El origen y propósito de las enseñanzas orientales

Recibí una pregunta: Según el ARI,  el pueblo de Israel fue exiliado a diversos países con el fin de reunir las “chispas” de las naciones del mundo en una gran fuerza dirigida hacia el Creador.  ¿Sería posible que las meditaciones y enseñanzas orientales utilizadas por muchos israelíes para acercarse a la espiritualidad sean esas chispas y por consiguiente dichas enseñanzas sean necesarias para nuestro desarrollo?

Mi respuesta: Está escrito que una vez que Abraham reveló la Cabalá empezó a enseñarla a todos que estuvieran interesados en la oportunidad de alcanzar el propósito de la vida: la revelación del Creador, la adhesión con Él.  Estas personas se convirtieron en sus estudiantes.  Sin embargo, había otras personas que aún no revelaban este deseo, la pregunta sobre el significado de la vida: ver el punto 2 de la Introducción a Talmud Esser Sefirot. Él impartió a estas personas otra enseñanza para prepararlos.

Aquellos que lo siguieron, sus estudiantes, fueron llamados sus hijos.  Aquellos que no estaban preparados para seguirlo, pero lo escuchaban, fueron llamados los hijos de sus concubinas y esclavas.  Está escrito en el Midrash Raba que les enseñó religiones y los mandó al Este.

Sin embargo, hoy en día apenas empezamos a pensar en las religiones y las creencias.  La gente debe darse cuenta y percibir que las religiones y las creencias nos fueron entregadas temporalmente, para que permanecieran durante el período del ocultamiento del Creador con el fin de ser reemplazadas con su revelación.  Cuando Él se revela, lo único que permanece de ellas son las tradiciones y costumbres.  Entretanto, todas las naciones del mundo se unirán bajo Un Creador y Él se les revelará a ellas.

Material Relacionado:

Las enseñanzas orientales no tienen relación alguna con la Cabalá

La esencia de la religión y su propósito

¿Qué es la espiritualidad? (00:04:16)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta