Cambiar el mundo a una balanza de mérito

Recibí una pregunta: Uno de mis amigos es filósofo y estudia la cultura egipcia.  Él me contó una historia de la religión judía acerca de un alma que tiene que confesar sus pecados.  Cuando lo hace coloca sus pecados en un lado de la balanza y del otro lado la balanza sube.

Mi respuesta: El texto cabalista que estaría más cercano a usted (en términos de claridad) es el Punto 110 de la Introducción al Talmud Eser Sefirot (ahí encontrará también referencias a textos anteriores).  Dice,   “Debemos comprender plenamente lo que está escrito en el Tratado Kidushin, página 40, ‘Debe uno verse como mitad culpable y mitad puro. Si puede realizar un Mandamiento, dichoso es, pues ha sentenciado al mundo a una balanza de mérito.  Si comete un pecado, ¡ay de él! pues ha sentenciado al mundo a una balanza de demérito.’

Rabí Elazar, el hijo de Rabí Shimon dice,  ‘El mundo se juzga por su mayoría y el individual es juzgado también por la mayoría.  Por consiguiente, si realiza un Mandamiento, dichoso es, pues ha sentenciado al mundo entero y a sí mismo a una balanza de mérito.  Si comete un pecado ¡ay de él!, pues ha sentenciado al mundo entero y a sí mismo a una balanza de demérito.  Por este pecado único que ha cometido, el mundo y él han perdido mucho bien.”

Material Relacionado:

Baal HaSulam: Las acciones de un individuo son iguales a las acciones del conjunto

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: