El propósito de nuestra dependencia y enajenación

changing-the-world-starts-with-changing-our-intentionsDebido a que nuestros deseos egoístas constantemente se desarrollan, también percibimos al mundo como desarrollándose, ya que éste es nuestra percepción interior, subjetiva. Conforme nuestro deseo crece, sentimos que nos volvemos más desarrollados, sin embargo, también nos sentimos más vacíos.

A medida que cada deseo egoísta individual  (cada persona) se desarrolla,  empieza a sentir su dependencia en otros deseos egoístas (otras personas). Al mismo tiempo, los percibe como ajenos y extraños a sí mismo. Este tipo de percepción fue creada dentro de nosotros a propósito, para que pudiéramos recolectar  todos los otros deseos y hacerlos propios.

Es con el propósito de obligarnos a ello que las circunstancias nos fuerzan a sentir nuestra dependencia en el ambiente, ya sea en nuestro país o pueblo, nuestros parientes, el mundo, o toda la humanidad. Descubriremos más adelante que nuestra conexión con el mundo no es simplemente necesaria para nuestra existencia en esta vida, sino  para crear el Mundo Superior y nuestra existencia futura.

Esta es la razón por lo que una nueva ley se nos revela en este mundo: la ley de la participación mutua, o la ley de la garantía mutua, el altruismo y la unidad.

Material relacionado:

¿Cómo puede el mundo entero convertirse en una sola familia?
La unidad entre las personas es única en la naturaleza
Unidad la fuerza de salvacion
La unidad es la forma de recibir satisfacción total
La revelación de la divinidad
La Obligación

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: