Un estudio sobre las “tabletas de la generosidad” apunta a la fuente de la satisfacción perfecta

kabbalah-for-everybodyEn las noticias (de la Universidad de Claremont): “La oxitocina: Confianza, tacto y la economía” El investigador y experto en oxitocina de Claremont, Paul Zak, y sus colegas descubrieron que dosis de la hormona oxitocina, producida naturalmente, hacen que las personas sean más confiadas y, por consiguiente, más propensas a regalar dinero a extraños. Esto, a su vez, causa reciprocidad con el sentimiento de “confianza”. Con una dosis más alta de oxitocina, la generosidad del sujeto hacia los extraños se incrementó hasta en un 80%.

Mi comentario: Una vez más queda confirmado que nuestra meta no es el dinero, sino el placer y la satisfacción. Si una persona está satisfecha, entonces no le interesan los rectángulos verdes de papel. Por el contrario, si los trozos de papel no le aportan placer y satisfacción, no los necesita.

Lo mismo se aplica a otras fuentes de placer,  como el poder, la fama y el conocimiento. Por lo tanto, la conclusión a partir de estos hechos es que debemos buscar  la satisfacción perfecta. ¿Cuál es?

Es el Creador, quien es la Fuente de la plenitud perfecta. Revelándolo a Él, encontraremos todo lo que siempre deseamos y más.

Material relacionado:

Aprender a comprender al Creador es la clave para la felicidad
La razón de nuestro sufrimiento y el camino alternativo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta