El juego de la vida contiene el Pensamiento del Creador

laitman_2008_32001

Recibí una pregunta: Usted dice que si una persona por voluntad propia conscientemente realiza el programa de la creación, alcanzará el plan del Creador. Pero, cuando un niño está armando un rompecabezas, todo lo que él desea es reconstituir la imagen completa y no se conecta con el pensamiento de quien creó el juego, ¿no es así?

Mi respuesta: El niño no arma meramente el contenido de la caja que contiene las piezas del rompecabezas. Como resultado de su actividad, él se desarrolla hacia el estado en que descubre la inteligencia de un adulto dentro de sí mismo, muy parecido al que utilizó la persona que creó el rompecabezas. Empieza a comprender el propósito y función de cada uno de los elementos del juego y en esto radica su crecimiento.

Toda nuestra vida es un rompecabezas. Pero el rompecabezas contiene el pensamiento del Creador que lo creó. Por consiguiente, a medida que vamos armando este rompecabezas con un deseo consciente de alcanzar a quien lo creó, lo alcanzamos a Él. Desde el principio fuimos creados de manera que al buscar al Creador del mundo en nuestro estado (y la Cabalá nos dice cómo buscarlo a Él), lo revelamos a Él. El esfuerzo de la búsqueda es lo único que se requiere de nosotros, igual que un bebé necesita solamente de nutrirse para crecer.

Pregunta (continuación): ¿Y que me dice de estos mundos espirituales si revelamos al Creador en nuestro mundo?

Mi respuesta: Este es el mecanismo interior -nuestra conexión con el Creador a través de todos los mundos. Yo existo en este mundo únicamente en mi percepción, entendimiento y sensación, mientras que en realidad existo en el mundo del Infinito, conectado inseparablemente al Creador. Pero, Él quiere que yo desee esta conexión por mi propia voluntad. Por eso es que me siento distante y separado de Él, para que gradualmente pueda ir hasta Él, al estado en el que yo ya existo y en el que siempre he existido. Tan sólo necesito agregar un poco de esfuerzo para poder revelar este mecanismo.

Por ejemplo, la ciencia moderna sólo necesita observar una gota de semen para determinar las cualidades futuras de la persona que se desarrolla de ésta. En otras palabras, ya todo existe dentro de la gota de semen; todo lo que necesita es la fuerza del desarrollo. Lo mismo se aplica a nuestra alma: todo está ya incluido dentro de una minúscula chispa de Luz y nosotros solamente necesitamos aplicar nuestro esfuerzo en ello. No creamos una nueva creación, sencillamente revelamos un mecanismo ya existente.

Nuestra conexión con el Creador ya existe. Todo lo que necesitamos es expresar el deseo de revelarlo.

Material relacionado:

Tu único punto de libertad es tu reacción al creador
Convirtiendo el ocultamiento en revelación
Nuestro avance depende de nuestro esfuerzo y deseo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta