La crisis: Nos iremos acostumbrando y hasta va a empezar a gustarnos

La crisis financiera no debería ser la causa de una depresión masiva. Nos dará la oportunidad de pasar más tiempo con nuestras familias. Muchos restaurantes van a cerrar y las comidas familiares, junto con la conversación de sobremesa, regresarán a la vida diaria. La comunicación en la familia ayudará a aliviar el stress.

Además el cambio de trabajo y un poco de ejercicio físico nos van a caer bien. Pero, lo más importante, habrá tiempo para pensar sobre el significado de la vida y si realmente es ir constantemente tras el “querer tener lo mismo que tienen los Pérez”.

Material Relacionado:

Cuando se trata de la crisis global no podemos permitirnos las dilaciones

La crisis actual es una crisis de confianza de la gente en el sistema de relaciones egoístas

Análisis de la crisis

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: