No damos a nuestros hijos una educación correcta, porque nosotros tampoco la recibimos

Participé en una conversación para la serie televisiva “El efecto mariposa”. Conmigo se encontraban:

Ram Shmueli, General de Brigada en reserva, anteriormente Jefe del escuadrón de inteligencia y Comandante de una base de la fuerza aérea. Presidente de un comité público que supervisa al Ministerio de educación (derecha).
Avihu Sofer, Gerente del Departamento de publicaciones y prensa en Internet. (en medio)

ed

Como Presidente de un comité público que supervisa al Ministerio de Educación, Ram está al tanto de los problemas para educar a las generaciones jóvenes y adultas en la escala local y global. Pero, todos los ministerios de educación se encuentran incapacitados para hacer algo. Estamos desamparados cuando se trata de lo más querido para nosotros: nuestros hijos. No somos capaces de formarlos debidamente y en su lugar dejamos la tarea al egoísmo que está rabiando dentro de ellos. Sólo dejamos que su egoísmo los obligue a chocar entre ellos, los haga sus prisioneros, sin un momento de descanso.

Y todo esto está ocurriendo porque nosotros tampoco hemos recibido una educación adecuada. No fuimos educados para ser “seres humanos”. No recibimos una explicación sobre nuestra sustancia, deseos y atributos y lo que nos gobierna; en dónde queda nuestra libertad de elección; cuáles son las leyes que gobiernan a una sociedad individual; y cuáles son las leyes de nuestro desarrollo. De hecho, no sabemos nada sobre nosotros mismos y lo que nos rodea. Por eso nuestra vida se presenta de esta forma: siempre en la oscuridad.

Material relacionado:

Es necesario fomentar la percepción correcta entre los niños
Como ayudar a los maestros y a los padres
Una lectura de niños: duración: (00:12:18)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: