El ABC de la crisis crediticia

michael-laitman_21María, una conocida contrabandista de licores, decidió agrandar su empresa y eliminar del negocio a su competidora Juana, igualmente dedicada a la fabricación de licor ilegal.

Para poder lograrlo, María empezó a vender su producción ilegal dando crédito a los clientes del pueblo.

Los bebedores empezaron a llegar de todas partes y el volumen de ventas subió por las nubes puesto que, ¡todo era a crédito!

Pero María, no era ninguna tonta: guardaba los recibos de cada venta, con el nombre completo legal de cada cliente, el número de su licencia de conducir, de su pasaporte y la fecha de vencimiento de pago. Sus clientes debían también firmar un convenio contractual

Para redondear el negocio, el sobrino de María trabajaba en la banca por ese entonces. En cuanto vio la cantidad de pagarés firmados, inmediatamente le consiguió a María un préstamo del banco.

¡María invirtió en  azúcar y el negocio despegó!

El banco no veía ningún problema en otorgar préstamos, porque existía una garantía: si María no podía pagar, los clientes tendrían que hacerlo.

En esto, al banco se le ocurrió una idea todavía mejor: clasificaron los recibos por fecha de vencimiento de pago, emitieron bonos y los vendieron a extranjeros.

Por lo tanto, el banco lanzó al mercado los bonos alcohol, respaldados por los recibos, lo que hizo fluir el capital internacional. Los extranjeros, muy felices, empezaron a venderse entre sí estos bonos y el precio empezó a subir. Nadie sabía lo que estos bonos representaban, pero como estaban garantizados por el banco y el valor seguía subiendo, la gente deseaba adquirirlos.

Las cosas hubieran continuado así, pero cuando los bonos llegaron a su vencimiento, le recordaron al banco que había llegado el momento de cobrar el dinero a María o a sus clientes.

Obviamente, los clientes, unos beodos,  no podían pagar y María se declaró en quiebra. Incluso el almacén que había surtido el azúcar a Maria cerró el negocio por la repentina baja de las ventas.

El costo de los bonos alcohol  en el mercado de valores se desplomaron un 95% y el banco necesitó un rescate a expensas de los no bebedores.

Material Relacionado:

Los planes de estímulo son equivalentes a tratar a un alcoholico ofreciendole bebida ilimitada

La ecología y la economía deben caminar unidas

La crisis actual es la primera plaga de Egipto

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta