La unidad entre las personas es única en la Naturaleza

world-kli_01Recibí una pregunta: ¿Por qué nuestra sociedad humana no puede alcanzar el estado de garantía mutua naturalmente, permaneciendo en el nivel animado como las células en un cuerpo?

Respuesta: El ser humano es una criatura demasiado complicada para conectarse con los demás de esta manera. Esa es la razón.

El egoísmo se vuelve cualitativamente más voluminoso en cada nivel de la naturaleza, pasando del nivel inanimado, al vegetativo, al animado, y al humano. Entre más grande es el egoísmo del objeto, es más individualista, y más incapaz de unirse con los otros.  Por lo tanto, a medida que uno se desarrolla, se siente más separado de los demás.

Hoy en día, no son únicamente los psicólogos y sociólogos, sino también los economistas y los políticos quienes están descubriendo que el mundo se ha vuelto interconectado y por lo tanto nosotros – la humanidad – debemos unirnos.  Sin embargo, ellos creen que pueden lograrlo utilizando un método material, y que todo se arreglará si creamos un banco mundial, un gobierno mundial, una educación mundial, y una conexión mundial.

Sin embargo, después de llevar a cabo algunas reuniones más, como la reciente cumbre G20, empezarán a entender que carecen de un método para unirse. Desafortunadamente, antes de que se den cuenta de ello, la gente podría atravesar por grandes sufrimientos, incluyendo la falta de seguridad, una sensación de desorientación, total impotencia, y aflicción universal.  Las personas no pueden soportar estar en la incertidumbre, puesto que estar en alarma constante es peor que la muerte.  Nuestras mentes no pueden funcionar bajo tales circunstancias. Sin embargo, todo eso puede suceder con el fin de darnos cuenta que la única manera de lograr la unificación entre nosotros es elevarnos por encima de nuestra naturaleza egoísta.

Esto no sucede en los niveles inanimado, vegetativo y animal, donde toda la naturaleza y sus partes están instintiva y naturalmente interconectadas.  Se complementan e interactúan entre ellas armoniosamente, sin ninguna libertad de elección o decisión.

La unificación entre las personas, sin embargo, se logra solamente cuando cada individuo conscientemente la realiza. A diferencia de los otros niveles de la naturaleza, el Creador no nos hizo unirnos simplemente dándonos instintos para ello.  Nuestra unificación solamente es posible si adquirimos el atributo de otorgamiento y amor, en el que todos participan y se unen entre sí.  Para alcanzarlo, tenemos que elevarnos por encima de nosotros mismos y de nuestro egoísmo, y cumplir con el mandamiento bíblico de, “ama a tu prójimo como a ti mismo,”

Así es como el atributo del Creador se revelará entre nosotros y nos volveremos semejantes a Él.  Entonces entenderemos por qué Él actuó de esta manera con respecto nosotros.

Material relacionado:

El llamado que hace Brown a la consciencia de los banqueros no será escuchado
La unidad es nuestra fuerza y salvación

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta