Se nos conduce a la perfección a través de una cura de bondad absoluta

laitman_2009-06_3382_wRecibí una pregunta: ¿Si uno desea saber si vive según el principio de necesidad básica, qué debería hacer?

Mi respuesta: Estudiar. No hay otra cosa más que invocar la Luz que Reforma a través del estudio y conocerse a uno mismo en relación a los demás, la sociedad y el Creador. Al hacer esto la persona se corrige a sí misma.

Cómo es que funciona en realidad, es un misterio para nosotros. Si usted se siente deprimido, empiece a estudiar, pues está escrito, “es una cura para cualquier carne”. La raíz que todos los problemas es la crisis, en otras palabras, la destrucción y el rompimiento del alma común, lo que quiere decir que en lugar de estar dentro del amor caímos en el odio. Por consiguiente, todo lo que necesitamos corregir es esa misma raíz de cada uno de nuestros problemas.

El alma común había estado en el estado del Infinito y después se rompió en una miríada de almas individuales, separadas por el egoísmo. Este es nuestro estado el día de hoy, y debido a ese rompimiento, todo lo que percibimos hoy es este mundo en lugar del Infinito. Al corregir el rompimiento por medio de un acto de unión, regresaremos una vez más al mundo del Infinito (perfección infinita y eterna).

Tal vez usted desea recibir una solución temporal. Digamos que una persona está hospitalizada sufriendo de dolores agudos y necesita una cirugía, pero entretanto se le administra algo para el dolor, sedantes (no la cura, ni el tratamiento).

Si una persona lo pide, es necesario ayudarlo. Pero, junto con el sedante, es necesario explicarle cuál es la situación: existe un programa para su desarrollo, y él está bajo su tutela; existe un propósito para su vida, que es alcanzar un estado eterno y perfecto. Todos sus estados y su destino vienen de una Fuente y esa Fuente es la cura.

Si esta persona puede ver que no todo es casualidad y que necesita sufrir golpes incesantes hasta que descubra que todo se ha hecho por bondad para conducirlo a su destino, esta percepción le dará la calma. La percepción es el medicamento para el dolor. Junto con sus estudios, inicia su tratamiento, toma control de su destino y asegura su buena fortuna.

Material relacionado:

Curar al mundo, cúrate tú mismo

Los doctores tienen un nuevo diagnóstico: “El síndrome de la crisis”

La tarea más importante en la vida

Séptima Charla – “Dos Mundos: Nuestro mundo y lo espiritual”

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta