El universo entero es nuestra materia (o nuestra cobija, según Dustin Hoffman)

menTodo lo que existe en el mundo se compone de una sola materia – el deseo de recibir o de ser llenado con la Luz del Creador. Lo anterior se aplica a los Mundos Superiores y a nuestro mundo. La diferencia entre cualquier objeto o fenómeno es tan sólo el grado del deseo. Un pequeño deseo forma un objeto en el nivel inanimado de la materia; un deseo mayor -el nivel vegetativo- uno aún mayor,el nivel animado; y el deseo más grande forma a un ser humano. Todos los deseos están interconectados en un sistema. Por medio de nuestros sentidos, no percibimos los deseos reales, sino sólo su cascarón material. La Cabalá nos permite pasar del nivel exterior al interior y por consiguiente, alcanzar las fuerzas que gobiernan al universo entero.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta