Prefacio a la ciencia de la cabalá – (“Pticha”) punto 1

Prefacio a la Ciencia de la Cabalá – (“Pticha”) Punto 1, Compendio

1. El Plan del Creador es crear a las criaturas para deleitarlas. Es por eso que Él ha creado el deseo de recibir placer, placer que Él desea otorgar. Este deseo es la creación que fue creada.

El deseo del Creador por llenar es infinito, y por consiguiente, el deseo de disfrutar que Él creó es también infinito.

El placer (la Luz) crea el deseo equiparable (Kli, la vasija) para sí. Por consiguiente, están totalmente interconectados desde el principio mismo. Pero, el placer es primario lugar y el deseo que creó es secundario. El placer determina al deseo, aunque ambos tienen su origen en el Creador.

La Luz existe en el Creador desde el mismo principio, mientras que el deseo de recibir (placer) que Él creó es algo esencialmente nuevo, que nunca antes había existido. Es porque el único deseo que tiene el Creador es el amor y el otorgamiento

El deseo es la esencia de la creación, su sustancia. Todas las variantes de las criaturas se originan de él; son diferentes “porciones” del deseo. Todos los acontecimientos que les ocurren son cambios en sus deseos.

Todo lo que tienen los deseos o las criaturas, todo lo que llena sus deseos es Luz o placer que llega directamente del Creador.

Por lo tanto, todo lo que existe lo comprende la Luz y el Kli y proviene del Creador. Viene, ya sea directamente como Luz, o indirectamente como el deseo, que está ausente en el Creador, pero fue creado por Él para deleitar a Sus criaturas.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta