El lugar que ocupa la religión en nuestras vidas

Recibí una pregunta: Usted dice que la Cabalá no tiene nada en común con la religión. ¿Entonces,  por qué los cristianos, musulmanes y los seguidores de otros sistemas de creencias tienen libros sobre Cabalá?  ¿No todos tienen su origen en la religión judía?

Mi respuesta: Baal HaSulam escribe que todas las personas pueden conservar su propia religión, aún después de alcanzar la corrección espiritual final, la adhesión con el Creador.  Esta es una señal que las acciones externas no tienen relación alguna con la espiritualidad, aunque muchas personas quieran atribuir espiritualidad a estas acciones.

La Cabalá la desarrolló Abraham en Babilonia hace 4000 años.  La religión judía como la conocemos ahora, apareció después de la caída del pueblo judío del nivel espiritual hace 2000 años.  La Cabalá entonces quedó oculta (cuando El Libro del Zohar fue escrito)  y todo lo que permaneció fue una impresión corporal y egoísta del modo de vida anterior que era espiritual.  Así es como el judaísmo se formó de la manera que existe hoy en día.  Después el cristianismo y el Islam se originaron de él.

La religión judía se divide en ortodoxos,  conservadores y de reforma.  Sin embargo, la diferencia estriba en que tienen una mayor o menor observancia de los mandamientos físicos.  En consecuencia, se comprenden entre ellos, se encuentran en el mismo lado del egoísmo y colaboran para preservarlo.  En otras palabras, la aspiración de las acciones se encuentra en la interioridad de una persona,  en  la intención “para mi mismo”.

La Cabalá, por otra parte, llama a la gente a observar la intención “para otorgamiento” (para el prójimo o para el Creador, esto es,  “fuera de uno mismo”),  en lugar de observar las acciones físicas.  Trata sobre la interioridad en lugar de la exterioridad (consultar el punto 61de la “Introducción al Libro del Zohar”). Por consiguiente, la Cabalá es opuesta a todas las religiones.

Este es el motivo por el que todas las religiones se comprenden entre ellas, pero consideran a la Cabalá totalmente inaceptable.  La humanidad aún recibirá muchos golpes del destino antes que descubra el Plan del Creador: acercarse a Él por medio de nuestra intención.

Hoy en día la Cabalá está regresando para corregir al hombre.  Tenemos que integrarla a nuestras vidas empezando a corregirnos.  También existe un lugar para la religión: permanecer como una forma de cultura.  Esto es porque la Cabalá revela al Creador y al Mundo Superior a la persona, sin dejar lugar a suposiciones. En este caso, todo lo que queda de la religión son costumbres y tradiciones.

La razón por laque las religiones son hostiles a la Cabalá es que la Cabalá explica a cada persona como revelar al Creador y al hacerlo, hace a un lado la necesidad de la religión.  Otorgando a una persona la conexión con el Creador, la Cabalá despoja a los líderes religiosos de su poder sobre la gente.

No obstante, los cabalistas están a favor de preservar la religión como una tradición o cultura, como un marco del modo de vida de una nación.  Al mismo tiempo la Cabalá dice que debemos complementar este modo de vida al alcanzar al Creador, que es el propósito de la creación del hombre y su estado perfecto.

Material Relacionado:

La religión es una tradición cultural; la Cabalá es un método de corrección

La esencia de la religión y su propósito

La religión y la Cabalá son opuestas

El Creador no tiene ni brazos ni piernas

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta