La revelación de nuestra conexión es una señal de la venida del Mesías

soul-and-bodyEn el momento en que empecemos a revelar la conexión entre nosotros, estaremos viviendo en la generación del Mesías. Si estamos revelando el hecho que todos somos una familia es la señal de la llegada del Mesías, porque con ello revelamos el sistema de Adam HaRishon. Antes la gente podía hacer lo que quería, pero hoy tiene que volverse semejante a este sistema. Esta conexión simboliza el fin del exilio.

El ARÍ (Rabí Issac Luria) y Jaim Vital percibieron que el exilio llegaba a su fin inclusive en su época, hace 500 años. Por eso Jaim Vital escribió, “Estoy esperando al Mesías, pero Él no llega todavía”. Para él estaba claro que el exilio había terminado. Todos los grandes cabalistas hablan de ello, incluyendo Baal Shem Tov y  Baal HaSulam.

Pero hoy en día no es aparente únicamente a los grandes cabalistas, quienes perciben el sistema completo de las almas en su forma revelada; sino que incluso la persona común  lo descubre ya. Las personas aún no lo sienten, pero escuchan hablar de ello. Cada persona empieza a ver y a sentir que depende de todos. Comienza a percibir que está operando un sistema de conexión mutua. Ésta es la revelación del sistema de las almas, llamado El Primer Hombre, Adam HaRishon. Pero, la fuerza que ahora opera dentro de este sistema de almas es negativa. Es una fuerza opuesta al Creador. Sin embargo, si se lo pides a Él, Él se tornará hacia ti.

(Tomado de la lección del artículo de Baal HaSulam, El cuerno del Mesías, impartida el 24 de marzo de 2009)

Material relacionado:

¿Quién es el Mesias?

Témas selectos de Cabalá

Ver la lección El cuerno del Mesías. Duración (1:28:04) video 

Escuchar la lección El cuerno del Mesias. Duración (1:28:04) audio 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta