¿Para qué castigarse a uno mismo?

save[1]Las personas piensan que el Creador nos castiga de la misma manera que es aceptada entre nosotros en este mundo: uno ha hecho algo malo y ha recibido un castigo por esto.Pero tal cosa no existe.

Yo mismo genero mi castigo: cuando en algo yo no corrijo mi deseo de recibir placer, entonces aquella imperfección, mi deseo que no ha recibido las correcciones en el grado donde era necesario hacerlo, se convierte en mi castigo en el grado siguiente.

Por ejemplo, el alumno no estudió como era necesario en el tercer grado. Pero, a pesar de esto, lo han pasado al cuatro grado. Y todo aquel material, que él no aprendió en el tercer grado, lo necesita en el cuatro grado para avanzar.

Por eso, él siente pesadez y tiene problemas en su estudio, siendo sencillamente el castigo para él. ¿Pero quién ha convenido este castigo? Solamente él mismo arrastra este castigo tras de sí.

Y así, grado tras grado. Este castigo  aumenta cada vez más, como una bola de nieve, y se convierte en tal pesada carga, que resulta imposible avanzar con ella. Pero no hay nadie sobre el que uno puede quejarse; se necesitó simplemente corregir el pasado.

Así se siente ahora toda la humanidad. Estamos arrastrando esta carga de las correcciones que no han sido realizadas a tiempo, y, como consecuencia, llegamos a la crisis mundial. Y tal situación es programada desde arriba.

Pero hoy ya tenemos que empezar la corrección. Ahora no importa en que estado he caído, que he pasado, cuando y donde he sido perezoso no realizando la corrección.

Yo debo ahora, a pesar de toda esa pesadez que aumenta, empezar a elevarme y corregir el pasado.

El pasado se corrige en el presente.

(Extracto de la lección diaria de Cabalá)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta