¿Para quién estamos trabajando? ¿Para nosotros o para el Creador?

laitman_2009-05-xx_ny_6618Pregunta: Está escrito: “Lo importante no es tu recompensa, sino para quién trabajas”. ¿Cómo lograr pensar en esto y no en la recompensa?

Respuesta: Estas palabras pueden confundir a la persona. ¿Para quién trabaja? ¡Para sí misma y para nadie más! Esta prohibido imaginar al Creador en cualquier tipo de forma  o imagen. El Creador es el atributo de otorgamiento que tenemos que descubrir dentro de nosotros. Por lo tanto la pregunta “¿Para quién trabajo?”, depende de con quién me identifico.

Si lo hago con mi deseo egoísta, me parece que trabajo para el Creador que es ajeno a mí. Alternativamente,  si me puedo identificar con el punto en el corazón, que es el atributo de otorgamiento, (el embrión del alma) eso querrá decir que deseo alcanzar la revelación en mí del atributo de otorgamiento que se llama el Creador.

Pues el Creador es Boré, de las palabras Bo, ven y Re, ve, y significa que tenemos que descubrir este atributo en nuestro interior. Así es que no existe nadie fuera de mí para quien trabaje. Estoy trabajando en mi propia corrección para alcanzar el otorgamiento y el amor que se llama “el Creador”.

Por otra parte, si me imagino que el Creador está en algún sitio fuera de mí y que tengo la obligación de trabajar para Él cumpliendo todos sus deseos, esto me llevará a entender en forma incorrecta los textos cabalísticos. Fue así que se originaron la religión y el judaísmo cuando la gente perdió la percepción del Creador durante la destrucción del segundo Templo.  Más adelante  el Cristianismo y el Islam también se derivaron del judaísmo.  En estas religiones, se habla del Creador como si estuviera fuera de la persona, separada de ella, en lugar de que esté en su interior.

Durante la época del segundo Templo, el Creador desapareció de las sensaciones del hombre y se ocultó de él y la imagen correcta del mundo se desvaneció pues la gente empezó a pensar que el Creador es alguien que existe separado de nosotros y que no es un atributo que debemos descubrir dentro de nosotros. Empezaron a creer que tenemos un amo, para quien estamos obligados a trabajar como esclavos. Todas las religiones están fundadas en esta interpretación equivocada de la esencia del Creador.

En vez de imaginar al Creador como el atributo más importante de la creación que se expresa en una persona, la gente empezó a pensar en Él como en un individuo exterior, que está sentado en algún sitio de los cielos y gobierna toda nuestra vida. Por eso es tan importante aprender las correctas definiciones cabalísticas pues de otra forma es muy fácil equivocarse y convertir todo en una mera religión.

En la Cabalá estas reglas se expresan a través de estas sencillas expresiones: No hay Luz sin un Kli, no existe el Creador sin la creación, Boré = Bo+Re etc.

(Extracto de la preparación de la lección diaria de Cabalá).

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta