Un regalo se aprecia en la medida en que quien recibe valora a quien se lo otorga

Reportaje (de Science News Magazine): Las personas se equivocan cuando tienen la esperanza que entre más gasten en regalos, estos serán más apreciados… las personas que los reciben prefieren los regalos que realmente necesitan o que tienen un significado especial personal, sin importar el precio… es ciertamente el pensamiento percibido lo que cuenta…

Mi comentario: Podemos recibir de nuestro mundo tanto como un animal puede hacerlo: sólo lo que es necesario para la existencia de nuestro cuerpo. En este aspecto somos exactamente iguales a los animales. Todo el exceso de lo que “recibimos” es sólo en detrimento nuestro. Hay un dicho muy sabio, “Un poco de comida dañina es más saludable que demasiada comida sana”. El exceso crea el vacío en nosotros, acarreando depresión y la interminable búsqueda del llenado ilusorio.

¿Entonces cómo implementa el Creador Su plan “para deleitar a las criaturas con un placer absoluto y eterno”? Esto no se alcanza incrementando la cantidad del llenado, sino su calidad. No podemos tomar más de lo que es necesario para la existencia de nuestros cuerpos animales. Sin embargo, cuando llegamos a reconocer la grandeza del Creador, quien nos da, se incrementa infinitamente nuestra sensación de lo que recibimos de Él porque Él es infinito. Así es como nosotros alcanzamos la sensación de una vida perfecta y eterna. Por consiguiente, la meta de nuestro desarrollo está en alcanzar, “Prueba y ve qué tan bueno es el Creador”.

Material Relacionado:

Enfocarse en las intenciones en lugar de los deseos

Tu único punto de libertad es tu reacción al Creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta