La crisis es un paso adelante hacia la eterna armonía

concept1Reportaje (traducido de Scepsis.ru): Los últimos años, que generaron  la “era de la globalización”, no pasarán a la historia como años de prosperidad.  Se les estudiará (si queda alguien que los estudie) como épocas de sangrientas guerras regionales, pobreza galopante en el Tercer Mundo y la crisis de la clase media occidental;  una época en la que el progreso tecnológico y la especulación financiera trajo como consecuencia una ganancia exorbitante a algunas decenas de miles y lanzó a cientos de millones al fondo de la escala social.

La crisis actual no será una excepción: mientras platicamos algunos ya están haciendo planes para asegurarse que las pérdidas que sufrieron los especuladores financieros les sean reembolsadas con cargo a los ciudadanos comunes y corrientes y a los deudores de países pobres.

Mi comentario: Todo depende de cómo se observe la crisis. La Cabalá la contempla como el inicio de un bien – como la revelación del mal que es nuestro egoísmo y la revelación que el egoísmo es la única fuente del mal en nuestras vidas.  Es la razón por la cual tan sólo percibimos una fracción diminuta e insignificante de nuestra existencia eterna.  A esta revelación, que el egoísmo es malo, le seguirá la renuncia de él y después la corrección del egoísmo humano hacia el otorgamiento y el amor.

Sentiremos entonces nuestra existencia como armonía eterna, llamada el Mundo Superior o Paraíso.  Y lo sentiremos durante nuestra vida en el cuerpo físico y después de su muerte.  Así pues, aceleremos este proceso estudiando el método de nuestra corrección.

Material Relacionado:

La Cabalá es el remedio para la crisis egoísta

Baal HaSulam describe la ley de la singularidad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta