Tenemos que revelar la magnificencia del sistema en que nos encontramos

upper-worldHace cuatro mil quinientos años, existía una situación similar a la que vivimos hoy en día, y ya había investigadores que comprendieron el extraño fenómeno. Entendieron lo que ocurre en una sociedad aislada, en donde la interdependencia de todos se revela y en donde la gente empieza a percibir que la Naturaleza no les permite relacionarse apropiadamente entre ellos, como la situación se los exige.

Ellos revelaron un método para trabajar con la naturaleza del ser humano para ayudar a la gente a interactuar unos con otros adecuadamente y poder sobrevivir. Sin embargo,  esto no debe lograrse únicamente para sobrevivir, sino también para alcanzar la prosperidad, el desarrollo y el bienestar. Descubrieron que es posible influir en las personas si se les explica que para que eso ocurra es necesario comprender la estructura del sistema.

Es lógico que sea indispensable descubrir el sistema en el que vivimos. Es necesario para comprender lo que nos une, en qué forma somos interdependientes y qué clase de unión tenemos que alcanzar. Tenemos que descubrir cuál es nuestra naturaleza presente, lo que somos capaces de cambiar y lo que no, en dónde está nuestra libertad de elección y cómo podemos cambiar lo que debemos cambiar.

No podemos cambiar el programa o la sustancia de la que estamos hechos y no podemos cambiar el principio bajo el cual el sistema funciona. Lo único que podemos y debemos cambiar es nuestra actitud, perfeccionándola para que sea semejante al sistema integral y harmonioso en que nos encontramos. Esta es la única libertad de elección que tenemos. Es verdaderamente asombroso como todo en la Naturaleza está organizado de tal forma que aunque nosotros queramos intervenir en otros aspectos, nada podemos cambiar. Hemos recibido un sistema en donde todo está predeterminado, excepto por esta única cosa. La conexión entre sus partes es una conexión egoísta pero puede transformarse y eso es precisamente lo que tenemos que lograr.

Existe una ciencia que explica como llevarlo a cabo. Si ustedes utilizan esta ciencia podrán realizarlo. No habla de nada excepto de la conexión entre la gente, resumida en la regla, “Ama a tu prójimo como a ti mismo”. Y ahora esto se revele a través de los distintos problemas.

Esta ciencia nos dice lo que constituye nuestra libertad de elección: la unificación de la gente entre ellos y nada más.  Hoy en día, lo revela la Naturaleza misma, que nos obliga a ver el problema que necesita corrección: la conexión rota entre nosotros. También nos informa cómo trabaja el sistema, cómo podemos lograr la conexión, paso a paso y cómo este enorme y  asombroso sistema universal alcanzará todo su esplendor una vez que todos y cada uno de nosotros, unidos, implementemos la conexión adecuada.

(Tomado de la lección sobre el artículo de Baal HaSulam, Un Precepto, impartida el 5 de marzo de 2009).

Ver la lección

Escuchar la lección

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: