El Libro del Zohar – Capítulo “Onceavo, doceavo y decimotercero Mandamientos”

El Libro del Zohar – Capítulo “Onceavo, doceavo y decimotercero Mandamientos” (Abreviado)

244. El Onceavo Mandamiento es dar diezmo de los frutos de la tierra. Aquí existen dos Mandamientos: separar el diezmo de los frutos de la tierra (deseos que son imposibles de corregir) y de llevar los primeros frutos de los árboles (frutos de la tierra), como está escrito, “Mirad, yo les he dado toda semilla que produce hierba.” Aquí está escrito, “YO LES HE DADO”. En otro lugar está escrito, “Y a los hijos de Levi, mirad, YO LES HE DADO todo el diezmo.” También está escrito. “Y todo el diezmo de la tierra, ya sea de la semilla de la tierra o del fruto del árbol, es del Creador.”

“El Doceavo Mandamiento” (Abreviado)
245. El doceavo Mandamiento es llevar los primeros frutos de los árboles como ofrenda, como está escrito, “Y cada árbol en donde hay fruto de una semilla de árbol que de frutos”. Y esto es para Mí y no deberá ser comido por ti. Yo te he dado Mi permiso y yo te he dado todo el diezmo y las ofrendas de los árboles. “A ti,” y no a las generaciones subsiguientes.

“El decimotercer Mandamiento” (Abreviado)

246. El decimotercer Mandamiento es realizar la redención del hijo primogénito (el inicio de cualquier grado) para fortalecerlo en la vida (espiritual). Pues hay dos ángeles designados a cargo: uno para la vida (bondad y otorgamiento) y uno para la muerte (maldad, recepción). Y ambos (las dos líneas) gobiernan al hombre desde Arriba (las buenas y malas inclinaciones). Y cuando el hombre redime a su hijo (conexión de uno a través del otro) lo redime del ángel a cargo de la muerte (transforma la fuerza mala en buena) para que el ángel no pueda ya gobernar al hijo primogénito. Por lo tanto, está escrito, Y EL CREADOR VIO TODO LO QUE HABIA HECHO, esto es en general, Y MIRAD, ERA… MUY BUENO, esto alude al ángel de la vida (atributos de Bina, otorgamiento, otorgamiento para beneficio de otorgamiento), mientras que la palabra MUY alude al ángel de la muerte (cuando el egoísmo se corrige a bondad, otorgamiento, recibir para el beneficio de otorgamiento). Por lo tanto, por esta acción de redención, el ángel de la vida se fortalece y el ángel de la muerte se debilita. La vida (espiritual) es comprada por esta redención, pues el lado malo lo abandona y no se aferra más a él.

Material relacionado:

Un discurso para la conclusión del zohar

Un discurso para la conclusión del zohar

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta