Guía sobre la crisis – 1

Pregunta: Todos dicen que Norte América fue la causante de la crisis, pero usted dice que la crisis es sistémica y que comenzó porque nos encontramos en un sistema de conexión global. ¿Quién tiene razón?

Respuesta: Ambas opiniones son correctas, porque América, como el país más desarrollado del mundo, ha puesto en evidencia primeramente esta crisis (su propia crisis, no la global). Esta llegará a otros países en poco tiempo; por ejemplo, aún no ha llegado a Israel. De este modo las personas acusan a Norte América en vano. Europa, China, Japón, los Emiratos Árabes Unidos y Rusia prosperan precisamente gracias a su economía, porque Norte América lo adquiere todo. Pero ahora dejará de comprar, y todos comprenderán ¡lo bueno que fué! Ustedes mismos podrán contestar a muchas preguntas, si perciben todo lo que ocurre como lo que ocurre en un sólo organismo.

Pregunta: ¿Por qué la crisis comenzó por los bancos?

Respuesta: Por que son la base de toda la economía de Norte América, el ejemplo del mercado libre. Ahora el estado los compra. La libertad del mercado será limitada como en Europa. Pero precisamente el dinero y la riqueza, que son el equivalente de la satisfacción terrenal, lo que “liga” a las personas entre sí, nos permitirán comprender rápidamente la base general de la crisis: las relaciones egoístas entre las personas y la necesidad de transformarlas en la preocupación mutua para sobrevivir.

Pregunta: ¿Pero la preocupación por otras personas será utilitaria o egoísta, tal como hoy el empresario “se preocupa” por la salud de su empleado?

Respuesta: El sistema de la interconexión absoluta entre todos en el mundo, entre las personas y las empresas, se está revelando tan rápidamente, que pronto cada persona sentirá estas fluctuaciones en las relaciones mutuas: primeramente las relaciones estatales y después las relaciones personales. ¡Este análisis de la dependencia de la prosperidad y la seguridad en las relaciones mutuas, no exteriores sino internas, las que se puede sentir en el corazón, nos forzará a buscar el medio para transformar el odio al amor!

Pregunta: ¿Quién sobrevivirá en este tiempo más fácilmente?

Respuesta: Él que se encuentre menos unido con todo el mundo. Es como en un organismo: la pierna, el abdomen o el brazo duelen, pero el dolor se siente en la cabeza. Por eso, los países tratarán de apartarse de la globalización. Pero esto no les ayudará, porque en este caso finalizarán su desarrollo. ¡Sin la comunicación completa y el intercambio, su progreso se detendrá y regresarán al feudalismo! Por instinto todos tratarán de echarse atrás, pero de esta manera sólo retardarán y recibirán golpes más grandes. Esta situación es parecida a la enfermedad que es curada erróneamente, o que en vez de medicamentos el enfermo está aplicando calmantes. ¡En efecto, la sociedad humana es un organismo vivo!

Pregunta: ¿Qué divisas quedarán en el mundo?

Respuesta: El mundo después de la crisis será nuevo radicalmente, pero América ha acumulado un potencial científico-técnico y una base industrial incomparables. Se quedará el país dominante y la economía más grande del mundo. Aunque caerá más que todos, esto ocurrirá en números o relativamente, mientras que seguirá disponiendo de medios suficientes para vivir. Todo se vendrá abajo, aparte de la alta tecnología americana. América comenzará llevar a cabo la elaboración, la producción regresará del extranjero nuevamente a Norte América, desde China, y por eso el extranjero y China “caerán”.

Pregunta: ¿Por qué todos temen tanto la crisis? Yo no tengo miedo.

Respuesta: Todas las crisis del pasado fueron diferentes, comprensibles y no generales. Pero esta crisis es global, ocurre en todo el mundo, no se parece a ninguna otra crisis anterior. No hay formulas conocidas para eliminarla. Tratan de hacer lo que hicieron en las crisis del pasado (ayudar a los bancos), pero nada ayudará. La situación forzará a revelar la causa genuina: las relaciones egoístas entre las partes de un sistema cerrado llevan a la destrucción del mismo. Pero a despecho de nuestras tentativas de explicar la causa genuina de la crisis, no tenemos que desesperarnos, sino llevar a cabo nuestras obligaciones. Podemos tan sólo ayudar al mundo a comprender la causa y el método de la corrección más rápidamente. Se necesitará tan solo paciencia ya que los sufrimientos, las tentativas y las desgracias enseñarán y forzarán a que nos oigan.

Material relacionado:

Nuevas teorías de la crisis finaciera

Quién se verá más afectado por la crisis mundial

Análisis de la crisis

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: