El poder especial de la Cabalá

La Luz Superior brilla sobre aquel que se dedica al estudio de la sabiduría de la Cabalá, aunque no lo perciba, porque no está aún corregido para recibir está Luz.  Sin embargo, su brillo lejano gradualmente lo corrige preparándolo para poder recibir la Luz en su interior.

Baal HaSulam, “Introducción al Talmud Eser Sefirot,” punto 155

Todos los obstáculos que llegan a una persona provienen del Creador, con el fin impulsarlo hacia el desarrollo espiritual, para que no se quede satisfecho con su condición actual.  Sólo a aquellos que el Creador desea acercar a Él, envía ayuda mostrándoles que no avanzan en la espiritualidad, enviándoles perturbadores pensamientos contra el Creador.

Baal HaSulam, Artículo de Shamati, No hay nadie más aparte de Él

La Meta de la creación es complacer a las criaturas y en tanto una persona no reciba toda la abundancia que el Creador ha preparado para él, significa que aún no ha alcanzado la Meta de la creación.

Rabash, Artículo, “La Esencia y la corrección de la creación”

Es el deber del hombre alcanzar la Meta de la creación corrigiéndose.  La corrección consiste en adquirir la intención de otorgamiento.  En la medida en que uno tenga esta intención, uno recibe lo que el Creador ha preparado para él.

Rabash, Artículo, “La Esencia y la corrección de la creación”

Una persona no debe corregir nada de su exterioridad, únicamente su interioridad, su “Yo”, su egoísmo.  No puede corregirse mediante acciones diversas, ya sea ayunar u otras restricciones.  Por el contrario, el egoísmo adora estas acciones porque puede sentirse orgulloso de ellas.  La corrección está en sentir cuan insignificante es uno en relación con nuestros amigos, con aquellos que uno estudia Cabalá, pero bajo ninguna circunstancia en lo relativo a los demás.

Baal HaSulam, “Pri Jajam – Cartas,” p.75

Un pequeño hueco en el corazón es suficiente para que una persona regrese al Creador, pero bajo la condición de que sea como una aguja clavada en carne vive, no muerta.

El Kotzker Rebbe (Rabí Menajem Mendel),   “Ya no existe más todo un corazón roto” p. 30

La guerra santa no es una guerra entre personas sino contra uno mismo.  Es cuando uno asesta golpes contra la maldad interior y le dices a lo que hay de bueno en ti, “Crece”.

Rav Kook, “Maamarei Reiya,” 508

Numerosas falsas doctrinas se van presentear antes de la venida del Mashiach.  Tú te puedes salvar de ellas sólo si estudias El Libro del Zohar todos los días.  Aunque no entiendas nada de este libro, esto es ya suficiente para limpiar tu corazón.

“Or Yasharim.” Mira Dah’ya

El Creador no puede recibir más placer que cuando las personas estudian Cabalá.  Lo que es más, una persona fue creada únicamente para estudiar la Cabalá.

Rabbi Jaim Vital, “Introduction to Shaar HaHakdamot”

Mientras que el Creador se oculta, Él permite la maldad, pero no al punto de la total destrucción del mundo.  Por medio de esto, uno más tarde descubre la unicidad del Creador y la corrección de toda la maldad por Su Poder Excelso.

Ramjal (Moshe Jaim Luzzato), “Da`at Tevunoth” p.185

No existe acción en el mundo que no provenga de la Luz Superior.

Ramjal, Adir BaMarom, p.227

Todos los mandamientos, aunque parece que hablan sobre acciones físicas o versículos que deben pronunciarse, únicamente tienen la intención de corregir el corazón, porque el Creador sólo pide la corrección de las intenciones que están en el corazón.

Abraham ben Meir ibn Ezra, “Yesod Mora” p.8

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta