La crisis va a borrar la guerra de los sexos

Recibí dos preguntas sobre las relaciones entre hombres y mujeres:

Pregunta: Todavía queda el asunto aún sin resolver sobre el comportamiento entre hombres y mujeres, todos los conflictos entre ellos son un modelo para todos los tipos de conflictos en cualquier relación: si no se resuelve este conflicto, no habrá solución en las demás relaciones.

En el mundo moderno las mujeres buscan ser iguales a los hombres, no realizando el mismo trabajo, sino obteniendo la misma aceptación que los hombres que andan jugueteando con sus infantiles juegos globales, mientras las mujeres continúan cuidando la casa y sabemos que sin este trabajo nada va a funcionar en el mundo.

¿Cuál sería el comportamiento deseado de un futuro sistema? ¿Y que piensa la señora Laitman sobre el señor Laitman respecto a este asunto? Uno puede ver a la señora Obama o a la señora Clinton, ¡pero, nadie ve a la señora Laitman!

Mi respuesta: La guerra entre los sexos es inventada. La crisis va a borrarla y regresará a todo mundo a su rol natural. Y cuando asumamos nuestro rol natural, nos sentiremos cómodos en la vida.

Cuando yo estudiaba con Rabash, la señora Laitman dedicó mucha de su energía física y emocional a cuidar de mi Maestro y su familia y siempre me ha ayudado en mi camino. ¡Y continúa apoyándome hoy en día!

Sin embargo, “Kol Kvoda Bat Melech Pnima” (la grandeza de una mujer está en su modestia); ella no desea hacerse publicidad o ser famosa. No tiene deseos de entretener al público. Tiene sus hijos y nietos y está completamente feliz así.

Pregunta: En una de sus charlas sobre hombres y mujeres usted dijo, “Si deseamos tener una familia, buena, feliz y triunfadora con buenos hijos, vamos a corregir nuestra interioridad que después se derramará a la exterioridad también”. ¿Así es que mientras no estemos corregidos, por qué debemos casarnos y tener niños que serán infelices?

Mi respuesta: ¡Para que tenga usted algo que corregir! Según la tradición, se rompe un plato y una copa durante las ceremonias de compromiso y matrimonio, que hacen alusión al hecho que empezamos nuestro camino rotos y sin corregir y debemos corregirnos juntos en el matrimonio (Zivug). Por consiguiente, un esposo y su esposa se unen para que el Creador se revele entre ellos (Ish Ve Isha Ve Shechina Beynechem).

Material relacionado:

El hombre, la mujer y la divinidad entre ellos

Homres, mujeres y la corrección del alma

La mujer y la corrección del alma

Video

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta