El método para alcanzar una plenitud infinita

escalatorToda nuestra vida se reduce a intentar llenar nuestros deseos o anticipar el momento en que el deseo va a encontrar el placer, como el primer sorbo de agua de alguien que está muriendo de sed. Pero solamente sentimos el placer en el primer instante en que el deseo y el placer entran en contacto. Una vez que el placer invade el deseo, de inmediato empieza a anular el deseo y en consecuencia el placer.

Incluso el placer sexual, que es tan poderoso y es considerado la raíz de todos los placeres, dura tan sólo un momento. Después de lo cual la persona debe pensar en otras formas de satisfacción. Por lo tanto, nos vemos siempre impulsados a perseguir cualquier cosa, ya que el encuentro entre el deseo y el placer es lo que nosotros llamamos la vida.

Sin la constante búsqueda de llevar placer a sus deseos, no puede decirse que la persona esté viva, ya que no tendría nada porque existir. De hecho, si una persona no puede llenar su deseo, estará dispuesta a quitarse la vida. Empero, la humanidad está destinada a llegar a un punto en donde la gente se va a sentir de esta forma, pero ni siquiera podrá privarse de la vida y poner fin a su deplorable estado pues no tendrá la fuerza para ello. ¿Qué es lo que haremos entonces?

Baal HaSulam dice que solamente existe una solución: “En lugar de la recepción egoísta, debemos alcanzar el otorgamiento. Llénense ustedes de otorgamiento porque nunca podrán llenarse recibiendo. Ya lo han puesto a prueba y lo han comprobado. Pero, les diré un secreto: existe un método que puede darles la habilidad de experimentar placer perfecto e ilimitado. Les proporcionará una plenitud que abarca todo, incluso aquello que está más allá de las fronteras de esta vida. Pero deben saber que esta plenitud no se alcanza con la recepción egoísta, sino a través del otorgamiento. El motivo es que todo lo que pertenece a sus cualidades humanas existe fuera de ustedes: en los deseos o almas de los otros”.

Esto es lo que quiere decir Baal HaSulam cuando nos dice: “Prueben para que vean cuán bueno es el Creador”. Intenten ver por ustedes mismos que el otorgamiento (el Creador) es la plenitud, la bondad, la perfección. Y entonces tendrán un infinito deseo de infinita plenitud.

El único propósito de la ciencia de la Cabalá es conducir a la persona a ese estado.

Material relacionado:

Cuando uno no sabe lo que quiere
El verdadero otorgamiento es el que se realiza cuando salimos de nosotros mismos (Avanzado)
Dos caminos para alcanzar nuestra meta

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta