entradas en '' categoría

Sobre Rabash (La charla ante la tumba de Rabash el 23 de septiembre 2009)

img_5652_100Estando cerca de Rabash, siempre me sorprendía la brevedad y “formalidad”, con la que vivía  las ceremonias fúnebres que recuerdan a los muertos. Los hombres estamos obligados anualmente a cumplir con el ritual: venir al cementerio, decir unas palabras en la tumba y partir. Y debemos regresar cada año, nada más.

En el sentido corporal, el ritual es triste, pero desde el punto de vista espiritual, la ceremonia es alegre. En realidad cumplimos un rito que para el hombre debe ser gozoso. Debe estar feliz de que se libró del “cuerpo”, que el deseo egoísta ha muerto en él, y que el deseo de otorgar y amar, llamado “el alma”, ha ascendido a un nuevo nivel: de  lo “terrenal” – la recepción – a los “cielos” – el otorgamiento.

Al volver cada año a visitar el deseo enterrado, el hombre se asegura que no hay nada más que tenga que tomar de él para corregir y elevarse todavía más. Pues la elevación se produce sólo por la corrección y conversión del egoísmo en otorgamiento.

Una vez que hayamos corregido todos nuestros deseos, no quedará nada en “la tumba”, y llegaremos a  “la resurrección de los muertos”. Cuando los muertos (los deseos) resuciten, ya no será preciso realizar estos rituales.

Rabash, actuó como ningún otro cabalista lo había hecho antes que él. Aceptó alumnos seculares en un grupo que se localizaba en medio de una comunidad ortodoxa en la ciudad de Bnei-Brak para enseñarles la ciencia de la Cabalá.

A pesar de todo, tuvo el valor de llevarlo a cabo y logró abrir una brecha.  Empezó a escribir artículos y dar clases para principiantes, incluyendo a personas seculares. Hizo todo lo posible para difundir el estudio de la Cabalá.

Lo más importante que nos legó son sus artículos y su espíritu. Todo lo que tenemos hoy, toda nuestro fundamento lo construyó él. Siento que todo este tiempo lo único que hago es continuar su obra y eso me da la fortaleza para continuar. Espero seguir transmitiendo a todos ustedes todo lo que tengo, incluyendo el espíritu de Rabash que recibí de él.

Este hombre en su esencia es un puente; el engranaje que une a todos los grandes cabalistas del pasado desde Abraham hasta Baal HaSulam con nosotros. Con su espíritu nos transmitió la ciencia de la Cabalá. Vivimos dentro de su Kli y él nos está apoyando.

Tenemos que agradecer al Creador por habernos enviado un alma tan grande, que incluso hoy nos mantiene dentro de él, propiciando nuestro desarrollo. Toda la espiritualidad que alcanzamos es gracias a su ayuda, su fuerza que actúa entre nosotros. Por eso nos llamamos “Bnei Baruj”, “los hijos del Baruj”. Esperemos que de verdad nos convirtamos en los hijos de Baruj Ashlag, el Rabash.

(Sobre mi plática ante la tumba de Rabash esta mañana del 23 de septiembre, 2009)

Material Relacionado:

Los mundos espirituales son grados de conexión entre nuestras almas

Los grandes sabios del pasado

En memoria de rabash

Sea como un ladrón astuto que se roba a sí mismo

chitryi_100_wpEn la espiritualidad no existe el descenso. El hombre siempre conserva lo que ha alcanzado. Sin embargo,  recibe un nuevo deseo egoísta, y por esta razón siente como si descendiera.

Pero  no piense que la fuerza de otorgamiento le ha abandonado. Precisamente con ayuda de esta fuerza, ha merecido una mayor revelación del egoísmo y tiene que alegrarse que le permitan sentirse aún más deforme, revelar más deseos que es posible corregir, y elevarse mucho más que antes.

El hombre debe sentirse como si fuera un rastreador que penetra en la profundidad del deseo egoísta y que saca de allí los trozos que se pueden adjuntar al otorgamiento.

Debe emplear todos sus atributos naturales, como lo haría un ladrón o un mentiroso, para robar y estafar a su propio egoísmo.

Después de todo el egoísmo es simplemente un animal, y no puede conocer la intención del hombre. Únicamente comprende la ventaja simple y directa. Vivimos dentro de este egoísmo y todo lo hacemos solamente para él.  No reconocemos que tenemos que tratar con un animal dentro de nosotros que siempre está exigiendo que lo sirvamos.

Pero él no comprende la mente y la astucia humana y por esta razón al relacionarnos correctamente con él, es posible obligarle a  hacer todo lo que el hombre necesita.

Material Relacionado:

Detengan al ladrón

Avanzar hacia adelante esperando ayuda

El éxito seguro esta en la constancia

Gradualmente llegamos al otorgamiento

Debemos diferenciar donde esta el nivel de mi yo que es el animal y darle solo lo que necesita proporcionándole poco a poco el cambio al otorgamiento. Cada uno de nosotros recibe las situaciones óptimas para nuestro desarrollo, por lo tanto a la Cabalá se llega solo por medio de los golpes, la pregunta es ¿Cuántos golpes han de ser suficiente?

Lección 18/08/09 3ra clase minuto 33:42 al 37:46

En memoria de Rabash

rabash-2_100_wpHoy es el día en que conmemoramos a mi Maestro el Rav Baruch Shalom Levi Ashlag, Rabash. A todos nosotros nos nutre lo que hemos recibido de él. Fue la única persona que comprendió a Baal HaSulam, que continuó su camino y que transmitió el método a algunos de sus estudiantes. El hecho que ahora podamos avanzar empleando el método de Baal HaSulam -ver, escuchar, sentir y entender lo que escribió- es posible gracias a Rabash.

Rabash solía escribir un artículo por semana y contamos con más de cuatrocientos de sus artículos. En ellos, nos explica enteramente la ciencia de la Cabalá, así como todo lo que se refiere al trabajo interior de la persona. A través de estos artículos, nos brinda la oportunidad de alcanzar la percepción del mundo espiritual. Él explicó el método sistemáticamente, de una manera sencilla, accesible, para que las personas logren una conectarse.

La razón por la que él cita tan a menudo la Torá, el Talmud y otras fuentes cabalísticas es para vincularnos con las fuentes originales y ayudarnos a comprender cómo pensaban sus autores, grandes cabalistas, pues así es como ellos nos transmitieron sus sensaciones.

No hay duda que de que gracias a los libros de Rabash, podemos conectarnos con los escritos de Baal HaSulam. Sin las explicaciones de Rabash, sería imposible ni siquiera “abrir” los libros de Baal HaSulam.

Me siento muy agradecido con la Fuerza Superior por haberme enviado un Maestro tan grande y que por medio de él hayamos recibido la Cabalá. El trabajo que realizó durante su vida abrió para todos nosotros un umbral espiritual para penetrar hacia un nuevo nivel en la revelación del método de la Cabalá.

Baal HaSulam también estableció este método en sus artículos, pero permaneció oculto. Rabash tomó la obra de su padre y la reescribió de manera que el mundo pudiera entenderla. Igualmente, la transmitió en forma oral a sus estudiantes.

Rabash fue el primer cabalista en toda la historia de la Cabalá que abiertamente aceptó estudiantes. Después de un año de estudiar con Rabash, impartí algunas conferencias en el Centro Berg. Las pláticas no eran para el público en general, sino para los instructores. Después de estas conferencias, todos los instructores abandonaron el Centro Berg, pues comprendieron que lo que estudiaban allí no era Cabalá, sino un tema comercial.

Los llevé a estudiar con Rabash, junto con un grupo de hombres jóvenes, seculares. En su totalidad eran como unas cuarenta personas. Rabash tenía 77 años en ese momento y había vivido toda su vida en Bnei Brak, una comunidad judía ortodoxa, en donde se observaban una gran cantidad de prohibiciones y restricciones. Pero, a pesar de todo, no tuvo temor en aceptar a estos jóvenes, laicos para estudiar con él.

Estas personas no tenían planes para regresar a la religión, venían a estudiar Cabalá con él exclusivamente. Así es como él empezó a enseñar la Cabalá a estos hombres seculares de Tel Aviv. Esta fue la revolución que inició y que encauzó al mundo hacia su corrección. Este fue un fenómeno totalmente nuevo que no se había visto antes en toda la historia de la Cabalá. Fue el inicio de una diseminación a gran escala de la ciencia de la Cabalá, cuando estos cuarenta estudiantes continuaron con el camino marcado por él.

Rabash fue un gran revolucionario. Poseía una fuerza interior inmensa que le permitió lograr todo eso, desafiando a la comunidad jasídica y a sus familiares.

Todo lo que tengo lo recibí de él. Nuestro grupo, Bnei Baruj (los hijos de Baruj) se llama así en su nombre. Y yo creo que verdaderamente mereceremos convertirnos en sus herederos espirituales.

¡Bendita sea su memoria!

Material relacionado:

Rabash el último gran cabalista
Rabash: Experiencia en Tiberíades

Como unirse uno mismo consigo mismo.

laitman_2009-06_3382_w[1]Hay una etapa en el descubrimiento de la Fuerza Superior General, donde el hombre debe hacer una aclaración especial, porque se encuentra con dos factores opuestos.

Por una parte, el hombre se encuentra en el mundo, comprendiendo que él mismo es todo este mundo. Por otra parte, el hombre es incapaz de relacionarse con el mundo como si éste fuera una parte inherente de él mismo y adherirlo consigo.

Es la fuerza Superior, el Creador, quien le pone los obstáculos. Hasta que el hombre no perciba al Creador, que es la cualidad de total entrega de sí, el hombre no podrá unir las partes del mundo en sí mismo. Se revela una fuerza complementaria, que gobierna su naturaleza. Al hombre le gustaría unirse y cambiar el mundo para el bien, ¡pero no es capaz de hacerlo, no es capaz de cambiarse a si mismo!

Para esto él necesita elevarse al nivel más alto. La unión con estas partes externas, que ahora él ve que le pertenecen, ya no le permiten ser tan egoísta como antes. Es semejante a descubrir que el enemigo es un familiar tuyo, muy cercano a ti. Esto ocurre en la vida, y sólo podemos lamentarnos por haber tenido una mala actitud en el pasado.

¡Pero esta corrección no es suficiente, porque desaparece en él el odio que es sustituido por el amor!

Yo llego a este nuevo nivel con todo mi egoísmo de antes, que no desaparece en ningún sitio, y no puedo hacer nada con él. Como ocurre en algunas ocasiones cuando nos vemos obligados a tratar bien a alguien y no somos capaces de obligarnos a hacerlo. Por mucho que lo intente, sigo sintiendo odio y rechazo hacia él.

¿Y qué podemos hacer? Aquí es necesario hacer un esfuerzo complementario para construir las nuevas relaciones sobre el rechazo y el odio anteriores.

Esta nueva actitud se llama la nueva intención para otorgar por encima del estado anterior, el estado anterior del deseo egoísta.

Material Relacionado:

El hombre despertara y se encontrara en un nuevo mundo

Una persona es un mundo entero

Toda la humanidad es el cuerpo de tu alma

La ley es única para el clima y la economía

laitman_38[1]En las noticias (de Nature): La llegada de cambios súbitos, agudos e irreversibles en el clima de la Tierra y las intermitencias del sistema en el trabajo de los mercados financieros, hoy se manifiestan como fenómenos e indicios.

En ambos casos, en la medida de que el sistema se acerca al punto crítico, detrás del que sigue el cambio brusco de su estado, el sistema da señales semejantes.

Mi comentario: La ley es única para toda la naturaleza en general, incluso toda nuestra civilización. Pero estos son ya las primeras revelaciones de la dependencia global e integral de todas sus partes.

Todo esto nos obligará a unirnos en un sistema integral único, y entonces cesarán los cambios negativos. Todo llegará a la armonía, incluso los cambios “irreversibles” en el clima de la Tierra.

Material Relacionado:

La crisis es sistemática y global

Que es o que realmente esta afectando el clima en la tierra

Como cambiar la actitud hacia la naturaleza

 

Cada uno va a revelar al Creador

laitman_20_wp[1]Pregunta: Últimamente, y especialmente durante la crisis, el estudio de la Cabalá es propuesto como el único medio para la existencia ulterior de la humanidad en general, y para la salida de la crisis económica en particular.

Usted debe comprender que, lo más probable, esto evoca la reacción contraria, porque todo lo que no es la necesidad natural de la persona, evoca el rechazo. ¿Y si la ciencia de la Cabalá está lista para la educación general? Está claro que el avance espiritual es universal, y cada uno encontrará su camino durante el estudio, pero precisamente es el camino, el que no es tan cercano. Y ahora usted habla sobre que se necesita un acceso diferenciado a la enseñanza.

Y la cosa más importante es si todos deben estudiar la Cabalá, o es suficiente que exista alguna masa crítica para el avance universal. ¿Y entonces quién debe estudiar? ¿Quién tiene la necesidad de esto? Pero entonces la forma en que ahora la ciencia es propuesta para su estudio probablemente debe ser otra.

Claro, que la Cabalá debe ser accesible a todos los que deseen, ¿pero tales misiones universales no van a devaluar a esta ciencia en los ojos de, primeramente, aquellas personas a quien esto es propuesto? Me parece que, perdón por el término, “la vulgarización” de la Cabalá, es decir, la tentativa de explicar en el nivel primitivo tales nociones como “el amor recíproco” o “la unidad de las almas”, es poco probable que traiga éxito. El deseo de explicar en una forma simple a cada persona estas verdades eternas, es comprensible. Pero ya que usted mismo habla que esta comprensión es posible solamente después de la corrección. Y en este caso, ¿la difusión no daña a esto?

Respuesta: Una de las respuestas más simples es la siguiente: yo actúo en la forma en que me ordenan mis Maestros. Léalos y después usted consentirá conmigo.

La Cabalá es la ciencia práctica y la revelación del Creador a cada persona en el mundo (Esta definición de la Cabalá es tomada del artículo, La esencia de la sabiduría de la Cabalá, escrito por Baal HaSulam). Por eso, es necesario traerla a CADA uno. Y no somos nosotros los que tenemos que determinar, quién es capaz de realizarla, porque poco a poco TODOS llegarán a esta necesidad. Y yo cumplo el papel del propagador.

Material Relacionado:

Revelar la universalidad de la cábala

Caminaría a través de una pared que no pudiese percibir

Todos los mundos espirituales se encuentran dentro de usted

Estar conscientes de la Fuente es la diferencia entre el placer y el dolor

29_100_wpRecibí una pregunta: ¿Cómo puede una persona evitar el sufrimiento?

Mi respuesta: Pregúntese usted mismo: ¿quién le inflige los problemas y el sufrimiento? Si usted siente que todo proviene del Creador usted se va a sentir mejor.

Es lo mismo que un cirujano que lo opera: aunque es un proceso doloroso, usted sabe que lo que está haciendo está bien. De hecho, si usted entiende la gravedad de su enfermedad y la eficacia del tratamiento, entonces no sentirá el dolor. Si usted entiende que la operación lo hará curarse, hasta le habría pedido al cirujano que realizara la operación antes.

Así es porque no tenemos la sensación que sentimos sufrimiento. La sensación del sufrimiento no la provoca el dolor mismo, sino el hecho que no sentimos a quien inflige este dolor en nosotros.

Si usted percibiera que el dolor lo causa un cirujano y no un criminal entonces no lo experimentaría como dolor y hasta estaría agradecido en lugar de intentar luchar contra lo que el criminal le hace.

Así es que de lo que usted carece no es la desconexión del dolor o del acto mismo, sino de la revelación del Creador, quien es el responsable por las acciones, así como también de su propósito. Solamente entonces usted sentirá placer en lugar de sufrimiento.

En realidad es un problema psicológico. Incluso los experimentos científicos muestran que el sufrimiento y el placer que se sienten en el cuerpo tienen su origen en varios procesos. El dolor y el placer son sólo surgimientos de sensaciones en dos distintas direcciones. Para el cuerpo son la misma cosa, y es solamente después que la mente discierne que son diferentes. El cuerpo, sin embargo, los siente como si fueran la misma cosa.

Material relacionado:

Cómo ir por la vida sin sufrimiento
El placer infinito se encuentra justo frente a usted avanzado

Preparación para recibir la bendición

La bendicion es la fuerza que nos corrige, es la fuerza que nos llena, como debemos prepararnos para recibirla y como nos acompaña a lo largo de nuestro proceso de corrección.
(Tercera clase matinal 22/09/2009)


Los grandes manuscritos nunca mueren

idra_raba_100_wpPregunta: ¿Por qué tantos cabalistas quemaban sus manuscritos?

Respuesta: Los cabalistas consideran que a veces es suficiente que la revelación de lo oculto se escriba o se diga en voz alta. Incluso, basta con que el cabalista sencillamente piense en algo, ya que con sus pensamientos y con sus deseos corrige a la creación.

Por eso es que después de escribir los textos no sentían pena al quemarlos. Los conservaban sólo en caso de que su generación fuera capaz de utilizarlos correctamente.

Por esta razón muchos cabalistas, incluyendo a Baal HaSulam, quemaban sus libros y manuscritos. Y hubo grandes cabalistas, como el Baal Shem Tov, que no dejaron ni una palabra por escrito.

Además, el cabalista ve inmediatamente las consecuencias que trae su corrección a las almas de la gente. Mientras que en el mundo material vemos que si alguien hace el bien al prójimo, más tarde eso se transforma en  mal. Si una persona no corrige lo que debe corregir por sí misma y nosotros lo hacemos por él/ella, equivale a robarle. Y también es ir en contra del Creador.

Si a una persona no le va bien en la vida, es el Creador quien con toda intención lo propicia para obligarla a corregir su actitud con la gente que la rodea. Pero, en vez de corregir estos problemas mediante una relación correcta entre nosotros, tratamos de compensarlo por medio de la caridad en el mundo material. Como resultado el mundo va cayendo hacia  estados más graves que antes.

En consecuencia, los cabalistas con su trabajo espiritual llevan a cabo correcciones verdaderamente importantes, y todas las demás acciones sólo producen el efecto contrario. Todavía tendremos que revelar sobre lo anterior.

(Extracto de la tercera parte de la lección diaria de Cabalá)

Material relacionado:

La fuerza mágica del libro auténtico de Cabalá
El poder oculto de la Torá
El destino del mundo cuando un sirviente está en el poder
La herencia de las grandes almas es nuestra
Aspire a alcanzar al Creador y deje que Su Luz lo corrija