Una educación verdadera enseña a los niños a valorar más la verdad que las golosinas

childrenRecibí una pregunta: ¿Cómo se educa un niño por medio de la recompensa y el castigo?

Mi respuesta: No existe otro medio. Así es como el Creador nos trata. Debemos aprender de Él y tratar a los niños como Él nos trata a nosotros. Es lo único que podemos hacer: aprender cómo educar a los niños a partir de la actitud que tiene el Creador hacia nosotros.

Debemos estudiar la forma en que Él nos controla, la forma en que Él juega con nosotros, fingiendo que nos engaña, cuando en realidad a quien Él engaña es a nuestro ego. Empezaremos a comprender que Él engaña a nuestro ego sabiamente, para mostrarnos cómo ser semejantes a Él.

Constantemente Él aumenta la calidad de la recompensa. No solamente nos da golosinas, sino que cambia la manera de animarnos para que avancemos y transformemos nuestro sistema de valores de “dulce versus amargo” a un sistema de valores “verdad versus falsedad”. En realidad, Adam HaRishón cayó cuando confundió sus evaluaciones “verdadero-falso” y “dulce-amargo”.

Por consiguiente, cuando guiamos a los niños, debemos ayudarlos a comprender gradualmente que no deben realizar esfuerzos sólo para recibir golosinas, sino ir incrementando constantemente el valor de “la verdad”. Eso es lo más importante, a pesar de la amargura que sentirán al reemplazar el “dulce” con la “verdad”. ¡Esa es la verdadera educación!

Para lograr lo anterior, debemos darles ejemplos, inventar juegos y proporcionarles el apoyo de la sociedad. Todo esto debe formar parte del sistema educativo. No hay nada más importante que eso. De hecho, el único problema en todo el mundo es el problema educativo. Si pudiéramos educar una sola generación que comprendiera el Gobierno Superior y reaccionara hacia este gobierno correctamente, no necesitaríamos nada más porque el propósito de nuestra vida es establecer una conexión con la Fuerza Superior.

Todo proviene de esta fuerza y por consiguiente, la única relación que debemos construir es nuestra relación con la Fuerza Superior. Debemos revelarla con toda claridad para que el niño la perciba, tenga diálogo con Ella, interactúe, y tenga una conexión consciente con Ella. Eso es lo único que requiere cada persona y por eso necesitamos la sabiduría de la Cabalá, que es la revelación del Creador a su creación.

Debemos revelarlo a Él ahora, mientras estamos vivos en este mundo, ya que de otra forma no sabremos cómo vivir, cómo guiar a nuestros niños y como educar a la siguiente generación. Necesitamos todas estas cosas y por eso la sabiduría de la Cabalá se revela ahora, porque la necesitamos desesperadamente.

(Tomado de la lección sobre el artículo de Baal HaSulam, La esencia de la religión y su propósito, el 17 de febrero de 2009)

Ver la lección: La esencia d ela religión y su propósito duración: (00:55:02)
Escuchar la lección: La esencia de la religión y su propósito: (00:55:02)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta