Podemos controlar nuestros pensamientos

Recibí una pregunta ¿Hay manera de detener los pensamientos que constantemente llegan a nuestra mente?  ¿Podemos aprender a controlar nuestros pensamientos?

Mi respuesta: ¡Desde luego!  Muy a menudo se nos ocurren cosas en las que no quisiéramos pensar.  A menudo también intentamos controlar nuestros pensamientos, cambiarlos y reemplazarlos con otros pensamientos.  No lo podemos lograr, nos sentimos débiles y tontos, como si hubiéramos perdido el control de nosotros mismos.

En realidad, nuestros pensamientos no llegan hasta nuestra mente “de la nada”.  Al principio se despierta un deseo en nosotros, aún cuando no tengamos consciencia de ello.  Después de eso, el pensamiento surge a partir del deseo.  El deseo ocasiona el pensamiento.  En consecuencia, sólo pensamos sobre las cosas que deseamos: ¿cómo poder adquirir algo, retener algo, desarrollar lo que deseamos, o cómo poner distancia entre nosotros y las cosas que no deseamos?

Un pensamiento no puede cambiar un deseo.  Tan sólo puede cambiar el tamaño del deseo, incrementarlo o reducirlo.  Igualmente, no podemos reemplazar un pensamiento con otro pensamiento.

En consecuencia, sólo podemos controlar nuestros pensamientos controlando nuestros deseos.  Así pues la pregunta en realidad es: ¿Cómo puedo cambiar mis deseos?  La respuesta es: ¡por el medio ambiente, el grupo, los libros y el maestro!

Material Relacionado:

¿De dónde vienen los pensamientos, ideas y sueños?

La relación del hombre con el Creador es como una dramática historia de amor

Historia del Paraíso (00:14:29)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta