Conversión física y espiritual

Recibí una pregunta: ¿Qué sucede con una persona que se convierte al judaísmo?  ¿El alma de un judío realmente se encarna en la de un gentil si sus intenciones son sinceras y está totalmente consciente de lo que hace?

Mi respuesta:

1.  Debe usted diferenciar entre nuestras tradiciones terrenales y las acciones espirituales.  Una persona puede hacer las acciones físicas por su cuenta, no así las acciones espirituales.  Ninguna acción física puede corregir el alma, ni siquiera los atributos terrenales y físicos de la persona.  Lo único que puede corregir a una persona es la Luz que desciende durante el estudio de Cabalá, cuando uno aprende sobre los estados corregidos y cómo acercarse a estos.  Se llama “la Luz de la Torá”, de la que dijo el Creador “Yo he creado el egoísmo y la Torá para su corrección, porque la Luz en la Torá regresa al egoísmo al estado corregido”.

2. El alma es “una parte del Creador en el hombre”, (Helek Eloka Mi Maal), o dicho de otra forma, es el atributo de otorgamiento (amor por el prójimo) que una persona adquiere, porque este es el único atributo que tiene el Creador (“Es la Bondad y hace el bien”).  Cuando uno adquiere este atributo uno se vuelve Isra-El que se traduce como “Directo al Creador”.  Todos los demás son gentiles (naciones), es decir egoístas, sin importar sus orígenes físicos y si nacieron judíos o no.

Todos venimos de la Antigua Babilonia y todos debemos alcanzar la corrección.  En el pasado esto lo logró una pequeña cantidad de babilonios, el grupo que encabezaba Abraham y a ellos se les llamó Isra-El, aquellos que se dirigen directo al Creador.  Hoy en día todos debemos lograrlo.

Material Relacionado:

El Creador no tiene ni brazos ni piernas

Israel son todas las personas que aspiran hacia en Creador

El lugar que ocupa la religión en nuestros días

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta