Gil Kopach en el Canal Cabalá de televisión

kopach_site_wReportaje (traducido de zman.com): El famoso comediante y animador de televisión Gil Kopach, estará a la cabeza del partido “Ale Yarok”, que hace campaña para la despenalización de la marigüana en Israel. Kopach va a remplazar al Presidente de la junta directiva Shlomi Sandak, quien no fue electo al Knesset en las pasadas elecciones. La razón del fracaso del partido puede ser el “anonimato” de líder anterior. Según las estadísticas oficiales, alrededor de1,200,000 israelíes utilizan drogas ligeras, pero el partido que propone liberarlas de la amenaza de encarcelamiento nunca ha podido pasar la barrera electoral. Esta vez tienen la esperanza puesta en la popularidad de Kopach.

El actor se negó a comentar sobre el nuevo ofrecimiento que significa un cambio radical en su carrera. Sin embargo, el antiguo presidente declaró en una entrevista al diario Haaretz que Kopach siempre ha apoyado apasionadamente la legalización de la marigüana.

Kopach debe su popularidad a su participación en la película, “Pini Ha-Gadol y el programa televisivo de Amnon Levi “El fin de semana” en el canal 1 de ITV. Las parodias de Kopach y sus comentarios irónicos sobre textos religiosos provocaron revuelo en Israel a finales de los años 90.

Hace unas semans, Kopach empezó a colaborar con el Canal Cabalá -YES 66, en donde fue el anfitrión de un programa de opinión sobre la porción semanal de la Torá (en la foto de abajo).

gil

Mi comentario: Me presentaron aun un joven de aspecto agradable que parecía de 30 años y me comentaron que es un comentarista de la Torá muy popular en la televisión y que estaba interesado en discutir la Torá conmigo en nuestro Canal Cabalá de TV.

Esto ocurrió hacer algunas semanas y fue así que empezaron nuestras charlas semanales. Discutimos sobre las porciones semanales de la Torá; Gil habla sobre ellas desde el punto de vista literario mientras yo expongo su significado cabalista.

Dicho sea de paso, yo no he notado ningún tipo de ironía cuando él habla sobre los textos bíblicos. Por el contrario, me encontré con una actitud de cuidado y respeto. De hecho, tengo la sensación que él “está regresando a la fe”, pero, desde luego, yo no lo interrogo al respecto puesto que es su asunto personal.

Me han dicho que el programa es popular. Y, desde luego, no me preocupan los compromisos sociales y políticos de mi compañero de charla. Nuestro contacto se limita a la discusión de la Torá – sin incluir las drogas.

Material relacionado:

Las drogas y el logro son incompatibles

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta