Todos nos encontramos bajo la ley de equilibrio y una existencia cómoda de la Naturaleza

how-do-you-fight-group-lazinessNos esforzamos por alcanzar el equilibrio por cualquier medio, ya sea consciente o inconscientemente. Así es como todos nos relacionamos con todo lo que nos rodea. Sólo nos sentimos cómodos cuando todo a nuestro alrededor está en equilibrio. En todo momento, todo lo que deseamos es alcanzar un equilibrio con las fuerzas que nos influencian. Nuestra única aspiración es neutralizarlas.

Pregunta: ¿Está deseo de equilibrio es bueno o malo?

Mi respuesta: No es ni bueno, ni malo. Es una ley de la Naturaleza que todos aplicamos, ya sea consciente o inconscientemente. Sin embargo, al movernos del modo inconsciente de equilibrarnos al modo consciente, revelamos las fuerzas que nos afectan, incluyendo la principal fuerza que es el Creador. De esta forma alcanzamos la comodidad absoluta.

Pregunta: ¿Entonces, por qué no logramos el equilibrio, a pesar de que constantemente lo estamos buscando?

Mi respuesta: En la vida, la regla es que cada vez que quiero alcanzar un equilibrio, revelo un mayor nivel de desequilibrio. Una persona que desea cien onzas de placer empieza a desear doscientos gramos una vez que obtuvo los primeros 100, para después desear cuatrocientos gramos. Por consiguiente, nunca logra el equilibrio y sin cesar siente la carencia. Las fuerzas de atracción y repulsión nunca están en equilibrio.

Esta ley gobierna nuestras vidas. Examinemos la enfermedad, por ejemplo. Digamos que tengo la presión arterial elevada. ¿Qué significa esto? Significa que mi sistema interno no puede mantener el equilibrio con la presión externa. Por lo tanto, tendré que tomar un medicamento para equilibrarla.

Encima de nosotros hay un peso de columna atmosférica de ochenta kilómetros de alto, por lo que hay toneladas de presión sobre nosotros. Pero, en nuestro interior existe una presión similar que la equilibra. De otra forma, nos aplastaría. Así es que todo lo que existe en la Naturaleza, en todos Sus niveles, está equilibrado. Y cuando observamos un desequilibrio, se revelan los pasos que son necesarios para alcanzar el equilibrio.

(Tomado de la lección sobre el artículo de Baal HaSulam, La Libertad, impartida el 6 de marzo de 2009)

Ver la lección (00:55:51)

Escuchar la lección (00:55:51)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta