entradas en '' categoría

Debemos ascender a un nivel de consciencia más elevado para solucionar nuestros problemas

psychiatry-and-kabbalah1-1Hemos revelado una enfermedad, pero aún no nos queda claro cuál podría ser el tratamiento, y por consiguiente, debemos seguir buscándolo. Hasta no encontrarlo, continuaremos teniendo los síntomas y experimentando las crisis. Sin embargo, el tratamiento gradualmente se está revelando. Sabemos que si la humanidad descubre un problema o enfermedad, entonces algunas personas pasarán décadas y hasta siglos buscando el remedio. En la Edad Media, las epidemias que brotaron en Europa fueron tan importantes que acabaron con la mitad de la población. Pero, al final los investigadores encontraron los remedios.

El sufrimiento empuja a la humanidad a buscar y encontrar el remedio. Logra que las personas sean más refinadas, sensibles, inquisitivas e inteligentes. Nuestro deseo abre las puertas de la Naturaleza y uno encuentra lo que está investigando. Existe una respuesta para todo.

Lo mismo aplica a nuestro caso. Como resultado del sufrimiento, descubriremos el remedio a la crisis. Es difícil porque el problema se suscita en nuestro mundo interior, en nuestros deseos y  psiquis, y eso es algo que no sabemos manejar. Últimamente vemos que todos los infortunios que le están sucediendo a la humanidad se están presentando en el nivel psicológico,  ya sea  divorcios,  drogas,  depresiones,  relaciones entre padres e hijos, o  las crisis en la ciencia, en la educación, en la actitud de la gente hacia el mundo y hasta nuestra negligencia hacia la Naturaleza misma. Todo sucede en el nivel de la psicología.

Somos muy débiles cuando se trata de sobreponernos a nuestros problemas psicológicos, puesto que cualquier problema sólo se puede resolver cuando uno se sitúa por encima de éste. Uno puede entonces analizarlo desde un nivel superior y comprenderlo. Nuestra mente puede entonces captar el problema desde todos los ángulos y nuestra consciencia puede “aprehenderlo” por así decirlo. La persona lo estudia, realiza un análisis y una síntesis.

Sin embargo, los problemas psicológicos ocurren en el mismo nivel en que nos encontramos, el nivel humano. Por esta razón tenemos tantos problemas al momento de resolverlos. Si deseamos lograrlo, debemos ascender a un nivel más elevado. Y podemos descubrir cómo hacerlo, tanto instintiva como conscientemente, si tan sólo deseamos elevarnos por encima de nosotros mismos. De otra forma, como dice El Rollo de Esther”, “Esa generación estará condenada a muerte”. Por supuesto que no estaremos conformes con eso y por consiguiente, nos veremos forzados a resolver el problema.

(Tomado de la lección sobre el artículo de Baal Hasulam, Un Precepto, impartida el 5 de marzo de 2009)

Ver la lección

Escuchar la lección

 

Gordon Brown es como un doctor sin los medios para tratar la enfermedad

outlaws-1Recibí una pregunta: Gordon Brown recientemente ofreció un discurso ante el Congreso de los Estados Unidos en el que habló durante cuarenta minutos sobre la necesidad de la globalización tanto del mundo como de la economía. Dijo que la nueva economía debería construirse bajo el principio de “ama a tu prójimo como a ti mismo”. ¿Qué otra cosa debería haber mencionado desde esa tribuna?

Mi respuesta: Debería haber dicho que tiene maestros: el grupo Bnei Baruj, que puede enseñar a toda la humanidad cómo implementarlo. ¿Qué es lo que tiene él, además de estas bellas palabras? Tiene el dinero y la influencia para ponerlo en práctica, pero le falta el contenido. Tan sólo percibe el problema, pero no tiene manera de manejarlo.

¿Tiene alguna recomendación práctica que aportar? Es como un doctor que es perspicaz  para diagnosticar la enfermedad. Practica al paciente una radiografía, análisis de sangre y orina, lo examina y le proporciona una larga lista de enfermedades. Si le preguntamos: “¿Doctor, qué debo hacer ahora?”, y el médico responderá, “Dios proveerá”.

Material relacionado:

Gordón Brown define un proyecto para estructurar la primera sociedad global

El programa para salir de la crisis

¿Debemos estar temerosos de lo que la crisis financiera pudiera traer?

memories-of-past-lives-are-just-fantasies-of-this-lifeRecibí una pregunta: Muchas personas están temerosas de la crisis. ¿Es posible que en corto tiempo nos enfrentemos a guerras, conflictos y violencia?

Mi respuesta: Esa es una posibilidad en todos los países. Estamos observando diversas manifestaciones de eso: problemas y disturbios en diferentes lugares. Las personas que no tienen un lugar para vivir o comida en su mesa pueden perder el control de sí mismas, pues después de todo, nada tienen que perder. Son capaces de hacer lo que sea y cuando estas personas se unen y se enardecen, provocan un estallido nacional.

¿Qué podemos hacer al respecto? No se trata de un enemigo que podamos combatir con armas. Imagínese que podríamos tener a miles de mujeres y niños marchando por las calles sin que pudiera haber una fuerza policíaca que los detuviera.La situación en Estados Unidos probablemente no sea tan grave todavía. Los estadounidenses siempre han estado bien protegidos: cuando los individuos poseen cosas, todo está bien; cuando no las tienen, la situación ya no está bien. Pero nadie se queja. Todavía tienen dinero, bienes y comida para donar a los pobres y a los desempleados.

Sin embargo, pronto estas reservas se agotarán. Las personas ya están preguntando: ¿a dónde fueron a parar los miles de millones de dólares de Obama? La gente no cree que el dinero se haya gastado bien.

En Japón el gobierno le dio a cada ciudadano alrededor de $100 para que las personas al gastarlos revivieran el mercado. Pero, la gente de inmediato guardó el dinero, pensando que lo necesitarán más adelante. Nadie fue de compras ya que las personas tienen miedo de gastar en otra cosa que no sean alimentos.

Usted comprenderá que no tenemos las palancas que controlen al mundo. Hoy en día los gobiernos no controlan nada. Antiguamente, podían regular estos procesos a través de la economía, pero en la actualidad estos mecanismos ya no funcionan.

Material relacionado:

La salida de la recesión consiste en cambiar nuestra actitud

¿Cómo desapareció el dinero para el estimulo de nuevo?

Francia se encuentra en huelga

No son los Rollos de la Torá lo que importa, sino nuestra corrección

there-is-no-time-in-the-torah1Recibí una pregunta: ¿Cuál es su opinión sobre la preparación de los Rollos de la Torá para llevarlos al Templo?

Mi respuesta: Pienso que es necesario preparar a las personas para servir en el Templo, para que puedan alcanzar el atributo del Creador. Por consiguiente, los Rollos de la Torá no son lo más importante. La razón es que la Torá nos fue entregada para nuestra corrección, “Yo he creado el egoísmo y a la Torá para corregirlo”.

Los Rollos de la Torá no aportarán beneficio alguno si el hombre no se corrige. Por lo tanto, lo mejor es que usted se esfuerce en la corrección de las personas.

Material relacionado:

La diferencia entre la corrección espiritual y la observancia ritual

Estamos construyendo el tercer templo

Artículo: Zohar-5

Artículo: Zohar_6

El Creador y Naturaleza son lo mismo

laitman_2008-11-14_7050Recibí dos preguntas sobre lo que el Creador realmente creó:

Pregunta: He escuchado que usted dice, “El Creador y la Naturaleza son lo mismo”. ¿Cómo puede ser esto? ¿Qué creó el Creador, si no la Naturaleza; es decir, el mundo, el universo, y todo lo que está en él?

Mi Respuesta: Todo esto es el Creador. La única cosa que fue creada es tu propio ego.

Pregunta: ¿El Creador nos creó con la intención de recibir más que de otorgar para que tuviéramos nuestro propio deseo y entonces pedirle que lo cambie por la intención de otorgar, así nosotros alcanzaríamos la equivalencia de forma con Él? ¿Pero, el desarrollo de este nuevo deseo, que surgirá de la nada, fuera de la creación misma, no nos llevará al reconocimiento de que estamos separados del Creador?

Mi Respuesta: La corrección precisamente se da por el reconocimiento del mal y de la separación del Creador en virtud del egoísmo.

Material relacionado:

La crisis es una forma de hacernos aceptar el programa de la naturaleza y el método de la corrección