entradas en '' categoría

Charlas sobre globalización y la crisis financiera

Participé en una conversación para una serie de televisión que aparecerá próximamente, “El efecto mariposa: un panorama de los acontecimientos actuales”.  Platicando conmigo sobre globalización, la crisis financiera y la solución estuvieron,

Avihu Sofer, Gerente de nuestro Departamento de Publicaciones en prensa e Internet (en medio en la foto);

Shlomi Buhana, Doctor en Economía en la Universad Bar-Ilan  (derecha en la foto).

En resumen, por ahora no existe un remedio para la economía global.  Y no lo veremos hasta que las personas acepten la ley del equilibrio del género humano y el hecho que la humanidad es un sistema cerrado global con una conexión armoniosa entre todas sus partes.  Gradualmente, ya sea por medio de las crisis y el sufrimiento, o por tomar consciencia de esta realidad objetiva, las personas van a revelar la ley fundamental de la creación entera, “Amar al prójimo como a ti mismo”.

En lugar de andar buscando cambiar los sistemas económicos, deberíamos atraer la luz superior de la corrección.

Recibí una pregunta: A partir de los artículos “Arvut, la garantía mutua” y “La Futura generación”, resulta que desde el punto de visto económico, la sociedad cabalista es colectivista y comunista,  y que esta es una condición necesaria para que todos reciban la Torá y revelen al Creador, puesto que sólo entonces las personas van a dejar de pensar en sí mismas enteramente. ¿Existen proyectos respecto a las nuevas relaciones económicas dentro del marco del “Estado Virtual de Cabalá”?  ¿O, todavía es temprano para ello?  ¿Tal vez, podemos implementar esquemas económicos de transición e incorporarlos a la moderna economía capitalista global?  ¿En general, cómo cree usted que la economía mundial se desarrollará hacia este estado ideal?

Mi respuesta: No debemos cambiar la sociedad ni sus instituciones artificialmente, sino más bien debemos corregir las conexiones entre nosotros de egoístas a altruistas por medio de la Luz Superior.  La sabiduría de la Cabalá explica cómo podemos volvernos similares a la naturaleza.  Por consiguiente, al estudiar invocamos la Luz de corrección (la Luz Circundante, Or Makif) desde arriba.  Nos transforma, otorgándonos los deseos, pensamientos y fuerzas para cambiar todo en nosotros y entre nosotros.

Si no nos transformamos bajo la influencia de la Luz, y en lugar de esto cambiamos en la dirección que nosotros decidamos, entonces vamos de nuevo a crear otro gran lío, como el que ocurrió con el socialismo en Rusia o con los Kibbutzim en Israel.  En este momento, los Estados Unidos se ven forzados a nacionalizar los negocios y por lo tanto se vuelven socialistas en lugar de capitalistas.  Sin embargo,  esto no es la clase de socialismo (o comunismo) del que habla la Cabalá.

Nosotros, los miembros de la Academia Internacional de Cabalá (el grupo Bnei Baruch), debemos hacer lo que sigue:

  1. Conseguir para nosotros el nivel necesario de existencia;
  2. Corregirnos para estudiar Cabalá en el ambiente correcto. (En nuestro ambiente.  Consultar el artículo “La Libertad“, que explica lo que abarca nuestro poder de acción).

El resto lo realiza la Luz.

Nuestro objetivo es crear una sociedad virtual, que servirá de ejemplo para todo el mundo.

Material Relacionado:

El Creador se revelará dentro de la unidad de nuestro espacio de reunión virtual

La condición para entrar al mundo superior es la Garantía Mutua

En lugar de forzarse a ser sociable deje que la luz haga su trabajo

El lugar que ocupa la religión en nuestras vidas

Recibí una pregunta: Usted dice que la Cabalá no tiene nada en común con la religión. ¿Entonces,  por qué los cristianos, musulmanes y los seguidores de otros sistemas de creencias tienen libros sobre Cabalá?  ¿No todos tienen su origen en la religión judía?

Mi respuesta: Baal HaSulam escribe que todas las personas pueden conservar su propia religión, aún después de alcanzar la corrección espiritual final, la adhesión con el Creador.  Esta es una señal que las acciones externas no tienen relación alguna con la espiritualidad, aunque muchas personas quieran atribuir espiritualidad a estas acciones.

La Cabalá la desarrolló Abraham en Babilonia hace 4000 años.  La religión judía como la conocemos ahora, apareció después de la caída del pueblo judío del nivel espiritual hace 2000 años.  La Cabalá entonces quedó oculta (cuando El Libro del Zohar fue escrito)  y todo lo que permaneció fue una impresión corporal y egoísta del modo de vida anterior que era espiritual.  Así es como el judaísmo se formó de la manera que existe hoy en día.  Después el cristianismo y el Islam se originaron de él.

La religión judía se divide en ortodoxos,  conservadores y de reforma.  Sin embargo, la diferencia estriba en que tienen una mayor o menor observancia de los mandamientos físicos.  En consecuencia, se comprenden entre ellos, se encuentran en el mismo lado del egoísmo y colaboran para preservarlo.  En otras palabras, la aspiración de las acciones se encuentra en la interioridad de una persona,  en  la intención “para mi mismo”.

La Cabalá, por otra parte, llama a la gente a observar la intención “para otorgamiento” (para el prójimo o para el Creador, esto es,  “fuera de uno mismo”),  en lugar de observar las acciones físicas.  Trata sobre la interioridad en lugar de la exterioridad (consultar el punto 61de la “Introducción al Libro del Zohar”). Por consiguiente, la Cabalá es opuesta a todas las religiones.

Este es el motivo por el que todas las religiones se comprenden entre ellas, pero consideran a la Cabalá totalmente inaceptable.  La humanidad aún recibirá muchos golpes del destino antes que descubra el Plan del Creador: acercarse a Él por medio de nuestra intención.

Hoy en día la Cabalá está regresando para corregir al hombre.  Tenemos que integrarla a nuestras vidas empezando a corregirnos.  También existe un lugar para la religión: permanecer como una forma de cultura.  Esto es porque la Cabalá revela al Creador y al Mundo Superior a la persona, sin dejar lugar a suposiciones. En este caso, todo lo que queda de la religión son costumbres y tradiciones.

La razón por laque las religiones son hostiles a la Cabalá es que la Cabalá explica a cada persona como revelar al Creador y al hacerlo, hace a un lado la necesidad de la religión.  Otorgando a una persona la conexión con el Creador, la Cabalá despoja a los líderes religiosos de su poder sobre la gente.

No obstante, los cabalistas están a favor de preservar la religión como una tradición o cultura, como un marco del modo de vida de una nación.  Al mismo tiempo la Cabalá dice que debemos complementar este modo de vida al alcanzar al Creador, que es el propósito de la creación del hombre y su estado perfecto.

Material Relacionado:

La religión es una tradición cultural; la Cabalá es un método de corrección

La esencia de la religión y su propósito

La religión y la Cabalá son opuestas

El Creador no tiene ni brazos ni piernas

El amor, el matrimonio y la Cabalá

Recibí algunas preguntas sobre el matrimonio, la familia, el aborto y los celos:

Pregunta: En estos tiempos en que las expectativas de vida se han alargado, parece improbable que las personas permanezcan casadas una sola vez.  ¿Cómo puede una pareja permanecer unida por tanto tiempo y ser feliz?

Mi respuesta: Todo depende sólo de la disposición de ceder al otro.

Pregunta: Mi esposo va a cumplir 45 años y me gustaría que se involucrara con la Cabalá. ¿Por dónde empiezo?

Mi respuesta: ¡Dejándolo en paz!  Él vive con usted, así que creo que ya ha escuchado sobre la Cabalá en muchas ocasiones.  Si no está interesado, no intente “educarlo”. Este  egoísmo de usted le está haciendo daño.  Ame a su esposo como a una persona.  El crecimiento espiritual de él llegará cuando sea el momento adecuado.

Pregunta: ¿Por qué aún cuando el Templo de Jerusalén no exista ya, está prohibido que un Cohen se case con una mujer divorciada?

Mi respuesta: Esta no es una pregunta para mí, porque la Cabalá es el método para revelar al Creador a una persona en este mundo.  La Cabalá trata sobre la elevación espiritual de una persona, mas no de su bienestar terrenal.

Pregunta: ¿Cuál es su opinión del aborto?

Mi respuesta: Generalmente, estoy en contra.

Pregunta: ¿Los celos son otra manifestación del egoísmo

Mi respuesta: Los celos son lo mismo que la avaricia.

Material Relacionado:

La familia, los hijos y la espiritualidad

Una conversación sobre la educación y las relaciones familiares

Los niños, las almas y el punto en el corazón

Las consecuencias del crecimiento del egoísmo

La fe de los textos originales fundamentales

La fe no está en la mente ni es una sensación, sino una revelación interior del nivel interno de la esencia del alma, cuando su desarrollo natural no está distorsionado.

Rav Kook, Artículos “HaRaiyah,” 70

Todo el pesimismo proviene de una incertidumbre y duda, cuando uno piensa que nuestra vida corporal es todo lo que existe.

Rav Kook, Artículos “HaRaiyah,” 69

Existe un mandamiento: alcanzar la grandeza del Creador por medio de la investigación de las obras de los grandes cabalistas, con el fin de alcanzar todos los mundos y todo lo que vive en ellos.

Rabbi Jaim Vital, Otzrot Jaim, Capítulo “Shmot,” p.57

La crisis financiera ha puesto de moda a Karl Marx en Europa

Reportaje noticioso (traducido de RB.ru): La crisis global financiera, que ha provocado bancarrotas e innumerables pérdidas de empleo, ha resucitado en Europa el interés de las personas en las ideas de Karl Marx, el fundador del comunismo científico.  Editoriales de libros en Berlín dicen que El Capital, la obra principal de Marx, se ha convertido en un libro muy vendido.

En fecha reciente al Presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, se le vio leyendo este libro.  El ministro alemán de finanzas, Peer Steinbrueck, se expresó positivamente sobre el libro e inclusive el Papa en Roma lo alabó por su “análisis profundo”.  Entre más se prolonga la crisis financiera, más confundida se encuentra la gente.  Se preguntan, “¿Por qué me ha ocurrido esto a mi?”

Mi respuesta: Espero que todos lleguen a la idea de la Cabalá igual de rápido.  La igualdad universal,  la idea que todos merecen recibir lo que necesitan y se espera que aporten sus habilidades naturales, la idea de la garantía mutua y la hermandad,  son todas buenas ideas, pero sólo como un medio y no como la finalidad.  Deben ser un medio para volvernos semejantes al Creador, acercarnos a Él, y alcanzar la adhesión con Él. De otra forma, estas ideas, de la manera en que se utilizan generalmente, nos volverán a conducir a regimenes de terror y a guerras mundiales.

El dar vida a la idea comunista fue un fracaso porque en teoría todo es muy positivo y verdadero, pero es imposible transformar la naturaleza egoísta del hombre al altruismo.  (Consultar el periódico de  Baal HaSulam “HaUma, La Nación“).  Será aquí donde la humanidad entera se va “tropezar”. Las crisis y la globalización nos van a revelar que estamos estrechamente interconectados y por consiguiente debemos observar la regla de “Ama a tu prójimo como a ti mismo.”   Sin embargo, nuestra naturaleza no nos lo va a permitir.  Estamos dispuestos a destruirnos entre nosotros y al mundo entero, porque no podemos vivir en la garantía mutua. (Consultar artículo El Arvut, la Garantía Mutua).

Por consiguiente, únicamente el método de corrección de la naturaleza humana de egoísta a altruista, la Cabalá, va a sobrevivir.  Es porque la Cabalá atrae hacia la persona a la Luz Superior que nos creó y es la única que puede transformarnos.

La Cabalá transformará al hombre, como se ha visto en la práctica, y nos permitirá observar la ley de la hermandad comunitaria dentro del sistema cerrado de la humanidad.  Por eso es natural que la gente se interese en Marx, pero su teoría no puede llevarse a la práctica.  Para lograrlo, se necesita la Luz Superior que corrige al hombre y sólo la Cabalá nos la puede proporcionar.  Espero que la gente pronto se de cuenta de todo esto y desee llevarlo a efecto de buen grado en lugar de inflingirse mucho más sufrimiento.

Material Relacionado:

No podemos predecir las crisis futuras

Guía sobre la crisis

Nuevas teorías de la crisis financiera

¿Quién se verá más afectado por la crisis económica?