Ascender a la velocidad de la Luz

Preguntas que he recibido sobre el descenso del hombre al egoísmo y su ascenso hacia la espiritualidad.

Pregunta: ¿Cómo sería posible que en un lapso tan breve de tiempo transformáramos nuestra naturaleza egoísta a una altruista si nos hemos venido desarrollando durante miles de encarnaciones sin haberlo logrado?

Mi respuesta: Durante los últimos 5769 años y varias miles de encarnaciones, nos hemos desarrollado en los niveles inanimado, vegetativo y animado. Hemos estado incrementando los deseos del nivel humano: fama, poder, dinero y conocimiento y todos ellos fueron propulsados por la envidia.

Nuestro egoísmo ha continuado creciendo en cada generación hasta que ha llegado a su estado actual en que se ha vuelto integral. Estamos totalmente ligados, somos completamente dependientes uno de otro.

Nuestro desarrollo es similar al de una pirámide. La parte superior de la pirámide es muy angosta que es la razón por la que el período de corrección es breve y debe alcanzarse en una generación. Así es como el tiempo se contrae, al ir subiendo por la pirámide desde la base hasta la cima.

Pregunta: ¿Entonces por qué los cabalistas del pasado se quedaron quietos y no aceleraron nuestro desarrollo histórico?

Mi respuesta: Antes de quedar unidos en un sistema único (durante la segunda mitad del Siglo 20) considerábamos al egoísmo como el motor del progreso. Ahora que ha empezado a oponernos uno contra otro en lugar de unirnos, empezamos a percibirlo como malo. Continuará revelándose como la fuente de todo mal en el mundo; nos forzará a corregirlo y llevarlo a la forma opuesta de comunicación, hacia la compasión, la contribución, el amor.

Hoy en día, los cabalistas, deben ayudar al mundo a rápidamente identificar la fuente de nuestro sufrimiento, revelando nuestra naturaleza egoísta como la fuente de todo mal en el mundo.  Y explicar la racionalidad detrás de estos eventos que ocurren en nosotros y nuestro ambiente, como el efecto de ese poder que nos fuerza a alcanzar la meta más elevada, alcanzar la vida a nivel del Creador

Hasta últimamente este proceso de desarrollo estaba oculto a las masas. Pero hoy en día se ha revelado y exige aclaración para ayudar a diagnosticar estos acontecimientos y a proveer el remedio. Debido a que vivimos exclusivamente en el mundo del egoísmo (la fuerza de recepción) no podemos transformarnos o siquiera empezar a considerar cómo podemos lograrlo.

Por eso nos fue entregada la ciencia de la Cabalá. Al estudiarla, atraemos hacia nosotros la fuerza de otorgamiento, el Creador, “la Luz que regresa a la Fuente”, es decir, la fuerza que transforma el egoísmo en amor y otorgamiento. Ese es el remedio que nos cura.

Pregunta: ¿En dónde obtenemos la fuerza para este ascenso?

Mi respuesta: El descenso forzado de la perfección a la imperfección es extremadamente “lento”, porque el egoísmo debe revelarse gradualmente y salir del dominio del Creador. Por otra parte, nuestro ascenso desde lo más bajo hacia arriba ocurre bajo la influencia de y “a la velocidad de la Luz”.

Pregunta: Teniendo en cuenta que tomó en nuestro mundo miles de millones de años para desarrollarnos después del descenso de los Mundos Superiores, ¿cómo puede el ascenso lograrse en unos cuantos años?

Mi respuesta: Podemos alcanzar la corrección en el transcurso de varios años porque ocurre bajo la influencia de la Luz. La perfección se revela automáticamente del estado de imperfección sencillamente por nuestro cambio de actitud hacia ella.

Todo nuestro papel entero en la corrección es similar al deseo que tiene una gota de semen en convertirse en un ser humano, así es de imperceptible en comparación con las acciones de los padres en su concepción, nacimiento, educación y convertirse en una persona.

Además el imperceptible deseo de llegar a ser Adam (de la palabra “Dome” semejante al Creador), el Creador hace todo el resto. Así es que hagamos lo que Él espera de nosotros y lleguemos a ser como Él.

Material relacionado:

¿Qué sitio ocupa usted en la pirámide de la humanidad?
La Cabalá es la ciencia para la corrección del mundo
El Libro del Zohar – Capítulo “La intención en la oración”

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta