En el principio Dios creo los cielos y la tierra

Recibí una pregunta: “En el principio Dios creo los cielos y la tierra.”  (Génesis 1:1)  ¿Porqué?  ¿Cuál fue el motivo?  ¿Cuál era el proyecto?  ¿Cómo pudo el Creador crear este mudo sin pensar en todas las consecuencias?  Esto lo prueba la historia del diluvio en donde Dios dice, “Voy a borrar al hombre que he creado…  pues siento haberlo creado” (Gen 6:7), como si no hubiera sabido lo que iba a ocurrir.

Mi respuesta: Sólo hay dos cosas en la existencia: la creación, el deseo de recibir la Luz, y el Creador, la Luz, que otorga el placer.  En tanto la creación sea equivalente a la Luz y desee recibir “para el Creador”, con el fin de complacerlo, recibe la Luz.  Y si la creación no desea actuar “para el beneficio del Creador”, entonces es opuesta a Él porque Él desea complacer a la creación.  De esta forma, la creación no lo siente a Él ni a Su Luz, sino que se siente en total oscuridad, una copia negra de la Luz, nuestro mundo.

“En el principio Dios creo los cielos y la tierra” significa que Él creó los atributos de otorgamiento y recepción.  ¿Para qué? Para que el hombre mezclara estos atributos en él y eligiera libremente cuál utilizar: el egoísmo o el altruismo. Puede usted leer todo el resto en mis libros (disponibles en descarga gratuita).

Material relacionado:

La fuente de la felicidad

Adhesión con el Creador de los textos originales fundamentales

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: