Karl Marx gana popularidad en Europa

unattainability-in-the-mind-of-a-kabbalistEn las noticias (de Times Online): “Ganancias Kapital”  Con la humillación de algunos de los bancos mundiales más importantes, el mundo se ha estado moviendo en forma misteriosa.  Pero, pocas tan misteriosas como Das Kapital de Karl Marx que ha ingresado a las listas de libros con más ventas en Alemania – un libro que tiende más a ser comprado que leído. …El editor alemán de Marx informa que las ventas han subido enormemente.

Mi comentario: Es obvio que nuestra generación todavía no tiene la madurez moral suficiente para adoptar un sistema de distribución igual y justa conforme a la regla, “de cada quien según su habilidad, y a cada quien según su necesidad”.

Marx también reconoce que sólo “… en niveles avanzados de la sociedad colectiva, desaparecen las alguna vez primitivas jerarquías de la distribución de trabajo y junto con ellas, la contradicción entre el trabajo físico y mental, cuando el trabajo en sí mismo se convertirá en la primera necesidad en lugar del medio para existir, cuando aunado al desarrollo amplio del individuo, las fuerzas de la producción se enriquecerán y todas las fuentes de felicidad pública se derramarán en su gran abundancia – entonces de una vez por todas las estrechas opiniones burguesas serán rechazadas y la sociedad escribirá en su bandera ‘de cada quien según su habilidad, a cada quien según su necesidad'”.

Marx sostenía que la sociedad se desarrolla por medio del choque de fuerzas en ella, progresando de un estado al siguiente por medio de causa y consecuencia.  Al incrementarse la fuerza negativa, destruye el estado presente, y entonces la fuerza positiva forma un estado mejor.  Y esto continúa hasta que la fuerza positiva se revela en toda su perfección.

Pero surge una pregunta: ¿debemos entonces tan sólo esperar que la fuerza negativa lleve a nuestra sociedad a su mejor estado posible?  El problema es que el desarrollo por medio de la influencia de la fuerza negativa es muy largo y lleno de sufrimiento. Sin embargo, los humanos, a diferencia de los animales (que no pueden influir a la naturaleza) pueden utilizar el poder del pensamiento (la mente) para aprender de la naturaleza cómo actuar por nuestra cuenta.  Podemos, por consiguiente, escapar de la influencia de la fuerza negativa y empezar a controlar nuestro desarrollo.

Por ejemplo, cuando una persona tiene que criar muchos pollos, no se sienta a esperar que la gallina incube los huevos y obtener la cantidad y la calidad necesaria de pollos. En lugar de eso, construye una incubadora para criar los pollos en el tiempo, y en la cantidad y calidad requeridas.

Lo mismo pasa en el reino del desarrollo general humano.  El hombre puede observar e investigar las acciones de la naturaleza mirando el proceso de desarrollo social. Puede él entonces encontrar un método conveniente y eficaz que le permita alcanzar una meta final y feliz en el menor tiempo y mínimo sufrimiento.

Esto es lo que Marx intentaba alcanzar mediante sus tácticas.

Material Relacionado:

La crisis financiera ha puesto de moda a Karl Marx en Europa

Como sería vivir en un mundo perfecto

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta