Los líderes del grupo G-20 parecen niños jugando a construir una casa

specialMe hicieron dos preguntas sobre la próxima Cumbre del G-20

Pregunta: ¿Deberán llegar los líderes del G-20 a algún acuerdo mutuo que ayude al progreso en el mundo?

Mi respuesta: Por supuesto, la situación los obligará a llegar a algún tipo de acuerdo, pero, ¿qué clase de acuerdo? ¡Pobres, no tienen la solución! Ninguno de ellos tiene algo qué decir. Obama ni siquiera asistió a la última cumbre, argumentando que apenas iniciaba las labores de su mandato.

Nadie puede ofrecer una solución, porque no tienen un plan. Si lo tuvieran, ya lo habrían hecho público a estas alturas, algo habrían concretado. Pero, no lo han hecho. Nada pueden hacer bajo las condiciones de la globalización, porque no cuentan con el “pegamento”, la fuerza para conectar a unos con otros. Incluso Gordon Brown y otros conocidos economistas que han comprendido la necesidad de unirse no saben cómo llevarlo a cabo.

Esta situación me recuerda a los niños que quieren construir una casa pero no saben cómo arreglárselas para realizar la tarea. Gritan, “¡Queremos construir una casa donde todos sean felices!” Todos se encuentran reunidos en el campo de juego, todos están emocionados, pero no saben qué hacer, y por lo tanto, se quedan impotentes con el problema en las manos.

Pregunta: ¿Qué les hace falta?

Mi respuesta: Les hace falta la conexión con la única Fuerza que puede crear la unificación. Sin embargo, a medida que vayan comprendiendo los sistemas del mundo, al fin se darán cuenta que no tienen la conexión con esta Fuerza.

Estas personas son literalmente como niños que quieren construir una casa. ¿Pero, cuál es el siguiente paso? ¿Cómo deben construirla? Es algo que ellos ignoran. Están conscientes que una casa necesita paredes y un techo, pero ¿cómo construirla si no existe un programa, un plan o una fuerza? Para resolver esta tarea, necesitan entender la estructura entera, pero es algo de lo que ellos también carecen. Nadie los envidia, nadie quisiera estar en sus zapatos.

(Tomado de la lección sobre el artículo de Baal HaSulam, Un precepto, impartida el 8 de marzo de 2009).

Material Relacionado:

Lideres del G-20 tienen mucho que temer

Ver la lección (00:53:26)

Escuchar la lección (00:53:26)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta