No existen las imágenes en el mundo espiritual

Recibí una pregunta: ¿Cómo explican los seguidores de la Cabalá el origen y el uso de los amuletos y camafeos cabalísticos con nombres de ángeles o demonios, como Lilit para la protección de los bebés, Ashmodai para proteger a los guerreros, Velzevul y muchos otros?  (Referencias: Hebrew Amulets p. 20, 51, 125; Jewish Tradition In Art p. 20.  Traducción de títulos: Amuletos hebreos y Tradición judía en el Arte). Yo siempre pensé que era perjudicial “relacionarse” con estas criaturas por sus nombres, como colocar sus nombres (Lilit por ejemplo) junto a niños sin protección. Un nombre es una esencia y cuando un demonio ve su nombre escrito, él o ella supuestamente no pueden dañar a la persona que está “protegida”.  ¿Pero que tan correcta es esta suposición y en que se basa?  Yo creo que es lo opuesto, que cuando una persona utiliza estos “métodos” cae en su poder.

Mi respuesta: Tiene usted que cambiar su manera de ver las cosas por completo.  En el mundo espiritual únicamente existen fuerzas.  Pueden ser buenas – altruistas (la fuerza del otorgamiento y el amor) o malas – egoístas.  Sin embargo, allí no existen las imágenes.  Y tampoco existen en nuestro mundo.

En general, no existe ninguna diferencia entre nuestro mundo y el mundo espiritual.  Todo depende de una persona y la clase de fuerzas que discierne. Los camafeos, los talismanes, los amuletos y otros usos de los nombres no tienen ningún poder, como no sea la creencia psicológica que tiene la persona.  Todo esto fue inventado por personas ignorantes que tomaron nombres de fuerzas de la Cabalá.   Así es como se originaron las religiones también.

Material Relacionado:

La Cabalá práctica no utiliza los hilos rojos

Los mandamientos de la naturaleza las leyes del Creador

La semilla de la vida (00:17:19)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta