entradas en '' categoría

¿Cuándo desaparecerá el antisemitismo?

anriRecibí una pregunta: La esposa de uno de mis amigos es judía y ella me envió este correo electrónico de un amigo:

“Te envié la Tercera Yihad. Ahora te estoy enviando esto, fotos de una marcha musulmana en San Francisco. ¿Cuándo dejó de estar contra la ley esta clase de discursos promoviendo el odio?”

Así es que le mandé el enlace de www.kab.tv para que vea que existen más de 6,000 almas que se reúnen por la paz y la unidad en Israel. Le dije que pienso que aún hay esperanza para el mundo.

La atemorizante y arrogante respuesta de ella esta mañana me tomó por sorpresa: “Es increíblemente ingenuo pensar que estas 6,000 almas mal aconsejadas  -quienes por cierto,  en su mayoría son lo que yo llamaría judíos que se auto-aborrecen-  de los miles de millones de personas en el mundo que son antisionistas, antiisraelíes o antisemitas, pueden ofrecer un alivio a la gigantesca batalla que enfrentarán los judíos y los infieles en el futuro”. 

Yo creo que es parte de mi responsabilidad anclar la Luz en medio del desasosiego.  ¿Podría usted ayudarme a reconciliar esta reacción negativa tanto de un cristiano como de un judío?

Mi respuesta: No existen los medios de corrección fuera de la diseminación de la sabiduría de la Cabalá a todos. ¡Lamentablemente, si no fuera por el antisemitismo, los judíos se habrían olvidado de todo lo relativo a su predestinación hace tiempo! Todo lo que existe en el mundo, particularmente las cosas negativas, son necesarias hasta que hayamos alcanzado la corrección. Entonces, todas estas cosas desaparecerán.

Una persona avanza sólo cuando siente la necesidad de dejar atrás su condición actual, porque se siente mal dentro de ella. Sin embargo, la Cabalá nos da la posibilidad de ver la meta frente a nosotros. En este caso, la persona avanza hacia la meta; aspira a ella con amor, progresando, en lugar de ser empujada desde atrás por el sufrimiento.

Material relacionado:

¿Qué sucedió en el Congreso internacional de la Cabalá?

¿Cómo se supera el anti-semitismo?

El antisemitismo es causado por la naturaleza humana

¿Cómo fue que la medicina se convirtió en un negocio?

michael-laitman_211Este es un análisis acerca de nuestro seguro médico realizado por el doctor Angelov de Boston en los Estados Unidos (quien también es miembro de Bnei Baruch):

En lo que respecta al seguro médico moderno: del paquete de estímulos destinado a arrancar la economía norteamericana, el 35% irá a la industria médica. El motivo es que cuando empezó la crisis, las tasas de seguro aumentaron y las personas empezaron a ahorrar dinero en visitas médicas y medicinas. En lo que respecta a los desempleados, ellos han perdido el seguro de salud totalmente. El gobierno está tratando de salvar la situación utilizando los mismos principios que provocaron que la industria médica entrara en crisis, en primer lugar: destinar fondos para exaltar el ego, que es la única causa de la crisis.

¿Qué quiero decir? El deseo de ganar dinero se ha vuelto más importante que la relación correcta entre paciente y doctor. La medicina moderna se fundamenta en un principio de lucro. No se trata de cuán efectiva sea, sino de cuánta ganancia aporta. Por consiguiente, no existe confianza entre el doctor y el paciente. El paciente sospecha que el doctor desea hacer dinero a costa de él, en lugar de curarlo, y el doctor tiene temor de que lo demanden por negligencia médica, pues el paciente desea sacar provecho del error médico. Por consiguiente, el principio mismo del seguro médico moderno se basa en el lucro en lugar del cuidado del paciente. Todo está arreglado para que la gente pague por el seguro pero que nunca lo utilice

Y así es como funcionaba el seguro de salud antiguamente: Hace cerca de 4,000 años en China, un curandero hacía sus rondas en el pueblo cada mañana. Se colocaba un recipiente a la entrada de cada casa. Él metía la mano en el recipiente y sacaba una moneda. Si la moneda se encontraba allí, eso quería decir que todos en la casa estaban saludables. Si no había ninguna moneda, eso quería decir que alguien estaba enfermo.  Entonces el curandero entraba y trataba a la persona enferma lo mejor que podía. En este caso, las hierbas, agujas y otros implementos médicos eran pagados con la moneda que no se depositaba en la vasija.

En su tiempo libre, el curandero visitaba a  las personas para asegurarse que las dietas y estilos de vida fueran saludables. Quien no cumpliera con las reglas del seguro (como ser muy perezoso para ejercitarse cada mañana, por ejemplo) quedaba excluido de la ronda diaria del curandero.

Así que el principio del seguro de salud era opuesto a lo que se estila hoy en día. Las personas pagaban dinero para mantener la salud de los demás y la persona que estaba enferma no tenía que pagar.

Mi comentario: Está claro que tenemos que hacer todo lo que sea posible para impedir que la medicina sea un negocio. La principal y primera preocupación de un doctor debe ser que sus pacientes estén saludables en lugar que los pacientes se mantengan enfermos todo el tiempo posible.

En otros tiempos, el egoísmo de las personas era muy pequeño y, por consiguiente, los seguros de salud puestos en práctica en la antigua China eran factibles en cada aldea. Sin embargo, ahora estamos tratando con el problema global y la gente tiene un egoísmo enorme. La única forma de crear un sistema médico correcto bajo estas circunstancias es corrigiendo el egoísmo de la gente para  que todos deseen que los demás tengan salud como se hace dentro de una familia.

La crisis nos mostrará cuán interdependientes somos todos nosotros. Entonces vamos a implementar un seguro de salud que verdaderamente beneficie a la humanidad.

El dilema de un director ejecutivo: ¿cerrar la empresa o explicar las leyes de la Naturaleza a los empleados?

planRecibí una pregunta: Soy el director ejecutivo de una compañía de alta tecnología en el centro de Israel. Actualmente, las ventas están detenidas, pero los gastos continúan acumulándose como antes. Además la crisis puede que continúe desarrollándose de manera impredecible. Tengo dos opciones: ya sea que cierre la empresa y despida a todos los empleados, o recorto todos los gastos al mínimo y espero a que pase la crisis.

Durante una de sus lecciones matinales, usted dijo que todos deberían sentarse frente a una mesa de juntas para aprender las leyes de la Naturaleza. Al hacerlo, atraeríamos una fuerza positiva desde arriba y como resultado, llegaríamos al final de la crisis. Entonces, ¿me recomendaría utilizar los ahorros de mi empresa para sentarme con mis empleados en un salón de clase y enseñarles la ciencia de la corrección? En caso afirmativo, ¿qué debo explicarles?

Mi respuesta: Comuníquese conmigo a través de mi asistente en el 054-560-6721 y podemos reunirnos para discutir la posibilidad de la segunda opción.

Material relacionado:

Que nos les sorprenda que la nueva actitud de la gente pase a ser nosotros en lugar de yo

La crisis va a lavar a todos hasta quedar limpios