entradas en '' categoría

¿Cómo detener la violencia entre nuestra juventud?

all-the-people-in-the-world-are-sick-with-the-same-sickness-1Recibí una pregunta: Usted dice que no podemos detener el egoísmo en la joven generación: un niño de once años puede apuñalar a otro niño. ¿Hacia adónde vamos? ¿Qué va a ocurrir en diez o quince años, cuando estos niños de diez años tengan veinte años?

Mi respuesta: Primero que nada, los niños no se sienten la obligación de obedecer nuestras leyes porque no se les puede castigar. No se les puede llevar a juicio debido a su edad. Por consiguiente, ¿qué va a ocurrir? A medida que el niño crezca, una fuerza protectora crecerá dentro de él, al mismo tiempo que el miedo, la necesidad de vivir en el mundo como un adulto.  Por lo tanto, algo que podría ser de utilidad es tratarlos como si fueran adultos.

Pero en verdad,  nuestras leyes no están hechas para los niños. Deberían establecerse regulaciones legales aplicables por grupos de edades, y ser diferentes para niños y niñas. Deberíamos saber  que es lo que esperamos de ellos y la manera de castigarlos. Ellos deberían estar al tanto de cuál es la conducta correcta, de acuerdo al sistema de recompensa y castigo.

Un niño debe tener consciencia de todo esto: ese es el verdadero sistema educativo. Un sistema que pueda controlar la cruel naturaleza animal de los seres humanos y que al mismo tiempo forme o cree a una verdadera persona. A cada acción, debe corresponder una reacción. Así es como la madre educa a su hijo: le da un incentivo por alguna acción y lo castiga por otra.

Es la forma de moldear el “barro”. El niño lo comprenderá, puesto que ellos son el “barro” que contiene el deseo de recibir placer. Podemos influir en este deseo diciéndoles: si adquieres esta forma,  recibirás algo dulce, si tomas esta otra forma, tendrás amargura. Así es como creamos a un ser humano.

Sin embargo, si le permitimos que haga lo que quiera y además le sugerimos maneras negativas de conducta, como por ejemplo,  las que aprenden los niños con estos juegos crueles y repugnantes, en donde la gente se mata entre sí;  eso es lo que ellos están viendo en la televisión y en el Internet y no hay castigo alguno por parte de la sociedad; entonces ¿qué resultado esperamos de este tipo de educación? Un niño adorable crecerá para convertirse en un niño detestable.

Por lo tanto, debemos primero educar a los padres sobre el proceso de crear un sistema educativo para sus hijos. De otra forma, la siguiente generación será seguramente peor que la anterior.

(Tomado de la lección sobre el artículo de Baal HaSulam, La esencia de la religión y su propósito, impartida el 17 de febrero de 2009)

Ver la lección La Esencia de la religión y su propósito. Video  (00:55:02)

Escuchar la lección La Esencia de la Religon y su proposito. Audio (00:55:02)

Existe una fuerza que no nos permite dejar de hacer preguntas y transformarnos

now-you-can-share-perceptions-over-the-internetNo somos más que un deseo de recibir controlado por el placer. Este deseo (nosotros) pasa de un estado a otro bajo la influencia de dos fuerzas de atracción y de repulsión. Por lo tanto, sólo hay dos componentes en la creación entera: un deseo de recibir placer y el placer que lo mueve. Los dos existen en todos los niveles y etapas: en los sólidos, en los cristales, los líquidos, los elementos biológicos y químicos y en toda la materia inanimada y animada. El fundamento de todo es un deseo de recibir placer y la satisfacción que se opone al mismo.

Surge una pregunta: Si todo lo que existe es tan sólo el deseo de recibir y su satisfacción, entonces parecería que el sistema es estático. ¿Así que, por qué hay movimiento dentro del sistema desde un principio? Después de todo, el Creador inicialmente creó el deseo de recibir con la ayuda de la fuerza de otorgamiento. De esta forma, este sistema debería alcanzar el equilibrio y dejar de transformarse alcanzando el equilibrio entre dos fuerzas. ¿Por qué, entonces, no se detiene, y está en movimiento perpetuo?

La respuesta es que existe una fuerza más en este sistema. La fuerza que opera en la creación incluye dos componentes: el Creador desea dar placer al deseo que Él creó y además, Él también desea llevar a este deseo a la equivalencia con Él Mismo. Por lo tanto, el deseo tiene una sensación de placer y dentro de esta sensación, revela otra sensación: la sensación del Otorgante.

Esa es la razón de nuestras preguntas, ¿Para qué? ¿Por qué? Y estas preguntas simplemente no nos van a permitir sentarnos a disfrutar la vida. De lo contrario, alcanzaríamos el equilibrio y seríamos como animales. Todo estaría muy bien y toda la Naturaleza se detendría al alcanzar el punto de equilibrio.

Sin embargo, la meta de la creación, es llevar a toda la creación, incluyendo a los niveles inanimado, vegetativo, animal y humano a la equivalencia con el Creador. Por esta razón el movimiento está incorporado en todo. Pero, ¿quién o qué pone todo en movimiento? No es el deseo de disfrutar y recibir placer, sino la sensación del Otorgante, que se revela dentro del placer.

(Tomado de la lección sobre el artículo de Baal HaSulam, La Libertad, impartida el 6 de marzo de 2009)

Ver la lección La Libertad (00:55:51) video

Escuchar la lección La Libertad (00:55:51) audio

A diferencia de la ciencia o la religión, la Cabalá te da una percepción totalmente nueva

go-aroundEn las noticias (de National Geographic): Hoy en día muchos científicos dicen que no sienten un conflicto entre su fe y su trabajo y algunos parecen pensar en la religión durante su investigación. En una encuesta de 1997, aparecida en la revista científica Nature, 40% de los científicos estadounidenses dijeron que creen en Dios. “En los últimos años la astronomía se ha unido de tal forma que ahora podemos narrar una historia coherente” sobre como se formó el universo, dijo Joel Primack, profesor de la Universidad de California, Santa Cruz.  “Esta historia no contradice a Dios, sino al contrario engrandece a (la idea de) Dios”.

En las noticias (de The Stanford Review): Estudiantes y personal saturaron el Auditorio Memorial de la Universidad de Stanford para escuchar al doctor Francis Collins, el reconocido jefe del Proyecto del Genoma Humano y autor del libro The Language of God (El lenguaje de Dios), exponer sus puntos de vista sobre la ciencia, la fe y la facilidad con la cual ambas pueden reconciliarse. Según el doctor Collins, “el naturalismo tiene sus límites”. Collins dio algunos datos que apuntan hacia Dios en la naturaleza como “la irrazonable efectividad de las matemáticas”, y la perfecta armonía de las constantes físicas durante el Big Bang.  Los ejemplos de estas improbabilidades sugieren que existe un Dios Creador. Existe un camino evidente para reconciliar la fe con la ciencia, manifiesta Collins, mediante el rechazo de los extremos y aceptar la “armonía de la línea media”.

Mi comentario: El estudio de la Cabalá le permite a la gente cambiar su intención de “para mi propio beneficio”, en donde se percibe nuestro mundo, a la intención, “para el beneficio del prójimo”, en donde se percibe el Mundo Superior. Al unirse con el prójimo mediante la intención “para beneficio del prójimo”, descubrimos que los demás son parte de uno mismo y que toda en la existencia consiste de dos partes: yo mismo y la Fuerza Superior. Ver la sección sobre Percepción.

Material relacionado:

Evolucionaremos para adquirir el poder sobre la naturaleza

Toda la evolución está orientada a hacernos alcanzar un nivel superior de conciencia

Percepción de la realidad

Artículo:Esencia de la sabiduría de la Cabalá

El juego de la vida tiene nuevas reglas

remindsHoy en día banqueros e industriales por igual dicen que falta la conexión adecuada entre nosotros. Tenemos recursos naturales e industrias, hemos mandado imprimir suficiente dinero, tenemos el deseo: ¡lo tenemos todo! Lo único que nos falta es una cosa: la habilidad de establecer una conexión de trabajo entre todas estas cosas.

De pronto, todo ha dejado de funcionar, a pesar de que hay suficiente de todo en el mundo: aviones, autos, fábricas, bancos, comida, y mil cosas más. ¿Entonces por qué no funciona el sistema? No funciona porque no sabemos cómo conectar todos los componentes. ¿Pero, y antes no podíamos hacerlo tampoco?

Sí, sí podíamos, pero ahora es como si alguien “extraño” hubiera pulsado un botón y la conexión anterior hubiera dejado de operar. Actualmente,  se necesita una nueva conexión. Como en un juego de Monopoly, en donde las reglas del juego han cambiado y debemos aprender las nuevas reglas. Es un nuevo programa que se revela hoy en día bajo la forma de una conexión global.

Toda la humanidad pronto se sentirá entumida, helada. Y la paralización continuará aumentando hasta que el último soplo de aire escape de los neumáticos y toda la maquinaria se detenga totalmente. Esto continuará hasta que encontremos la conexión correcta.

La conexión correcta significa que debemos comportarnos como una sociedad global, una “pequeña aldea”, en donde todos se preocupan de todos los demás. Y eso sólo es posible mediante el amor por el prójimo. Por lo tanto, hasta que no sigamos el programa de “ama a tu prójimo como a ti mismo”, no podremos lograr que el sistema sea operativo. Podemos ir a la guerra en contra de los demás o lo que sea, no servirá de nada. El problema es que la conexión entre nosotros se ha roto y no queda nada por hacer sino unirnos elevándonos por encima de nuestro egoísmo. Eso es lo único que ayudará.

Material relacionado:

El miedo y la sospecha se desvanecerán si todos en el mundo nos unimos

Nadie en el foro económico mundialo quiere admitir que no tiene la solución a la crisis financiera

Artículo: Reunión en Arosa