No tenemos porque prolongar la crisis

the2520creator2520will2520become2520revealed2520insideRecibí una pregunta: Siempre he sido un buen trabajador responsable, pero recientemente fui despedido de mi empleo. No tengo dinero, pero tengo que alimentar a mi familia. ¿A quién debo de culpar de todo esto: a mi propio ego? ¿Y qué debo hacer ahora?

Mi respuesta: Existe una razón por la situación en que se halla el mundo hoy en día. Todo se está desarrollando con un propósito. La Naturaleza tiene un plan y actualmente está causando  que todas las personas en el mundo, en cada país, se sientan afligidas por los golpes. Estos golpes no nos llegan por casualidad, porque todo lo que pasa a cada persona tiene un fin determinado y deliberado. Todos estamos interconectados dentro de un sistema global, en donde existe un lugar y un programa para cada persona.

Por lo tanto, no le hace ningún bien limitarse a quejarse por haber sido despedido y  preguntar, ¿Qué debo hacer ahora? Las circunstancias requieren que usted se de cuenta y entienda. Esto es en lo que usted se debe enfocar, y si lo hace, su situación mejorará.

Sin embargo, usted no es el único que no entiende lo que está pasando. Sólo observe las reacciones que hay en el mundo a la crisis actual: cada quien sencillamente huye de la situación desagradable hacia algo que le parezca mejor. Las “burbujas” que se crearon han reventado, así que ahora están creando nuevas. Por eso es que el mercado de valores continúa a la alza  y creciendo. ¿De qué otra forma podría estar subiendo si se está despidiendo a los trabajadores, las industrias y la producción están acercándose  a la parálisis y el comercio está desplomándose?

Por lo tanto, es obvio que hoy en día se nos está mintiendo el doble. Es como si hubiéramos tomado una píldora para bajar la fiebre y pensáramos que ya nos hemos curado. Vemos que los precios de las acciones están subiendo y pensamos que todo ha vuelto a la normalidad. Las personas se han consolado, pero en realidad es como tomar una medicina. Por el momento todo parece estar bien.

Pero nuestra situación es como la de una persona que al ir cayendo de un techo, si alguien le preguntara, ¿Cómo estás? él contestara, “Bien, todavía estoy vivo.”

No obstante, las personas viven temerosas. Pero, una persona no puede vivir con un  miedo constante; lo tiene que compensar de alguna forma. No hay nada que podamos hacer hasta que las personas deduzcan el por qué de está situación, ¿Cuál es la causa de la “enfermedad” y cómo está progresando? Así es como encontrarán el camino de la curación.

Esta enfermedad puede continuar durante muchos años si no empezamos a tratarla. Pero, cuando lo hagamos, entonces todo pasará rápida y fácilmente. El remedio existe – es el método de la corrección de la naturaleza del hombre, conocido como “Cabalá.”

Material relacionado:

Asi que usted cree que ha sido una buena persona pienselo con más detenimiento
Nos toca a nosotros convertir el veneno en medicina
La crisis continuará hasta que clamemos basta de egoismos
La solución de la Cabalá a la crisis financiera difiere de una solución con sentido común

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta