  El gobierno de Islandia se niega a dar garantías por las inversiones de clientes extranjeros en los bancos de Islandia.  Como respuesta, Brown ha retenido los activos de empresas islandesas en Gran Bretaña.

Los Telégrafos Británicos reportan que estas acciones fueron acompañadas de la siguiente declaración: “En lo posible, estamos congelando los activos de las empresas islandesas en el Reino Unido.  Tomaremos acciones más adelante contra las autoridades islandeses cuando sea necesario para recuperar dinero.”

Mi comentario: Todas las naciones se van a encontrar en la misma situación.  Pero no habrá nadie contra quien pelear, puesto que todo está interconectado y no habrá a quien culpar.   Sin embargo, es posible que peleen antes de llegar a entender que tienen que empezar a relacionarse de una manera diferente – cuidarse mutuamente para sobrevivir.

Y más adelante llegarán a darse cuenta que deben “amar al prójimo como a ellos mismos” porque todo lo que es de ellos depende de los demás.  Y más adelante todavía van a alcanzar el nivel de amor por el prójimo,  porque los demás no son “prójimos” tan sólo en lo tocante a las finanzas y la seguridad, sino que de hecho, estamos conectados por naturaleza.  Por medio de la garantía mutua (muy parecido a las garantías en los bancos), las personas alcanzarán la recompensa más elevada, la revelación del Creador.  Hasta el Señor Brown va a comprender lo anterior.

Material Relacionado:

Ama a tu prójimo como a ti mismo, esa es tu recompensa

Debemos unirnos únicamente en nuestros puntos del corazón

La corrección está en la unidad

Agencia Notimex (00:13:56)

Los economistas no se preocupan por la causa de la crisis financiera

Cuando platico con los economistas sobre la crisis, encuentro que a ellos y a mi nos interesan cosas distintas. A ellos no les preocupa la causa de la crisis y están dispuestos a aceptar mi explicación al respecto.  Lo que a ellos los interesa es la evolución de la crisis y lo que necesita hacerse aquí y ahora,  por medio de un banco o de una familia.

Para ahora,  mi propuesta que es necesario corregir las relaciones entre todos, tanto las organizaciones como las personas alrededor del globo,  les parece ingenua, porque ellos aún no perciben cuál es la causa de la crisis, la falta de conexiones amables entre las personas.  Estas conexiones deben provenir del entendimiento que todos somos parte de un organismo y que podemos curar a este organismo sólo si nos ocupamos de todos sus componentes.  Esa es la única manera de resolver este problema global y todas las crisis que gradualmente se le revelan a la humanidad hoy en día.  Se están revelando porque nuestro desarrollo egoísta nos ha traído a un punto en donde todos nos encontramos unidos en un solo organismo.

Con respecto a la crisis global, el proceso apenas se inicia, pero es tan sólo el principio.  Hay muchas cosas que se podrían decir de esto, y hablaremos mucho más en el futuro, sus causas, su progreso, su propósito y las posibilidades de atenuarla, “el camino de la Luz” que la Cabalá nos ofrece en lugar del “camino del sufrimiento”.

Material Relacionado:

El remedio a la crisis global

Solo la Cabalá combina todos los ingredientes exactos

La Historia según la Cabalá (01:30:55)

¿Cómo logramos atravesar de un lado del río al otro a un lobo, una oveja y una col? (¿O, cómo resolver la crisis global?)

Un acertijo sobre un lobo, una oveja y una col: ¿cómo logramos atravesarlos por el río en una barca, sin que uno se coma al otro?

La barca es muy reducida y sólo puede llevar a uno de ellos por viaje: ya sea al lobo, a la oveja o a la col.  Si llevamos al lobo, entonces tenemos que dejar a la oveja en la orilla sola con la col y la oveja se va a comer la col.  Y así sucesivamente.

Debido al egoísmo primitivo de los animales, una situación sin complicaciones se convierte en un problema poco trivial para una persona con mente estratégica.  Parece un acertijo sencillo, pero se necesita tiempo y energía para resolverlo.

Esta anécdota es muy ilustrativa sobre como está estructurada la civilización moderna.  El problema más sencillo se convierte en un acertijo difícil de resolver en nuestro mundo debido al mismo principio.  Por ejemplo,  necesita usted transportar una carga de un lugar a otro.  Parece muy sencillo, vamos a conseguir un camión y lo transportaremos.  ¿Pero,  qué sucede si el cargamento es de dinero, oro o diamantes?  Entonces, vamos a necesitar unas veinte personas para resguardarlo, edificios especiales,  camiones blindados, armamento y tecnología de punta.  Esto nos muestra que todas las conexiones dentro del gran sistema llamado “sociedad humana” son en extremo deficientes.  99% de nuestros esfuerzos los gastamos en fricción dentro del mecanismo.  El sistema es resistente a cualquier acción altruista dentro de él.

Las caravanas con comida destinadas a personas muriendo de hambre son robadas.  El dinero que se envía a los países más pobres es robado en los canales utilizados  y así sucesivamente.

Sin embargo, hasta últimamente el 1% restante era suficiente para que la humanidad continuara creciendo.  No obstante, ahora vemos que nuestra civilización está al filo de la extinción.  La estructura milenaria entera ha agotado su margen de reservas y está lista para venirse abajo como un castillo de naipes.

Tenemos una situación extraña: los científicos del mundo entero trabajan para crear un motor para automóvil, un  foco de luz y otros productos que resulten más económicos.  Pero, ¿cuál es el motivo de su investigación, en realidad?  Por la misma razón de siempre: satisfacer el creciente egoísmo de las personas.  Si no podemos forzar a las personas a conducir menos, entonces fabriquemos un motor más económico.

Ahora imaginemos que podemos ligeramente cambiar la consciencia de una persona para expandir su concepto de la estructura del mundo y su lugar en el universo.  Entonces cada persona que necesite manejar a algún lado se preguntará, “¿Cuál es la forma de economizar?  ¿Tal vez puedo llevar a otras personas en mi automóvil o tomar un autobús?”  No pensará en cómo ahorrar gasolina, sino como conservar las reservas globales de petróleo que deben compartirse entre la humanidad.

¡Y esto ocurrirá en todos los campos!  La humanidad tiene un margen enorme de reservas en todos los parámetros: energéticos, comida, salud, etc. Sin embargo, el combustible se usa para viajes innecesarios,  casi nada crece en los campos porque no rinde ganancias en el mercado libre de la economía, las personas se enferman y mueren porque se matan entre ellas utilizando los medios a su alcance,  desde los pensamientos hasta las bombas atómicas…

El término “crisis del sistema”, que es tan popular hoy en día significa que la crisis no es realmente sobre energéticos, producción de comida o demografía.  Es una crisis de nuestra percepción de quiénes somos y del mundo en el que vivimos.  Así pues empecemos por darnos cuenta de estos temas vitales.  De esta forma el problemático viaje con el lobo, la cabra y la col se convertirá en un viaje sencillo y placentero.

Material Relacionado:

Los desastres y las enfermedades llegarán a su fin cuando la humanidad se una por encima del egoísmo

Analisis de la crisis

Entrevista de Radio en “El Aleph” (00:43:46)

Podemos controlar nuestros pensamientos

Recibí una pregunta ¿Hay manera de detener los pensamientos que constantemente llegan a nuestra mente?  ¿Podemos aprender a controlar nuestros pensamientos?

Mi respuesta: ¡Desde luego!  Muy a menudo se nos ocurren cosas en las que no quisiéramos pensar.  A menudo también intentamos controlar nuestros pensamientos, cambiarlos y reemplazarlos con otros pensamientos.  No lo podemos lograr, nos sentimos débiles y tontos, como si hubiéramos perdido el control de nosotros mismos.

En realidad, nuestros pensamientos no llegan hasta nuestra mente “de la nada”.  Al principio se despierta un deseo en nosotros, aún cuando no tengamos consciencia de ello.  Después de eso, el pensamiento surge a partir del deseo.  El deseo ocasiona el pensamiento.  En consecuencia, sólo pensamos sobre las cosas que deseamos: ¿cómo poder adquirir algo, retener algo, desarrollar lo que deseamos, o cómo poner distancia entre nosotros y las cosas que no deseamos?

Un pensamiento no puede cambiar un deseo.  Tan sólo puede cambiar el tamaño del deseo, incrementarlo o reducirlo.  Igualmente, no podemos reemplazar un pensamiento con otro pensamiento.

En consecuencia, sólo podemos controlar nuestros pensamientos controlando nuestros deseos.  Así pues la pregunta en realidad es: ¿Cómo puedo cambiar mis deseos?  La respuesta es: ¡por el medio ambiente, el grupo, los libros y el maestro!

Material Relacionado:

¿De dónde vienen los pensamientos, ideas y sueños?

La relación del hombre con el Creador es como una dramática historia de amor

Historia del Paraíso (00:14:29)

La crisis actual es una crisis de confianza de la gente en el sistema de relaciones egoístas

Recibí una pregunta: ¿Por qué continúa usted insistiendo que la crisis financiera que vivimos sólo puede resolverse cambiando las relaciones entre las personas?

Mi respuesta: Esta pregunta la he contestado en una publicación anterior en el blog.

Lo que es más, los economistas también dicen que la razón de la crisis en las bolsas de valores es la pérdida de confianza de la gente en los bancos y empresas.  Después de todo, el alza y la caída de los precios de las acciones depende del alza o la caída de las expectativas de las personas en las empresas y los bancos.

Encima de esto, la gente sospecha que aún en tiempo de crisis, las empresas están guardando “ingresos” considerables para ellas mismas.  Los directivos de los bancos y las compañías que quebraron conocían sobre la bancarrota que se anunciaba y ellos se aseguraron de adjudicar a sus empleados y a ellos mismos aumentos salariales para poder “hacer su guardadito” antes de tiempo.  Por consiguiente, la crisis actual (y llegarán otras crisis) es una crisis de confianza de la gente en los bancos, en los negocios y en el futuro del conjunto.  Es una crisis de confianza en el sistema egoísta de las relaciones y su capacidad para continuar regulando nuestra existencia.

Por eso es que la Cabalá visualiza esta crisis como un estado general de la humanidad y el principio de la corrección mundial.  Debemos tomar consciencia que dependemos absolutamente los unos en los otros y que es imposible librarnos de esta dependencia.  Somos como los miembros de una familia que comparte alegrías y preocupaciones en común.  Debemos crear una atmósfera de confianza “familiar” y  preocuparnos por el planeta entero; sólo entonces las crisis globales sistemáticas van a reducirse.

Material Relacionado:

¿Qué siente un Cabalista al observar los acotencimientos actuales?

Periódico La Voz de la Cabalá No. 3. Una nueva dirección

¿Qué cambios experimento cuando estudio Cabalá? (00:02:47)