entradas en '' categoría

¡Las diferencias y la separación no son sino ilusiones!

the2520condition2520of2520entering2520the2520upper2520Recibí una pregunta: Un hombre que sabe que el mundo entero es un sistema único puede empezar a corregirse. Pero, ¿qué ocurre con la gente que no lo sabe y continúan actuando incorrectamente dentro del sistema, perjudicando a los demás?

Mi respuesta: Tenemos que continuar esforzándonos por explicárselos y entre más entiendan lo que se necesita para actuar correctamente, mejor será para todos nosotros.

Usted tiene que ver al mundo como una parte de usted mismo que aún no está corregida y, por lo tanto, le parece que es externa. Sin embargo, si usted la corrige, usted se vinculará con ella y la sentirá como parte suya. Así es como se revela.

Si usted verdaderamente siente cuán profundamente depende de los demás, entonces, en ese mismo instante, descubrirá que todos ellos son parte de usted pero que están todavía fuera de su control. Son como sus propios hijos a quienes siente como una parte inseparable de usted, aunque sean desobedientes y no quieren estar con usted.

Así que usted revela que todas las almas, toda la humanidad son partes de su propia alma. Pero intencionalmente se le engaña haciéndole sentir que están apartadas de usted, que son extrañas. De otra forma, la corrección sería imposible. Si, para empezar, yo hubiera sentido que todo el mundo era parte de mi, no hubiera podido corregir nada. La sensación que tengo que son extraños, que existe una distancia que nos separa, es precisamente la razón por lo cual es tan sencillo para mi corregirlas. Si sintiera a esas partes como dentro de mí, sería terrible y muy difícil de lograr, no podría tocarlas.

Por eso el Creador los  “sacó” fuera de mi y me dio la oportunidad de relacionarme con ellos como extraños. Si deseo acercarlos a mí y recibir una buena influencia de su parte, eso significa que los estoy corrigiendo.  Esta ilusión de separación entre los extraños y yo sirve para mi corrección, pero en realidad, ello son partes mías inseparables.

Material relacionado:

Unidad, la Fuerza de Salvación
Toda la humanidad es el cuerpo de tu alma

Todo es un factor de reconocimiento de la sociedad

children3Recibí una pregunta: ¿Se le puede explicar a una persona lógicamente, antes de que los golpes se hagan presentes, que la igualdad, que puede parecer tan peligrosa y amenazante, no es de hecho tan mala después de todo.  ¿Incluso que uno se puede beneficiar de ella?

Mi respuesta: Cada persona desea encontrarse por encima de los demás, controlarlos y utilizarlos. Si se vuelve igual al resto no tendría nada con que llenar su deseo.

La igualdad no es un medio para crear una sociedad humana perfecta, sino para adherirse a la más elevada fuerza de la Naturaleza, el Creador, y llenarse con la sensación de otorgamiento. Una persona necesita comprobar que el otorgamiento la llena. Si las personas se tratan de esta forma entre ellas, verán que incluso si realizan actos de otorgamiento egoístamente de cualquier manera lo disfrutan. ¡Cada quien siente que es importante, poderoso y generoso, más que nadie más! Claramente se trata de una sensación egoísta. ¿Por qué las personas realizan buenas obras en primer lugar? Porque éstas tienen su valor propio que se presenta en la forma de reconocimiento y honor por parte de la sociedad.

Por ejemplo, ¿qué bien aporta tener un millón de dólares en la cuenta de banco? ¿Qué le pasará mañana a esta suma de dinero? Solamente piense en la actitud positiva que recibiría si lo utilizará para ayudar a los demás. ¡Qué sensación de grandeza y honor! Su familia, hijos, todos alrededor de usted lo apreciarían y respetarían. Eso tiene su valor. Si la opinión social cambia en este sentido, entonces la gente valorará esta satisfacción más que ninguna otra, puesto que la sociedad dicta los comportamientos a través del sistema de valores.

Hoy, por encima de todo, la opinión social hace que valoremos el dinero y la cantidad que poseemos. Una persona tiene un millón de dólares en su cuenta, otra, diez millones. Todos consideran a este último como más saludable, inteligente y apuesto que el resto. Si alguien tiene mil millones, sencillamente eso lo convierte en un ángel. Ya no es un hombre de carne y hueso, es algo inimaginable. Así es nuestra naturaleza interior. Puede usted odiar a una persona, pero al mismo tiempo, lo honra, respeta y aspira a estar cerca de él, todo depende del reconocimiento que tiene de la sociedad.

Material relacionado:

¿Cómo sería vivir en un mundo perfecto?
La igualdad y la individualidad no se excluyen
La desigualdad social – Perseguir ganancias hasta el desastre
¿Cuál es la diferencia entre el dinero y el llenado auténtico?

Beba su té verde y sea feliz

it20all20comes20back20to20youRecibí una pregunta: ¿Si yo experimento placer al someterme al Creador, en dónde estaría mi libre albedrío?

Mi respuesta: Por supuesto que brinda placer, pero el placer no es la cuestión importante en esto. El factor principal en su decisión es la elevación y grandeza de este atributo de otorgamiento en sí. Existe el placer, sin duda, pero la importancia del otorgamiento es la prioridad.

Yo bebo té verde y siento placer. ¿Se le puede llamar placer, o no? No, no se puede, porque percibo satisfacción por el hecho que el té verde es bueno para mi salud. En otras palabras, mi placer es el resultado de la corrección, no mi natural deseo de recibir que jamás me permitiría beber algo tan repugnante. Significa que el placer que se deriva de la sensación de importancia es el resultado de la corrección.

Material relacionado:

Estamos programados en este mundo, pero existe libertad en el mundo superior
La libertad llega por la disposición de otorgar
Prefacio a la Ciencia de la Cabalá – Puntos 13 al 16

La educación por medio del diálogo y la discusión

love-is-providing-others-with-the-means-to-fulfill-their-point-in-the-heartRecibí una pregunta: ¿Cómo podemos combinar el nuevo método de educación con la aspiración de los estudiantes de lograr buenas notas, lo cual les permite continuar sus estudios en una universidad? Después de todo, la sociedad entera está fincada en la competencia.

Mi respuesta: Para tener éxito en la vida, una persona necesita desarrollarse de tal forma que sea verdaderamente libre. Estamos experimentando una crisis en la ciencia, en la educación y la cultura, justamente porque no moldeamos correctamente a la persona.

Las personas modernas ya no pueden hacer descubrimientos en la Naturaleza, ya no pueden revelar nada porque los hemos hecho muy limitados, encasillándolos en marcos muy estrictos. Hemos convertido a cada persona en un tornillo y nada más. El hombre sabe qué profesión debe elegir para ganar más dinero, las materias que hay que estudiar para que esto suceda y esa es la única meta. Pero, esto no le da la felicidad a un hombre, sólo lo vuelve opulento.

El mayor problema es que no le damos al niño la oportunidad de desarrollarse por sí mismo: no necesita inventar o imaginar nada nuevo. Se le da un repaso apresurado del conocimiento para que pase sus exámenes, obtenga buenas notas y continúe con la educación superior,  Cuando hacemos esto, destruimos la creatividad del niño. Esto se convierte en un problema: las personas se convierten en marionetas

Pensamos que necesitamos educar a los niños por lotes distintos y separados y dentro de normas estrictas: clases, exámenes, fórmulas, etc. Sin embargo, la realidad es que nuestra naturaleza no puede soportar esta modalidad. Y si no reformamos este sistema erróneo de educación nuestros niños mismos lo rechazarán. Vemos que las nuevas generaciones desprecian el sistema, a medida que nuestro estado no corregido crece y somos incapaces de encontrarnos a nosotros mismos.

Es posible estudiar geografía, historia, matemáticas y cualquier otra materia de manera muy distinta: con creatividad.  El camino para aprender estos temas debe ser diferente de manera más social. Después de todo, siempre decimos que el mundo es “redondo”, y de igual forma el salón de clases debe ser “redondo” y constituido por todo. Y los niños deben educarse a sí mismos mediante discusiones, preguntas  y respuestas. El papel del instructor es ayudarles a pasar de un tema a otro.

Es precisamente la educación por medio del diálogo, la discusión y el argumento que facilita el desarrollo de una persona. Esto ha sido verificado por miles de años de experiencia acumulada no sólo por la ciencia de la Cabalá, sino por muchas de las culturas antiguas.

Material relacionado:

Las escuelas deberían enseñar a los niños a convertirse en seres humanos
Una educación verdadera enseña a los niños a valorar más la verdad que las golosinas
Cómo ayudar a los maestros y a los padres
Conferencia acerca de la Educación de los Niños (54:41min)

La intención de unirse corrige nuestro deseo

changing-the-world-starts-with-changing-our-intentions1Recibí una pregunta: He terminado la lectura de Cabalá y la física cuántica y he empezado a leer el Libro del Zohar con sus comentarios. ¿Podría explicarme a través de un ejemplo concreto cómo se pueden cambiar las cualidades por las de otorgamiento para, aunque sea por una fracción de segundo, experimentar lo que describe la ciencia de la Cabalá? Lo que entiendo por los libros es que no es necesario cambiar las acciones en nuestras vidas, sólo necesitamos cambiar la intención.

No importa que tanto busque las instrucciones exactas sobre lo que tenga que hacer, no puedo encontrarlas. ¿O, las instrucciones consisten en memorizar todo lo que nos han dicho los cabalistas para reunir todo este conocimiento en uno solo y entonces comprenderemos y sentiremos cómo está estructurado el mundo y podremos penetrar en la materia con toda el alma? Le ruego me platique cómo usted pudo elevarse por encima de su ego.

Mi respuesta: La percepción ocurre dentro de un deseo correctamente orientado hacia la conexión con todos los demás en un todo.  Esto es porque ocurrió un rompimiento y una separación en esta conexión y únicamente esta separación entre nosotros requiere corrección. Perseguir esta meta se llama la “intención” (Kavaná).

Esta intención debe acompañarle en sus estudios de Cabalá, su relación con sus amigos y sus actividades de diseminación. Específicamente, la intención de alcanzar la unificación, por medio de Ohr Makif, despierta una corrección del deseo y en la medida que se corrige, empieza a sentir en este deseo la intención (Ohr Hozer) que perfila el Mundo Superior.

Material relacionado:

Intención y acción
El Nombre del Creador significa “Ven y ve” (Avanzado)
Cuando tenga dudas, sencillamente siga adelante (Avanzado)
Descargar el libro del Zohar
Comprar el libro del Zohar

Las acciones corporales del hombre no influyen el cambio climático

we-cannotEn las noticias (traducido de MIGnews): Las victimas reales y potenciales del calentamiento global acuden a las Naciones Unidas solicitando protección y compensación por el creciente nivel de las aguas, la sequía y otros efectos perjudiciales del cambio climático.

Mi comentario: Las investigaciones recientes muestran que ninguna de nuestras acciones realmente influyen en el cambio climático. Lo único que nos queda es aceptar la opinión de la Cabalá, esto es, que dañamos a la Naturaleza con nuestros deseos egoístas, puesto que nos colocamos en contra de Ella. De hecho, un ser humano es el único elemento egoísta de la Naturaleza y por consiguiente provoca un rompimiento en el equilibrio y la armonía de la Naturaleza.

Las Naciones Unidas deben objetivamente evaluar la información y reconocer que el cambio climático no depende de las actividades corporales humanas. Debe reconocer que la Naturaleza nos fuerza a alcanzar el equilibrio al fundir nuestros deseos y pensamientos con la Naturaleza, pues son los deseos y pensamientos humanos que pueden afectar la Naturaleza y son los que nos diferencian y separan del nivel animal de la Naturaleza.

Únicamente cuando empecemos a buscar métodos diferentes para alcanzar equilibrio con la Naturaleza encontraremos el único método verdadero ofrecido por la Cabalá, cuyo propósito es provocar que la Naturaleza misma haga nacer la fuerza de corrección del hombre.

Material relacionado:

El cambio climático afecta las vidas humanas
No tenemos porque prolongar la crisis

¡Una crisis que todo lo consume!

priestEn las noticias (traducido de MIGnews): “Una fijación en la crisis” A últimos fechas todos los acontecimientos se examinan a la luz de la crisis. Se siente como si la crisis se hubiera convertido en la base de nuestra vida. En otros países, como Rusia, la gente intenta no referirse demasiado a la crisis. Obviamente, nadie pide establecer una censura de los contenidos de la crisis, pero parecería que el mundo entero tiene una fijación en la crisis.

Por cierto, los estadounidenses tienen una teoría que se llama “la teoría del pensamiento positivo”. Afirma que sin pensamientos positivos no se puede avanzar y seguramente no saldremos de la crisis, ya sea a nivel personal, nacional o global.

Mi comentario: La cuestión no es la crisis en sí, sino que la humanidad se vuelve totalmente interconectada. Por consiguiente, mientras no hagamos que nuestra interconexión sea equivalente a los atributos de la Naturaleza, que son mutuos y bondadosos, nuestra condición seguirá empeorando. ¡Además, es imposible convertir el egoísmo en altruismo con las fuerzas de nuestro mundo! Solamente la fuerza que creó el egoísmo es capaz de cambiarlo. Mediante el estudio de la Cabalá atraemos esta fuerza. La Cabalá estudia las propiedades de esta fuerza y cómo atraer su influencia hacia una persona.

Material relacionado:

La humanidad debe ser humilde ante la naturaleza
Estamos juntos como pescados dentro de una red
Congreso de Israel 2009 Lección 3  [01:01:18 min]

Cómo vivir en la nueva aldea global

international-kabbalah-congress70x70_preview1El egoísmo se convirtió en un factor de desequilibrio, pero no quiere decir que tenga que eliminarse, sencillamente tenemos que ajustar la forma en que lo utilizamos.

El deseo egoísta crece dentro de nosotros y si no “reajustamos el programa” como corresponde, cada período de su crecimiento agravará nuestra condición, que así como está, deja mucho que desear. Esta ley de existencia armoniosa en la Naturaleza quiere decir que hasta que instalemos el programa llamado “interacción humanística” no iniciaremos el sistema.

El principio fundamental de esta interacción es relacionarse con otro ser humano como si fuera un miembro cercano de la familia. Mientras que el sistema actual establece condiciones para que una persona utilice a otra, en el nuevo sistema será impensable. Sería comparable a poner la mano en el fuego o robar a su propio hijo.

Al la larga, perderemos si persistimos en seguir las antiguas reglas del juego. Podemos continuar peleando entre nosotros como si alguien fuera bueno y otro malo, y explotarnos unos a los otros. Mientras los lazos que nos unen se encuentren rotos, nada podrá ayudarnos y la crisis se profundizará. Por lo tanto, nos queda una sola opción, unirnos elevándonos sobre nuestro ego. El verdadero vínculo significa que tenemos que comportarnos como las personas que viven en una “aldea” en donde todos se cuidan entre sí.

Material relacionado:

Un modelo de sociedad como sistema abierto y cerrado
¿La crisis nos llevará a acercarnos al marxismo?

La única ciencia verdadera que puede revelar el mundo

russia1Recibí una pregunta: ¿Cuál es la razón que existan tantas suposiciones con respecto a la ciencia de la Cabalá?

Mi respuesta: Baal HaSulam lo explica en varios de sus artículos. Debido a que la ciencia de la Cabalá estuvo oculta durante tanto tiempo, la humanidad intentó encontrar explicaciones a esta sabiduría escondida. Puesto que estaba oculta, pensaron que debía tener algunos poderes maléficos que no debían activarse, y que si se revelaba a un malvado, podría utilizarla en detrimento de los demás, como por ejemplo, la maldición de “Pulsa de Nura” y otras.

¡Es ridículo creer en estas cosas en nuestros días!  Pero hasta el día de hoy existen personas que están convencidas que es posible hacer mucho daño al mundo entero con estas acciones y que todo proviene de la Cabalá.

Además, los cabalistas mismos estaban determinados a alejar a la gente de la ciencia de la Cabalá y permitirles descubrir su extrema ignorancia. Le dieron a la gente la oportunidad de discernir su confusión interior y descubrir sus limitaciones, madurar hacia la verdad y descubrir por su cuenta, por experiencia propia, el pensamiento racional y el sentido común. Básicamente a través de toda la historia de la humanidad, la gente ha estado luchando por encontrar la verdad, que aún no se ha revelado.

Después de todo, sabemos que incluso nuestras ciencias se desarrollan con la ayuda de nuestra imaginación. El científico imagina alguna teoría, empieza a examinar sus suposiciones y llega al descubrimiento. A esto se le llama “realizar una investigación para confirmar una hipótesis”, investigar por medio de la imaginación. Sólo la ciencia de la Cabalá no se desarrolla a través de la imaginación, puesto que es imposible imaginar cualquier cosa que pertenezca al mundo espiritual a partir del mundo material.

Por consiguiente, revelando todas las suposiciones la persona llega a la única ciencia que no tiene nada de irreal y que se revela únicamente a través de la experiencia y no de teorías o suposiciones.

Otro aspecto sorprendente de la Cabalá es el hecho que revela un nuevo mundo dentro del nuevo atributo de una persona, el atributo de otorgamiento.

Los cabalistas tenían  interés que las personas pensaran que la ciencia de la Cabalá era cualquier otra cosa que no es, para que por la confusión y la exclusión aclararan lo que realmente es y pudieran revelarla cuando el mundo estuviera preparado para ella, como lo está ahora.

Material relacionado:

El destino del mundo cuando un sirviente está en el poder
¿Es verdaderamente científico el método de investigación de la Cabalá?

La desigualdad es la fuente de todos los problemas de la sociedad

laitman_2009-05-28_0097_wCuando analizamos los datos estadísticos en el mundo respecto a los fenómenos negativos sociales como las tasas de encarcelamiento, abuso de las drogas, depresión, violencia doméstica, distanciamiento entre padres e hijos, descubrimos algunos puntos muy interesantes.

Resulta que estos problemas son casi inexistentes en los países pobres. Cuando se les ofrece antidepresivos a las personas que viven en países que tienen un nivel social de igualdad, no comprenden lo que les dicen. Sin embargo en las sociedades en donde existe una gran desigualdad social, tomar antidepresivos es la norma corriente y muchas personas tienen sus propios psicólogos o terapeutas.

Al final resulta que el problema no está en la pobreza sino en la desigualdad entre los diferentes estándares de vida y cómo me evalúo frente a los otros dentro de la disparidad que existe entre nosotros. La igualdad es una ley de la Naturaleza, así es que entre menos equilibrada se encuentre una sociedad, más problemas tendrá, como crimen, drogas, depresión, divorcios, etc.  Al mismo tiempo, entre las personas estén más nivelados en sus estándares de vida, menos problemas de esta clase enfrentará  la sociedad.

Usted puede vivir en una cueva y ser feliz, o puede vivir en medio de la prosperidad sin ningún problema: mientras todos en su sociedad vivan de la misma forma. Los problemas se presentan únicamente por la desigualdad, ya que es precisamente la falta de equilibrio que se encuentra en la raíz del mal.

Lograr que todas las personas sean iguales, sin embargo, no es tarea fácil, ya que contradice nuestro deseo egoísta. Por lo tanto, una persona debe recibir compensación: ¿qué obtendríamos siendo iguales a los otros, si nuestro deseo ahora es ser superiores a  los demás? La Cabalá nos dice que sólo revelando al Creador podemos cambiar este deseo y en consecuencia vivir como iguales. Revelar al Creador llenará todos los sentimientos de desigualdad y esa será la recompensa por el compromiso que hacemos de ser iguales a los demás.

La sociedad empieza a entender que la desigualdad alimenta el mal, ya que se opone a la fuerza principal de la Naturaleza, según la cual todo debe estar en equilibrio y en  congruencia. Recibimos el llenado del infinito, el cual existe en absoluta igualdad y por lo tanto percibimos cualquier fenómeno contrario, como si fuera una ruina.