Podemos dejar de engañarnos unos a otros construyendo un ducto para la Luz

pipeRecibí una pregunta: ¿Si mi egoísmo se ha vuelto global, eso significa que dependo de todos los demás?

Mi respuesta: Su dependencia en los otros significa que si usted no actúa para beneficiar a todos, nunca va a lograr sus propósitos. Supongamos que soy un conductor de taxi. Un pasajero aborda mi automóvil y lo conduzco a su destino, le cobro el doble de lo que me debe, oculto este dinero del fisco y lo guardo en mi bolsillo. ¡Es todo mío! Pero a la larga, veo que de alguna forma no puedo conservar nada de este dinero. No sé adónde fue o por qué, pero es justo lo que sucede.

De pronto, me rodean los problemas: el banco me engaña, algo no funciona con la mujer y los hijos, mi salud se deteriora y nada va bien. Me enfrento a miles de problemas e infortunios. Todo lo que haga y sin importar cuánto dinero pase por mis manos, ni me rinde nada.

Por lo tanto, la gente debe entender que si continúa actuando de esta forma, sencillamente se está matando. Y no es sencillo explicarle a la gente que sin importar a lo que se dediquen, siempre deben tener consideración por los demás. Así es porque hemos entrado a un nuevo mundo, en donde no podemos continuar engañando como antes lo hacíamos a las autoridades recaudatorias o al pasajero del taxi en el ejemplo anterior. Entonces veremos que tenemos que engañar a nuestros cuerpos egoístas porque ellosl no nos dejan actuar con consideración a los demás.

¿Puede usted imaginar la enorme transición por la que tenemos que atravesar? Sólo se puede lograr mediante la educación, que explique que estamos viviendo en un nuevo mundo y tenemos que acatar esta nueva ley. Y, si no lo hacemos, nos condenamos, nosotros, a nuestras familias, a nuestros allegados y al mundo entero al sufrimiento.

Por lo tanto, la sociedad debe crear estos sistemas educativos. Pueden parecer como simples sistemas educativos, enfocados a explicar estos conceptos, pero de hecho, estarán conectados a la Luz, la única fuerza que puede corregir nuestros deseos. Son nuestros deseos no corregidos que continuamente nos hacen retroceder a nuestros antiguos hábitos, haciéndonos actuar de esta forma, aunque ya quisiéramos ser diferentes y otorgar a los demás. Con la finalidad de  corregir estos deseos, necesitamos una metodología que esté conectada a la Luz y que nos permita canalizar esta Luz hacia nosotros. Es como instalar un ducto que permite que la electricidad llegue a todos y cada uno de los hogares de los consumidores.

Material relacionado:

Baal HaSulam describe la ley de la singularidad
La humanidad y la naturaleza desean la misma cosa unidad
El mundo entero debe aprender las nuevas leyes del mundo global

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta