entradas en '' categoría

El Creador va a atrapar a todos

Reportaje noticioso: “Una conversación franca en el Mercado de Valores”… ocurrirán muchas bancarrotas de negocios ineficientes durante el próximo año… Aquellas empresas que no lo hagan o no puedan reducir costos sencillamente van a cerrar sus puertas… es posible que haya una ola de bancarrotas el año siguiente, particularmente en lo relativo a las pequeñas empresas. Las tendencias a la baja están ya sacando a las personas que no están recortando gastos.

Reportaje: (de SCORE.org) “Los efectos de las pequeñas empresas en la economía”. Las pequeñas empresas que se calculan alcanzan los 25.8 millones en los Estados Unidos han creado el 60 al 80 por ciento de los nuevos empleos anualmente durante la última década, dan trabajo al 50.6 por ciento de la fuerza laboral del sector privado del país, representan el 97 por ciento de todos los exportadores de bienes, representan el 99.7 por ciento de todas las firmas empleadoras.

Mi comentario: El Creador los va a atrapar a todos y los va a forzar a entender lo que Él quiere de nosotros. Y lo que Él quiere es que nuestro deseo de ser como Él. Lo único que tenemos que hacer es únicamente desearlo y Él realizará todas las transformaciones en nosotros.

Material Relacionado:

La crisis financiera nos está ayudando a comprender nuestra realidad

Medidas específicas y prácticas para el combate de la crisis

Todo lo hace la Luz

1. La Luz del Creador. La Luz es siempre la fuente de todo. En un principio la Luz creó a la creación y por consiguiente la creación está completamente sometida a la Luz. Si la Luz desapareciera, entonces la criatura dejaría de existir. Cada movimiento y cambio que ocurre en la creación pasa bajo la influencia de la Luz.

La creación está sin vida y sin movimiento cuando la Luz influye con la mínima fuerza posible. Si la Luz brilla con más intensidad, entonces en este grado la creación experimenta un cambio cualitativo, transformando del “inanimado” al “vegetativo”, en donde empieza a sentir y percibir. Y así sucesivamente.

2. La Luz es quien actúa. La Luz es siempre la fuente de todo. Por eso está escrito, “No hay nadie más aparte de Él” y “El Creador es tu sombra”. Debemos “descubrir” al Creador en toda circunstancia y definición, puesto que Él es quien ha hecho posible este estado.

3. Yo controlo la Luz. Cuando uno se esfuerza en transformar algo en su interior, debe invocar la Luz y lo cambiará. La Luz puede influir mis Reshimot y a mi mismo y me transformará sólo en la medida que me acerque a la meta de la creación. En otras palabras, lo único que yo puedo realizar en mi vida es acelerar mi desarrollo espiritual. O, mediante la carencia del deseo, evocar la influencia de Luz sobre mi, puedo evocar la ausencia de la Luz y entonces experimentaré toda clase de sufrimientos porque la Luz es la vida.

Sin embargo, si mis deseos vienen de la Luz, entonces yo no puedo ejercer con mis deseos una influencia de regreso de la Luz. Yo debo recibir un deseo por la meta de una fuente que no sea la Luz y entonces podré influir a la Luz con este deseo e invocar una influencia adicional de la Luz en mí, acelerando mi camino. Por eso se me entrega el medio correcto (el grupo) que es la única oportunidad que tengo de invocar la aceleración hacia la meta.

4. El papel de la mujer. El grupo no recibe influencia física, sino por medio de nuestro deseo. Por consiguiente, una mujer que participa en el trabajo del grupo (al estudiar virtualmente y diseminar la Cabala) y desea recibir la influencia correcta del grupo, la recibe y la utiliza para involuntariamente volverse hacia el Creador (la Luz). Con excepción de la participación física y la comunicación con los amigos y estudiar virtualmente, ella hace todo el resto igual a los hombres y atraviesa por los mismos estados.

Material Relacionado:

Un deseo verdadero simpre recibe una respuesta de la luz

No hay nadie más aparte de EL

Las cuatro fases de la Creación

Lección 17-11-2008

¿Es importante lo que el cabalista hace para ganarse la vida?

Preguntas que recibí sobre cómo el trabajo combina con la Cabalá

Pregunta: Muchas personas que estudian Cabalá tienen un trabajo que no está en armonía con las leyes de la naturaleza y en la escala global este tipo de trabajo está llevando al mundo a una crisis global. Me refiero a cualquier clase de trabajo, desde minero hasta astronauta que tenga por objeto satisfacer el egoísmo humano.

La Cabalá nos dice que debemos existir en armonía con la naturaleza y tomar tan sólo lo que necesitamos de ella. Pero, el carbón, el petróleo, el cosmos, los vehículos y miles de áreas en las que trabajamos perturban la armonía de la naturaleza y las relaciones correctas.

¿Qué deben hacer estas personas que tienen estos empleos si también quieren estudiar la Cabalá? ¿Cómo puede uno estudiar Cabalá cuando comprende que lo que hace para ganarse la vida perjudica al sistema? ¿Debemos cambiar de empleo y en caso afirmativo, que clase de nuevo trabajo podemos buscar?

Mi respuesta: Si su trabajo no lastima a nadie directamente, puede usted continuar desempeñándolo. Con el tiempo, sus circunstancias cambiarán desde arriba según su progreso en la espiritualidad y el grado de conexión con el grupo mundial.

Pregunta: ¿Puede la actividad profesional diaria de una persona ayudarla a avanzar hacia el Creador? ¿Cómo puede una persona cambiar su profesión (particularmente en la mitad de su vida) para que se convierta en el instrumento suplementario, eficiente para el progreso (además de los libros, el grupo y el maestro)? ¿O, diría usted que el trabajo de la persona no importa y que nuestro avance hacia el Creador es independiente de nuestro trabajo cotidiano?

Mi respuesta: Si su profesión no tiene como fin lastimar a las personas (como robar, etc.) entonces no importa en dónde trabaje usted. A una persona se le juzga según lo que hace en su tiempo libre, el tiempo que le sobre después de su trabajo y otras responsabilidades. Se le juzga por cuan eficientemente utiliza su tiempo para la superación espiritual.

Material Relacionado:

Consigue un trabajo

Lección TES

Prefacio a la Ciencia de la Cabalá – Puntos 6 al 9

Prefacio a la Ciencia de la Cabalá (“Pticha”) Puntos 6 al 9

Resumen:

6. Las cinco fases del desarrollo del deseo desde el Creador hasta su forma completa comprende la totalidad de la creación. Posteriormente, se divide en varias partes, pero cada una de las partes también consiste de todas estas partes (según el principio de una imagen holográfica).

Fase

Sefira

Mundo

Luz

0

Keter

Adan Kadmón

Yejida

1

Jojmá

Atzilut

Jaya

2

Biná

Beria

Neshama

3

ZA

Yetzira

Ruaj

4

Maljut

Assiya

Nefesh

Los mundos AK y Atzilut todavía no han sido separados del Creador en sus atributos. Cuando el alma sube a estos mundos desde nuestro mundo, en ellos ya se fusiona con el Creador.

7. En el mundo de Beria, tal como en la fase 2, se manifiesta el deseo de otorgar. Por lo tanto, el alma que existe en este mundo se siente independiente del Creador. Pero esto no lo separa del Creador, porque desea otorgar, al igual que Él.

8. En el mundo de la Yetzira, al igual que en la fase 3, se manifiesta el deseo de recibir, aunque todavía no es suficiente como para separar el alma del Creador.

9. En el mundo Assiya se manifiesta la fase 4 – el deseo plenamente desarrollado – llamado “cuerpo”. Está completamente separado del Creador y se siente totalmente independiente. A la Luz en este mundo se le llama “Nefesh” todavía, porque el deseo no tiene movimiento propio.