La crisis económica es realmente carencia de la luz superior

israelSe llama “exilio” a la sensación que tiene una persona cuando siente que es esclavo de su ego. Exilio es cuando uno siente la presión de esta vida, casi como contracciones de parto que se presentan para pasar de esta vida a la Vida Superior.

Hoy en día, al contemplar los problemas que le llueven a la humanidad, debemos comprender que esta sensación de exilio universal muy pronto se va a extender a través de todo el mundo y se va a expresar dentro de cada persona. Va a ocurrir gradualmente, porque afectará a una gran cantidad de personas, a cada una en su nivel individual de desarrollo y en su propia mentalidad. La gente podrá poseer todo lo que desee, pero cuando el deseo egoísta de recibir placer crezca en todos, todos experimentarán una gran depresión, oscuridad y falta de gusto por la existencia. Entretanto, los golpes que nos sacuden se volverán más cualitativos.

Sin embargo, estos golpes no nos dejarán sin trabajo y comida. Por el contrario, van a ocurrir a nivel mental. La persona no tendrá manera de revitalizarse y constantemente se sentirá insatisfecho, al borde de la desesperación.

Tal vez nos parezca que los problemas que se abaten sobre nosotros ocurren en el nivel material. Pero, más adelante descubriremos que en realidad se trata de problemas espirituales. Después de todo, la meta de la creación es hacer avanzar a todos hacia la semejanza con el Creador.

Si el “punto en el corazón”, el deseo por la espiritualidad (otorgamiento, que no debe confundirse con otras definiciones de “espiritualidad”), aun no se ha despertado en una persona, percibe que todo está ocurriendo en la existencia de su cuerpo físico: comida, familia, el estado de la sociedad, etc. Por lo tanto, no puede reconocer que se trata de problemas espirituales.

Incluso si el placer que le falta a una persona es espiritual, no puede comprender que esto es de lo que carece. Únicamente cuando algo grave le ocurre en su vida corporal empieza a entender que se siente mal porque no tiene espiritualidad. Así es como el egoísmo gradualmente se desarrolla en cuatro fases, donde la etapa animada produce la etapa espiritual.

Es por esto que todo el mundo está inmerso en la crisis económica. ¿Por qué la crisis es particularmente económica? ¿Qué tiene que ver todo esto con la economía? La realidad es que este es precisamente el idioma que todos comprendemos, pero de hecho se trata de una falta de Luz.

Material Relacionado:

Nuestra vida depende de nuestras actitudes

Ha llegado un momento de realizar un potenciamiento en nosotros mismos

La crisis continuará hasta que clamemos basta de egoísmos

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta